Martes 28 de Septiembre de 2021

Denunciados en Huelva por pescar un atún de 150 kilos en veda

0

La Junta de Andalucía, a través de efectivos de la Inspección Pesquera de Huelva de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa), localizaron en el transcurso de un operativo contra la captura de atún en época de veda, llevado a cabo el pasado martes, 27 de julio, en el litoral de Huelva, a tres personas que transportaban en neveras el despiece de un ejemplar de atún rojo (Thunnus thynnus) de 150 kg de peso. Puesto que esta especie marina se encuentra actualmente en situación de veda para la pesca recreativa y su captura y, por tanto, está prohibida, se procedió a cursar la correspondiente denuncia.

El atún rojo es un pez pelágico marino oceánico que se distribuye en un rango de profundidades desde 0 hasta 1000 m. Se encuentra en aguas que van desde Terranova hasta Brasil, en el lado occidental, y desde Cabo Blanco (20ºN) hasta Noruega y todo el Mediterráneo y el Mar Negro, en el lado oriental. Sus esquemas migratorios estacionales dependen de la edad y el tamaño de los peces, relacionándose fundamentalmente con la búsqueda del alimento y la reproducción. En el caso de las migraciones de peces adultos en dirección a las zonas de puesta en el Mediterráneo y su posterior regreso al océano para alimentarse intensamente, se conocen desde hace miles de años.

Como consecuencia de la delicada situación por la que atraviesa esta especie, en el año 2006 el Consejo de la Unión Europea aprobó un Plan de recuperación para el atún rojo que, tras sucesivas modificaciones y prórrogas, tiene como objetivo alcanzar para el año 2022 una biomasa de atún rojo correspondiente al rendimiento máximo sostenible. Entre las medidas de gestión incluidas en este Plan de recuperación y en la regulación de dicha pesquería se encuentran, entre otras, el establecimiento de cuotas anuales de captura para las distintas modalidades de pesca, así como periodos de veda que pretenden proteger el periodo de reproducción de esta especie.

Las actividades ilícitas en el ámbito de la pesca y el marisqueo constituyen una de las mayores amenazas para la explotación sostenible de los recursos acuáticos vivos, socavando los cimientos mismos de la Política Pesquera Común (PPC) y los esfuerzos internacionales por lograr un mejor estado medio-ambiental de los mares y de la conservación de la biodiversidad marina. Pero además de comprometer la sostenibilidad y futuro de nuestros recursos pesqueros, la introducción de mercancía capturada de manera ilegal en los canales de comercialización, sin pasar, por tanto, ningún tipo de control sanitario y de trazabilidad que acredite su origen, supone un riesgo para la seguridad alimentaria y la salud de los consumidores, aspectos que la Administración también debe garantizar.

Por último, se recuerda que tanto la captura, como tenencia, consignación, transporte, tránsito, almacenamiento, transformación, exposición y venta, en cualquiera de las formas previstas legalmente, de especies en épocas de veda constituye una infracción tipificada como grave que puede conllevar multas entre 301 y 60.000 euros.


Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies