Domingo 26 de Junio de 2022

15 años del 0-3 en el Bernabéu

0

Este próximo mes de diciembre se cumplirán 15 años de una de las fechas más importantes de la historia del Recreativo de Huelva. En la noche del cada vez más lejano 20 de diciembre de 2006, el Recre asaltó el Santiago Bernabéu y logró imponerse por 0 goles a 3.

Del mismo modo que sucede en la actualidad, el Madrid lideraba las predicciones y los pronósticos de los especialistas, siempre atentos al estado de forma de los clubes. La victoria a domicilio fue sorprendente por la condición de David contra Goliat. Este tipo de situaciones son las que provocan que el fútbol sea un deporte tan seguido, con un grado de imprevisibilidad muy elevado.

El Recreativo firmó el partido perfecto desde el minuto cero. El Madrid directamente no compareció sobre su estadio y acabó recibiendo tres goles de un equipo muy inferior sobre el papel. El conjunto local colocó sobre el campo a una gran cantidad de jugadores ofensivos, nombres propios que son historia del fútbol. En la portería se ubicaba Iker Casillas, acompañado por una línea defensiva de cuatro hombres formada por Roberto Carlos, Cannavaro, Sergio Ramos y Míchel Salgado. En el medio del campo Capello posicionó a Emerson y a Guti como capitanes de la sala de máquinas. Por último, en la demarcación ofensiva del terreno de juego había una línea de cuatro hombres conformada por Raúl, van Nistelrooy, Ronaldo y Beckham. Un Madrid repleto de estrellas que no tuvo el control del enfrentamiento en ningún momento.

En relación a los visitantes, Marcelino, quien ocupaba el puesto de Alberto Gallego, colocó sobre el Bernabéu la misma formación que los locales: López Vallejo en la portería, cuatro defensas: Poli, Beto, Abrante y Merino, dos pivotes: Viqueira y Vázquez, y cuatro jugadores ofensivos: Tornavaca, Cazorla, Uche y Sinama-Pongolle. Fue este último quien abrió el marcador en el minuto 35 de la primera parte. El resultado de un gol a cero a favor se mantuvo hasta el 52, cuando Uche perforó la portería de Casillas por segunda ocasión.


El encargado de cerrar la fiesta fue Emilio Viqueira, quien se estrenaba como anotador en esa temporada. El público que llenaba las gradas del coliseo madridista recriminó al equipo su actitud, en una muestra de impotencia total frente al vendaval ofensivo del club decano del fútbol español. Los pañuelos volaron al viento cuando ambos equipos abandonaron el terreno de juego. Un hito histórico en la trayectoria del Recre y una noche para el recuerdo en la que un conjunto humilde logró bailar al Madrid de los Galácticos. Un equipo que era reverenciado en todo el mundo por la gran cantidad de cracks que conformaban su plantilla.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies