Renting o Leasing, ¿Qué opción elegir?

0

Tanto si eres empresario, autónomo, o bien emprendedor, en varias ocasiones tendrás que adquirir o renovar los bienes de tu empresa. Si no se dispone del capital necesario para cubrir estas necesidades, actualmente en el mercado existen opciones como el renting o el leasing que pueden ser tu opción más rentable.

Si precisas de equipos como elevadoras, furgonetas, tractores, camiones, u otros bienes, puedes contactar con una experta empresa de renting y leasing de vehículos industriales. Los expertos de esta empresa pueden asesorarte en elegir la mejor opción para tu negocio, de igual forma conviene saber cuáles son las diferencias entre el renting y el leasing.

La palabra “renting” proviene del inglés y significa alquiler. El renting básicamente consiste en un contrato de alquiler sobre un bien mueble. Mediante contrato, el arrendador cede el bien mueble a cambio de que el arrendatario pague una cantidad periódica de dinero cada cierto tiempo acordado. Los contratos de renting por lo general son superiores a un año. Cualquier persona, ya sea física o una empresa, puede ser arrendatario alquilando su bien mueble con fines personales o profesionales.

Muchos contratos de renting incluyen servicios adicionales al alquiler del bien mueble. Por ejemplo, si contratas con renting un camión frigorífico, además de disfrutarlo, no tendrás que preocuparte por el mantenimiento, el seguro del vehículo o posibles reparaciones en caso de avería.

El leasing es un sistema de arrendamiento de bienes muebles más moderno que el renting. Cuando firmas un contrato de leasing, sabes que al final del mismo podrás adquirir o renovar los bienes de equipo por un precio inferior al del mercado. A través del leasing muchos empresarios amortizan de una forma más efectiva y rápida los bienes que adquieren.


PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE RENTING Y LEASING

La diferencia fundamental consiste en que con el renting no podrás comprar el bien mueble al finalizar el contrato; con el leasing si dispones de esa opción. Este aspecto, da cierta ventaja al leasing comparándolo con el renting. Si tienes una empresa o negocio deberás sopesar esta diferencia principal. También ten en cuenta que las personas físicas o particulares no pueden firmar contratos de leasing y solo pueden optar por el renting.

Tanto con el leasing como con el renting no tendrás que realizar un gran desembolso económico para disfrutar del bien mueble. Cómodamente podrás pagar las cuotas del uso de los equipos con tu trabajo. Pero con el leasing al finalizar el contrato puedes adquirir la maquinaria o renovarla por otra más moderna. Al margen, existen multitud de ventajas fiscales que pueden ayudarte a ahorrar y mejorar los beneficios de tu negocio.

En conclusión, tanto el leasing como el renting ofrecen muchas ventajas. Tendrás que ver qué tipo de contrato te beneficia más. La mayoría de las veces es más rentable adquirir mediante leasing los bienes cuyo plazo de obsolescencia es mayor. Por contra, conviene elegir el renting para los bienes muebles cuya evolución tecnológica es más rápida, como en el caso de los ordenadores o equipos informáticos.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies