El auge de los ultrabooks: a medio camino entre la tablet y el portátil

0

Situándose como un híbrido entre la potencia de los portátiles y la versatilidad de las tablets, los ultrabooks de 13 pulgadas han causado sensación. Con un diseño elegante y una gran capacidad en formato reducido, su portabilidad amenaza con sentar las bases de los ordenadores del futuro.

Un portátil de alta gama en pequeño formato

En esencia, un ultrabook es un portátil de alta gama, pero que, a diferencia de cuanto cabría esperar de su tamaño, guardan un diseño delgado que no compromete en absoluto su elevado rendimiento. Es por dicho motivo que su presencia en el mercado ha servido de gran utilidad para todo tipo de usuarios, aunque con especial dedicación a aquellos que precisan de una máquina potente y portable, oscilando entre las 13 y las 17 pulgadas. Presentando amplísimas mejoras desde su primer prototipo hacia 2011, los ultrabooks han venido para quedarse y sacudir el público del laptop.

En la mayoría de los casos, los usuarios buscan un ultrabook de gran rendimiento, pero limitado a unas 13 pulgadas para incrementar su agilidad de transporte. Exponiendo algunos de sus modelos más codiciados, aquí encontrarás una buena comparativa entre ultrabooks de 13 pulgadas, de Huawei a Asus, con mucho que ofrecer. Aunque, probablemente, uno de los talones de Aquiles de la mayoría de ultrabooks sea su escasa batería, el resto de características que ofrecen pueden ser de gran interés para aquellos usuarios que demandan un aparato pequeño y de gran calidad.

La montaña rusa de los tamaños


En algún momento de nuestra historia tecnológica, el ser humano optó por dejar de agrandar los aparatos electrónicos tratando de encontrar la fórmula para comprimir la capacidad en pequeños dispositivos. Sin embargo, la aparición de los smartphones y el aumento de la resolución en los dispositivos móviles inició una carrera por crear televisores más grandes, pero también portátiles enormes. Una evolución que, en cierto modo, creó una frontera extraña entre el ordenador de sobremesa y el ordenador portátil y que, por fortuna, ha vuelto a revertirse.

Como se ha mencionado, los ultrabooks son, a grandes rasgos, súper ordenadores condensados en un muy poco espacio. Este hecho, no obstante, trae sus desventajas, tales como memorias RAM soldadas que permiten poca o ninguna ampliación, así como altavoces de menor calidad o una batería poco práctica. Sin embargo, todavía podemos encontrar en el mercado modelos que, pese a sus contrariedades, son toda una declaración de principios de la que podemos sacar gran utilidad y provecho.

Al fin y al cabo, siempre es bueno percatarse de que no todo es posible. Si precisamos de un portátil redundantemente portátil, su capacidad será menor. Y, por el contrario, si queremos una gran máquina será difícil encontrar su modelo análogo en la línea de ordenadores portátiles. Por ello, los ultrabooks de 13 pulgadas –su menor tamaño– se sitúan bien en dicha línea. Capaces de ofrecernos una gran cantidad de posibilidades, que van desde la más sencilla actividad a la más compleja, pudiendo transportarlos cómodamente en una mochila.

Más allá del rendimiento, la elegancia

Uno de los motivos por los que los ultrabooks han copado el mercado de los portátiles, además de sus características internas, es la elegancia de su diseño. Del mismo modo que este factor contribuyó a la compra de los ordenadores con pantalla integrada como los Mac de Apple, muchas empresas los incluyen en sus instalaciones por su aspecto sencillo y pulcro. Una razón de peso para introducir más usuarios, incluso indirectos, al universo de los ultrabooks y que, también en el caso empresarial, resultan ideales para operar tanto dentro como fuera de la oficina.

Presentando un modelo ejemplar de los que ofrece en su comparativa la plataforma oficinas2cero.com, el Matebook 13 de Huawei es un pequeño monstruo que, con un procesador de 10ª generación Intel Core i5-10210U, ofrece una resolución que parece insólita para su tamaño. Nada más y nada menos que una pantalla a resolución 2k fullview que, junto con su marco de tan sólo 4’4 milímetros, ofrece una visión amplia y perfecta de cuanto visionemos en su interfaz. Además, contando con 512GB de almacenamiento SSD y tecnología One Touch para iniciarlo al tocarlo.

Contras ampliamente salvables

Abordando los contras de los ultrabooks, además de la batería, muchos usuarios reportan en sus opiniones su poca conectividad, dado que su pequeño tamaño impide acoplar múltiples puertos de entrada en su superficie. Sin embargo, en una era donde los archivos en la nubehan superado ya los pendrives, así como los ratones inalámbricos, dicho impedimento se limita únicamente a unas pocas funciones. Por ejemplo, en el ámbito de la producción musical, si precisamos de conexión a una tarjeta de sonido

Definitivamente, y pese a sus pequeños puntos en contra que justamente expone la plataforma de comparación oficinas2cero.com, los ultrabooks son un aparato impresionante para quienes exigen gran calidad y rendimiento en un pequeño formato. En un momento donde el teletrabajo ha hecho de cualquier lugar nuestro puesto de trabajo, erigiéndose como un dispositivo fácilmente ubicuo e integrable. A la par, todo un hito en el mercado de los ordenadores portátiles que, sin lugar a dudas, ha marcado las tendencias del futuro de sus usuarios.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies