Pouso: “Tengo una espina grande con este club”

0

El entrenador del Recreativo de Huelva, Carlos Pouso, ha realizado la última rueda de prensa previa del Decano esta temporada, ya que este domingo pondrá fin a su peor campaña en 131 años de historia, con dos descensos consecutivos y la marcha del club a la quinta categoría del fútbol nacional. Pouso reconocía su grado de culpabilidad en este desastre deportivo, del que no se escapa casi nadie en la plantilla, los diferentes cuerpos técnicos y los responsables burocráticos de la entidad. “Los datos son irrefutables y fríos, ya que no hemos conseguido poner un paracaídas para frenar la caída. Mi grado de responsabilidad es un 100%, lo asumo con toda dignidad y evidentemente culpables somos todos. Me parecería una falta de respeto acordarme de los entrenadores anteriores. Una vez consumado el primer descenso yo no he sido capaz de evitar el segundo. A pesar de mejorar en facetas del juego, los resultados no indican eso. Tengo una espina grande con este club, con esta afición y con esta ciudad y mi sensación es que no voy a poder venir a esta provincia ni de vacaciones. Mi sentimiento ahora mismo es ese, de culpabilidad y me estoy apagando como una vela. Yo al Recre le tengo que estar agradecido pero no le he devuelto la confianza con resultados, que es de lo que vivimos jugadores y entrenadore, por eso estoy desacreditado”.

Y sobre el recibimiento que espera que les vuelva a dar los socios y aficionados del Decano reconoce que “hemos hecho el canelo y nos tienen que silbar e insultar y tenemos que agachar la cabeza porque también es digno saber aceptar las críticas de la afición. No les hemos dado ni una puñetera alegría y es normal que manifiesten su frustración. Estamos para escondernos y no nos queda otra que reconocer que lo hemos hecho mal y ser humildes”, aunque afirmaba que “los profesionales lo estamos viviendo esto con mucho dolor, somos humanos y tenemos familias que sufren por nosotros. En cualquier profesión cuando haces mal tu trabajo te llaman la atención. La única diferencia con otras profesiones es que hay más gente observando. Cualquier aficionado sabe de este deporte. No está bien lo de las pintadas pero tenemos que asumir que hemos hecho las cosas mal y la gente nos lo recrimina y tenemos que saberlo aceptar. A la afición no podemos pedirle nada, ni siquiera respeto. No hemos matado a nadie, solamente a disgustos a alguno, así que cualquier decisión que ellos tomen nos la tenemos que comer. Es lo que hemos generado y tenemos que saber capear lo que nos venga”.


Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies