Viernes 24 de Septiembre de 2021

¿Qué es una caldera de condensación?

0

(Firma: Jesús Fonseca Serrano)  A la hora de disponer de agua caliente en un hogar, resulta de gran utilidad contar con calderas lo suficientemente eficientes que permitan un gran aprovechamiento energético y emiten la menor cantidad posible de gases contaminantes. A continuación vamos a hablarte de las calderas de condensación, un artefacto que cumple con todas estas ventajas y que esconde más potencial del que puedas creer.

Lo que debes saber sobre las calderas de condensación

Según define el Real Decreto 275/1995, se considera una caldera de condensación a aquella que es capaz de condensar de forma permanente una parte importante de los vapores de agua contenidos dentro de los gases de combustión. Una vez se produce este cambio de fase del agua desde el estado gaseoso al líquido (proceso conocido como “condensación“) configurado en parte por la presión y la temperatura del agua, se genera una cierta cantidad de energía llamada “calor latente“, que es la que se aprovecha para llevar a cabo su función.

La instalación de este tipo de calderas, de forma similar a las convencionales, resulta algo complicada. Es por ello que debe contarse con un equipo de expertos como el de Oscagas para poder llevar a cabo esta instalación sin problemas.

Los beneficios de instalar una caldera de condensación


Ante todo resulta fundamental conocer las diferencias entre las calderas que son de condensación de las que no. Una caldera que no es de condensación deja escapar una parte importante del calor latente de los humos, lo que conlleva a una temperatura muy elevada de los productos de combustión. La caldera de condensación, sin embargo, es capaz de recuperar una gran parte de este calor latente, permitiendo así reducir considerablemente las temperaturas de los gases de combustión y limitando la emisión de gases contaminantes.

Gracias a la tecnología que conforma las calderas de condensación, estas pueden llegar a ahorrar en torno a un total del 25-30% del consumo de energía, lo que supone un ahorro en la factura de la luz bastante atractivo. Del mismo modo, dicha tecnología es capaz de reducir hasta un 70% las emisiones de óxido de nitrógeno y dióxido de carbono

Es precisamente por estas ventajas que ofrecen las calderas de condensación que el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) obliga su instalación en el caso de las instalaciones nuevas que funcionen con calderas de gas. Desde la aprobación de la normativa europea ErP en 2015 que obliga a todas las calderas de hasta 70kW disponer de rendimientos estacionales superiores al 86%, sólamente se fabrican calderas de condensación.

Los requisitos a cumplir para instalar una caldera de condensación en tu hogar

Es posible que, una vez has conocido todas las ventajas que puede ofrecerte una caldera de condensación, estés deseando instalarla en tu casa. Sin embargo, ante esta situación cabe preguntarse cuál será el lugar más idóneo para instalar la caldera. A continuación vamos a darte una serie de consejos para facilitarte la elección del lugar en el que debes colocar tu caldera de condensación:

  • La zona en la que coloques la caldera de disponer conexiones con las tuberías de agua y de gas, así como una ventilación en función del tamaño de la caldera.

  • Área mínima de 4 metros cuadrados y techo superior a 2 metros y medio de altura. Se recomienda apartar cualquier clase de aparatos que puedan verse afectados por las dimensiones de la caldera.

  • La anchura de la habitación en la que se coloque la caldera debe ser, según la normativa, de mínimo 80 cm.

  • El espacio en el que se instale la caldera debe contar con la ventilación necesaria que necesite la caldera. El área de los orificios para la entrada de aire exterior deberá ser, al menos, de 8 centímetros cuadrados por potencia de la caldera.

  • La caldera ha de contar con salidas de humo en condiciones aptas, que dispongan de diámetros que les permita cumplir con las instrucciones de la caldera. Dichos tubos suelen estar fabricados de metal, aunque en algunos casos también se emplea el cobre.

  • Las calderas han de incorporar dispositivos que sean capaces de medir el gas, con el propósito de poder alertar a los inquilinos de una posible fuga que afecte a la habitación y al resto de la vivienda. 

La instalación de una caldera de condensación en el hogar resulta una gran idea dadas las numerosas ventajas que ofrece. Si cuentas con una habitación en tu vivienda que permita cumplir con todas las condiciones que hemos expuesto en este apartado, no dudes más: investiga acerca de los modelos que mejor se adapten a tus necesidades, y contrata los servicios de un equipo de expertos en la instalación de este tipo de aparatos que pueda asesorarte y ayudarte a disfrutar de todos los beneficios que ofrece la caldera de condensación que hayas elegido.

 

 

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies