Domingo 19 de Septiembre de 2021

Podemos critica la desprotección de la Sierra por parte de la Junta

0

La responsable del Área de Medio Ambiente de Podemos Andalucía, Irene Reyes, ha indicado este miércoles que la Junta de Andalucía “desprotege el Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche”, tal y como “se aprecia” en los planes de gestión PORN (Planes de Ordenación de los Recursos Naturales) y PRUG (Planes Rectores de Uso y Gestión) de toda la zona. En los documentos se aprecia con “demasiada frecuencia estudios muy superficiales y confusos de todos los elementos a tratar”.

Así, se suma al “rechazo” de los mismos, al igual que han hecho asociaciones vecinales y Ecologistas en Acción. Reyes ha subrayado que en los planes “no se ordenan los usos de forma adecuada y se omite la protección específica de hábitats, en detrimento de la conservación paisajística y de la riqueza natural y cultural”. De esta forma, “la caracterización de partida para el diagnóstico que presenta el PORN es insuficiente, utiliza datos anticuados, cuando tiene disponibles otros más actuales”. Por ello, “provee información incorrecta y ni siquiera se incluyen ciertas especies protegidas”, ha matizado.

Igualmente, “los planes deberían recoger medidas para incentivar la agroecología y la ganadería extensiva en ecológico”, toda vez que de esta forma “se contribuye a equilibrar el ecosistema y a proteger la fauna de la zona”, con especial incidencia en las aves. La comarca forma parte de la Red Natura 2000 ZEPA, que incide en que es zona de especial protección de las aves, “por lo que las normas son de obligado cumplimiento”, incide Reyes, tal y como también ha recordado Ecologistas en Acción. Igualmente, el Parque Natural forma parte de la Red Europea de Espacios Protegidos, “hecho que pasa desapercibido por la desprotección también jurídica que se aprecia en el texto redactado por la Junta”.

“Confusión” sobre recursos hídricos

La responsable morada ha incidido en el recurso del agua como otro de los elementos que “no aparecen bien especificados en los documentos, incitando a error a la hora de tratar de forma adecuada para su conservación las diferentes masas de agua del Parque Natural”. “Al no contar con información exacta y completa las propuestas de gestión de los dos planes son poco definidas, ambiguas, erráticas e incompletas”, tal y como también explican desde la Asociación Los Pies en la Tierra. “Todo ello puede provocar que se tomen medidas que lleven al efecto contrario de la conservación de las masas de agua”, ha aseverado Reyes.


En este asunto, ha recalcado “la incidencia que tiene sobre este recurso la correcta gestión de las aguas residuales y la minería”, cuya actividad tiene una presencia consolidada en la zona. Al respecto, Reyes ha señalado que en los planes se hace una mención “muy por encima” de la minería, “dejando el camino libre a interpretaciones variadas, según el interés”. Además, “no aparece nada referido a inventario de aguas residuales, así como a control y supervisión de su vertido y depuración”.

Por otro lado, “el impulso necesario” de las energías renovables en el ámbito público y privado por parte de la administración pública andaluza “brilla por su ausencia” en los documentos. Asimismo, “se hace vital un inventariado real de los ejemplares cinegéticos, para aplicar reglas en las que se conjugue el equilibrio con la preservación del ecosistema”. Otra “carencia” se aprecia en la cartografía de la comarca, así como en el área de la micología, entre “las muchas faltas” que se observan en los planes.

Uso de técnicas constructivas sostenibles

La responsable morada ha propuesto que “se recoja” en los planes “el fomento de técnicas constructivas más sostenibles para las zonas rurales como medida práctica para frenar el cambio climático”. Así, se trata de “priorizar y poner en valor la construcción tradicional, la bioconstrucción y la utilización de materiales locales, naturales y biodegradables, fomentando tipos de construcción que, en comparación con la construcción convencional, generan menos emisiones de CO2”. Para Reyes “es de vital importancia extender la reducción de emisiones a todos los sectores, incluido también al sector de la construcción”.

Desde Podemos también ven acertado incluir las cubiertas ajardinadas dentro de las tipologías de cubiertas permitidas dentro del parque y la disminución de las dimensiones mínimas de parcela para el uso residencial vinculado a la explotación agroforestal, admitiendo como explotación agroforestal los cultivos para autoconsumo, tal y como expone la Asociación Raíces de la ecoaldea del Calabacino. Todo ello serviría como estrategia para fijar población de forma permanente.

Por último, la regulación de los alojamientos turísticos es “otra de las carencias” que se aprecia en los documentos. Reyes ha recordado que “el número de alojamientos rurales se viene multiplicando desde hace tiempo y este proceso puede tener consecuencias negativas para la repoblación rural, al subir el precio de las viviendas en alquiler para las familias”. Por ello, “creemos que la normativa del parque debe legislar en consonancia, otorgando el mismo peso al turismo que a la repoblación”, además de “proteger del impacto ambiental a una zona con alto valor ecológico”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies