¿Qué es ser un detective privado y cuáles son sus funciones?

0

Un detective privado es un profesional que se encarga de investigar los hechos y las circunstancias que los rodearon. También se dedica a investigar a las posibles personas que puedan estar relacionadas, así como también su presunta involucración en el caso.

Un detective privado tiene que ser muy observador para no obviar ningún detalle que pueda darle pistas para resolver su investigación. El trabajo de detective privado no puede hacerlo cualquiera. Se necesita una licencia que provenga de una formación reconocida para poder ejercer.

Cuando se nombran las palabras “detective privado”, parece que se esté hablando de algún personaje de ficción como Sherlock Holmes pero nada más lejos de la realidad. Es un trabajo de lo más normal que debe cumplir las siguientes funciones. Veamos cuáles son.

Funciones de un detective privado

Aunque el trabajo del detective privado se haga, en muchos casos, de manera independiente, el profesional está obligado a colaborar con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en el caso de que la investigación haya apuntado a algún delito o a cualquier otro asunto que afecte a la seguridad ciudadana.

Un detective privado tiene la función de conseguir información y aportar pruebas sobre conductas o hechos privados. Una vez hecho esto, el profesional tiene que confeccionar un informe de investigación y de colaboración con los servicios de seguridad del país.


Para ello, está obligado a corroborar la veracidad de esos informes de investigación. La ley les prohíbe aceptar cargos de personas que no son aptas para desarrollar esa función y tampoco pueden investigar delitos de oficio, ni utilizar material que hayan conseguido fuera de sus fuentes de trabajo.

Requisitos para ser detective privado

Una de las condiciones, entre otras muchas, que tiene que tener un detective privado es ser mayor de edad, tener la nacionalidad de algún estado miembro de la Unión Europea y carecer de antecedentes penales.

A nivel académico, es necesario estar titulado. Puede ser universitario relacionado con el ámbito de la investigación privada o a través de algún curso de investigación privada. En cualquiera de los dos casos, la formación tiene que estar reglada y que acredite que tienes la competencia suficiente como para desarrollar esta profesión. Además, los títulos deben estar reconocidos por el Ministerio del Interior.

Cuando te preparas para ser detective privado, los centros educativos te facilitan el temario para que conozcas bien el marco formativo de la seguridad privada.

Un detective privado debe saber los derechos deontológicos del sector privado, así como el contenido de la materia de derecho y criminalización. Esto, a su vez, lo capacita para aplicar técnicas y métodos de investigación criminalística.

Por tanto, en su formación también debe adquirir habilidades dictadas por la Secretaría del Estado de Seguridad.

Si decides formarte como detective privado, debes saber que puedes orientar tu vida profesional a trabajar como escolta, investigador de deudores o cualquier puesto de vigilancia, entre otros. Solo tienes que recurrir a centros de formación reconocida, como por ejemplo, Inesem Business School. ¿Te apuntas?

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies