Jueves 21 de Octubre de 2021

¿Cómo cuidar un acuario doméstico?

0

(Firma: Sara Domínguez)  Tener un acuario en casa es mucho más complejo que únicamente conseguir un vaso, un pequeño estanque, e introducir a los peces en el interior. Cada elemento del conjunto debe estar perfectamente estudiado, pues los animales necesitan unas condiciones específicas para sobrevivir. Entre todos esos elementos a considerar, la limpieza del agua para los peces es fácil, pero imprescindible.

Utensilios básicos en un acuario doméstico

Muchas tiendas especializadas, también en internet, ofrecen soluciones integrales, es decir, acuarios que ya incluyen todo lo básico para tener peces en casa y que disfruten de una calidad de vida suficiente. Sin embargo, muchos aficionados a esta práctica prefieren montar o “customizar” sus instalaciones de manera independiente.

Uno de esos utensilios imprescindibles es un buen sistema de filtración que funcione las 24 horas. Estos sistemas, que los hay de muchos tipos, mantienen el agua con un aspecto limpio, libre de partículas de desechos. Están compuestos por un filtro que hace pasar el agua por una esponja u otro material que retiene esas partículas de desecho.

A su vez, sobre el filtro crecen bacterias beneficiosas que hacen que el agua esté más limpia y sea más saludable para los peces. Las tareas de limpieza, como vemos, son bastante sencillas en general, pero también hay que considerar otras variables como la temperatura del agua.


Si tienes en casa peces tropicales, el agua debe oscilar entre los 23 y los 26 grados. Muchos acuarios incluyen un termostato y un calentador que consigue generar el clima perfecto para que los animales se mantengan sanos.

El agua y el sustrato hay que limpiarlos periódicamente para que no se acumulen nitratos. Igualmente, hay que reemplazar de manera frecuente los minerales y los nutrientes perdidos para garantizar unas buenas condiciones del agua. Por norma general, cada dos semanas hay que cambiar un 20% del volumen líquido del acuario.

Las plantas, la iluminación y el sustrato

La limpieza del agua junto con la temperatura son los elementos básicos de un acuario doméstico. A esto se suma una correcta alimentación de los peces. Sin embargo, aquí no acaban las posibilidades con estas instalaciones.

La iluminación es interesante porque le aporta más vida al tanque, es como recrear el ambiente marino estando en casa, en pequeñas dimensiones. Aquí el truco es no usar iluminación doméstica, sino colocar fluorescentes que no deslumbren dirigidos hacia el tanque. Algunos acuarios cuentan ya con su propia iluminación.

Otro acompañante de los peces, pero este en el interior del acuario, es el sustrato, para que puedan vivir peces abisales y crezcan plantas marinas. Los animales prefieren plantas vivas. Estas crecen mejor en sustratos de grano fino a los que se les añaden suplementos nutritivos que impulsan su crecimiento.

¿Qué plantas son las más apropiadas para incluir en un acuario?

Existen centenares de plantas posibles a incluir en un acuario, pero su elección va a depender del tipo de pez que habite en el tanque. Las anubias, el musgo, el helecho de Jaba o la valisneria son opciones interesantes. Las plantas suelen suministrarse sueltas en manojos o en macetas, y por supuesto hay que cuidarlas seleccionando bien el sustrato y la iluminación.

El sustrato ha de tener una primera capa con granos de unos dos milímetros de diámetro. Para la iluminación, lo ideal es usar como mínimo dos fluorescentes, pero que no deslumbren, y si es posible, acompañar todo esto con un reflector.

¿Cómo introducir los peces en el acuario?

Hasta ahora hemos mencionado únicamente aspectos y parámetros que no son directamente los peces. Y al igual que hay cientos de especies de plantas posibles, también hay un sinfín de peces a escoger.

Según sus características vitales se necesitará un acuario u otro, pero es aconsejable hacerse con animales libres de parásitos. Cuando se adquieren los peces no es recomendable introducirlos directamente en el agua del acuario, sino añadir previamente a la bolsa donde están los peces un poco de agua del tanque, y repetir esa acción cada diez minutos, hasta que los animales se hayan aclimatado.

El total de peces que entran dentro de un acuario depende del tipo de animales. Para peces de agua fría lo ideal es calcular un centímetro de pez por cada 62 centímetros cuadrados de superficie. Así, si el pez mide 15 centímetros cuadrados, necesitarán un espacio de 15 x 62, 930 centímetros cuadrados. Para peces tropicales, esta relación es distinta: 26 cm2 superficie/cm 2 pez.

Existen muchos más consejos y recomendaciones sobre el cuidado y mantenimiento de acuarios. Un último consejo es intentar siempre resolver las dudas de la mano de especialistas, ya sea tanto para la elección del tanque como de las propias condiciones de vida de los animales. Internet es un buen sitio para acceder a información de calidad y productos necesarios, como vemos por ejemplo con la diversidad de acuarios en AnimalZone.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies