Opinión: Huelva Te Mira y la amenaza a los cabezos

0

(Firma: Huelva Te Mira)  La reciente publicación de artículos en medios de tirada nacional ha proyectado a todo el país la gravísima amenaza que se cierne sobre La Joya, sobre la que colectivos onubenses llevamos advirtiendo desde hace años. Es la ciudadanía la que ha puesto el foco de atención en este problema que afecta a los Cabezos de Huelva, identidad de la ciudad. Es la ciudadanía la que ha recabado apoyos institucionales e independientes como los del Defensor del Pueblo Andaluz, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Instituto Geológico y Minero de España, especialistas de más de 40 centros de investigación, incluida la Universidad de Huelva.

Se ha puesto en evidencia a nivel nacional el incomprensible empecinamiento del Ayuntamiento de Huelva en desarrollar unos planes urbanísticos desfasados, determinados en un PGOU del siglo pasado con los criterios desarrollista especuladores que dieron lugar a la explosión de la burbuja inmobiliaria en nuestro país.

El PGOU consideró los Cabezos como meros vacíos urbanos de los que sacar tajada, confiriendo unos coeficientes de aprovechamiento y edificabilidad muy elevados, despreciando sus condiciones orográficas y sus valores naturales, culturales, ambientales y paisajísticos.

El PGOU se cebó especialmente con el Cabezo del Pino, ya desaparecido, con el de San Pedro, en el que hemos comprobado las consecuencias, los de La Joya, Mundaka y Roma, cuya ejecución se ha detenido por la crisis económica de 2008. Ahora se retoma, dos décadas más tarde, sin que el PGOU se haya adaptado a protecciones sobrevenidas como la inscripción del BIC Zona Arqueológica de Huelva o la catalogación del georrecurso Formación Arenas de Huelva, incumpliendo por ello, la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

El PGOU está superado por los criterios de sostenibilidad imperantes en nuestro entorno social y cultural, como el Convenio Europeo del Paisaje, el Convenio de Faro sobre el valor social del patrimonio cultural o incluso por la ley del suelo andaluza que desde 2002 establece liberar de actividad urbanística aquellos terrenos en los que confluyeran especiales valores naturales, culturales, ambientales o paisajísticos, como es el caso de los Cabezos de Huelva. Los objetivos de desarrollo sostenible comprometen a España y a Huelva en la planificación de las ciudades de forma equilibrada para no hipotecar las necesidades de generaciones futuras, potenciando las infraestructuras verdes y azules (zonas verdes y humedales) sobre las grises (edificios y espacios públicos urbanizados, pavimentos de asfalto…).


Huelva tiene una gran fortaleza para combatir le emergencia climática que no tienen otras ciudades: los Cabezos ¿Puede el Ayuntamiento de Huelva presumir de ciudad verde si va a seguir amputando y arrasando los espacios naturales llenos de biodiversidad que ha heredado desde hace millones de años? La suciedad y abandono de los Cabezos no son argumentos para destruirlos, son sólo una consecuencia de la dejación de funciones municipales por no exigir y colaborar en su adecuado mantenimiento y del desprecio que han tenido los cabezos por parte de la planificación urbana, que les ha dado la espalda, considerados como espacios residuales y traseras de la trama viaria en vez de concederles el protagonismo que merecen y que siempre han tenido a lo largo de la historia en el paisaje urbano identitario de Huelva hasta la llegada del siglo XX.

El debate sobre los Cabezos de Huelva no es, como plantean personajes públicos  elegir entre el “progreso de urbanistas/urbanitas” o el “anquilosamiento de conservacionistas”, sino optar entre el desarrollismo ignorante con la pérdida irreversible de la identidad, del patrimonio, o el cambio de modelo de ciudad en el que la conservación y puesta en valor del paisaje cultural sea un criterio prioritario de ordenación, para el bienestar social de la población y como oportunidad para la diversificación económica del municipio, potenciando sectores culturales, turísticos, deportivos, de ocio, vinculados al generoso recurso que ofrecen todos los Cabezos de Huelva, en plural.

No dejemos que nos desvíen del fondo del asunto en el caso de La Joya: no se trata de que el plan aprobado en 2020 sea mejor o peor que el de 2004. Ambos suponen una agresión irreversible al cabezo, a sus valores naturales, culturales, ambientales y paisajísticos, como afirman las instituciones especializadas e independientes que se han pronunciado al respecto, incluido el  Diagnóstico de sobre La Necrópolis Tartésica de La Joya elaborado por al UHU y la Junta de Andalucía y el propio Informe del Departamento de Protección del Patrimonio Histórico de Cultura. Ambos se posicionan en contra de ambos planes. El Diagnóstico incluso advierte de que aún se desconoce el potencial arqueológico de la zona del cabezo donde se proyectan las torres porque no se ha investigado a pesar de las anomalías detectadas por la exploración superficial con georradar financiada en 2019 por la junta de compensación.

Estos son los datos que la sociedad onubense debe conocer sobre el plan de La Joya:

–       Actualmente sólo quedan unos 22.000 m2 de espacios libres en La Joya tras la desaparición del contiguo cabezo del Pino y la urbanización de la Calle San Sebastián. En el mejor de los casos, tras la urbanización aprobada por el Ayuntamiento en noviembre de 2020 el cabezo quedaría reducido a 9.852 metros cuadrados, menos de la mitad de la superficie actual.

–       La ordenación de 2004 rodeaba el cabezo con viviendas unifamiliares de 2 plantas en torno a Fray Junípero Serra y al barrio de La Joya, y con bloques plurifamiliares de 10 y 12 plantas en la Calle San Sebastián y Avenida de Adoratrices. En la ordenación aprobada en 2020 se reducen las viviendas unifamiliares y se aumentan los pisos, que tienen mejor salida en el mercado inmobiliario. En la ordenación de 2020 también se aumenta la edificabilidad respecto a 2004, en concreto se construyen como mínimo 660 metros cuadrados más sobre rasante y además se permite un sótano de tres plantas en toda la alineación de la Calle San Sebastián y la Avenida de Andalucía.

–       La elevadísima edificabilidad del sector se concentra en la ordenación de 2020 en tres edificios de 12 plantas y más de 45 metros de altura, que superarán la cima del cabezo hasta unos 20 metros (equivalente a un edificio de más de 6 plantas) y un edificio de 15 plantas y 55 metros de altura que superará en unos 30 metros la cima del cabezo (equivalente a un edificio de 10 plantas). Sorprende que el Pan Especial aprobado por el Ayuntamiento en 2020 no tenga ni una sección de la ordenación ni indique la cota de la cima del cabezo, como sí hace la ordenación de 2004. Se está omitiendo de forma intencionada una información esencial para analizar los impactos de la ordenación en un espacio protegido y en su entorno urbano, donde las volumetrías y las cuencas visuales son determinantes para evaluar la compatibilidad del plan con los valores a preservar. Huelva te mira ha elaborado unas secciones con los impactos de las torres de 12 y 15 plantas en su relación con el cabezo, en base a la información del plan aprobado en 2020 y de la topografía del cabezo que sí aparece en la ordenación de 2004.

Advertimos que la ordenación aprobada por el Ayuntamiento en noviembre de 2011 incumple las condiciones de la resolución vinculantes de Cultura de agosto de 2020 que determinó que la altura de los edificios no debía superar la cima del cabezo. El Ayuntamiento, no sólo ha incumplido el compromiso adquirido en pleno municipal en enero de 2016 de buscar soluciones alternativas para librar de construcciones a los cabezos de Huelva, sino que ha aprobado en La Joya una ordenación que consolida y aumenta esas edificaciones y a sabiendas de que incumple las determinaciones de Cultura. Además ha rechazado un requerimiento de la Delegación del Gobierno de Huelva que le insta a anular la aprobación del plan en 2020 por no respetar los condicionados de Cultura.

La sociedad onubense debe saber que existen alternativas viables para los Cabezos.

Durante estos años, Huelva te mira  no se ha limitado a denunciar el planeamiento que está destruyendo los cabezos. Desde el respeto más absoluto a los derechos legítimos concedidos por el PGOU de Huelva a los propietarios de los distintos sectores, la plataforma ha elaborado propuestas alternativas viables sin coste económico para las arcas municipales para liberar los cabezos de construcciones. Consisten en trasladar la edificabilidad permitida en los cabezos a otras zonas de la ciudad aún sin desarrollar y sin afección patrimonial. Hemos puesto ejemplos con el Ensanche Sur, por su gran tamaño. Hay más ejemplos….Los propietarios de los cabezos no tendrían ninguna pérdida económica porque se aplican coeficientes correctores que tiene en cuenta el diferente coste del metro cuadrado de la vivienda en función de la tipología y la localización en el barrio en el que se ubica. Los gastos de arquitectos, abogados, registro, etc. en los que hubieran incurrido durante estos años también los compensarían concediendo más metros cuadrados de construcción. Son operaciones habituales en la práctica  urbanística. Nadie sale perdiendo, la ciudad y las  generaciones futuras salen ganando.

También hemos hecho propuestas específicas para el tratamiento de los espacios públicos incorporados al paisaje urbano, como para el caso de Mundaka.

Lamentablemente el Ayuntamiento tampoco ha atendido estas propuestas.

En ente contexto Huelva te mira ha presentado un recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de Huelva por la aprobación de la última ordenación de La Joya. El recurso ya ha sido admitido a trámite por el TSJA. Estamos en la fase de requerimiento al Ayuntamiento para que complete el expediente administrativo y de preparación de la demanda que irá acompañada de numerosas pruebas entre las que se incluyen los apoyos recibidos. Huelva te mira está dando los pasos judiciales que anunció en su compromiso de defensa de los Cabezos de Huelva, una actuación posible gracias a las aportaciones ciudadanas que están contribuyendo a sufragar los gastos de abogado y procurador, y gracias también al apoyo de otros colectivos onubenses que acompañan en este compromiso. Una de las consecuencias más relevantes de la situación procesal es que debe notificarse la existencia del procedimiento a cualquier persona que pretenda comprar una vivienda de las previstas en el Plan Especial de La Joya. En el caso de no informar a posibles compradores, no se podrá argumentar buena fe.

Estos días de grandes reacciones estamos coordinándonos con varios colectivos onubenses para programar acciones por La Joya en este mes de junio. Y ya estamos viendo a la sociedad onubense movilizarse ante las noticias publicadas en los medios nacionales que no hacen sino amplificar la advertencia que veníamos haciendo desde hace años en el ámbito provincial. Animamos a la sociedad onubense a sumarse a todas las iniciativas que surjan para defender los Cabezos de Huelva, la identidad de Huelva.

Esta semana Huelva se ha proyectado por el maltrato a su patrimonio. Pero otra Huelva es posible, reimaginemos una Huelva cultural, paisajística, turística, que se reconoce en sí misma, una Huelva que puedan heredar con orgullo generaciones futuras.

 

 

 

 

 

 

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies