Sábado 25 de Junio de 2022

Consejos para evitar atascos en nuestro hogar o en edificios comunitarios

0

Es raro no encontrar alguna persona que en su casa, comunidad de vecinos e incluso en el lugar habitual de trabajo no haya sufrido un problema relacionado con un atasco de agua. Cualquiera que lo haya sufrido sabe el grave problema que se crea, tanto si es de tipo doméstico, en la cocina o el baño, como si afecta a una infraestructura exterior, en el alcantarillado o una arqueta de un edificio.

¿Qué hacer en estos casos? La respuesta es bien simple y es la que todos pensamos: hay que ponerse en manos de auténticos profesionales, porque incluso en los casos que podemos imaginar más sencillos, como un atranque del fregadero, las dificultades y las molestias son muchas. Por eso, para resolver un desatasco en Jaén, ponte en contacto con Camdesa, una empresa que ofrece el mejor servicio para que situaciones complicadas tengan una solución rápida y eficaz.

Esta empresa está avalada por más de 20 años de trabajo y ofrece un amplio servicio que va desde la inspección de desatascos en tuberías y bajantes, a la limpieza de alcantarillado sin obra, el tratamiento de pozo ciego, pozo negro y fosa séptica o el desatasco de tuberías, arreglo de averías, saneamiento y limpieza de tuberías en aguas potables

Las posibles causas de un atranque son numerosas, pero una de las más habituales es encontrarnos con unas instalaciones que han sido mal construidas. Hay una máxima a la hora de hacer instalaciones que conducen agua: evitar los giros, cuantos menos se hagan mejor. Y si se tienen que hacer por imperiosa necesidad, que sean de 90 grados y en ningún caso de 45 grados, porque en este segundo caso las opciones de un atasco se multiplican de manera sustancial.

Lo de las tuberías anticuadas es algo de lo más habitual. El paso del tiempo resulta inexorable, también para las tuberías, que envejecen como las arterias de las personas. Un buen mantenimiento es clave en este caso para evitar o al menos ir retrasando los problemas que dan las tuberías cuando tienen ya muchos años de antigüedad. Los residuos se pegan a las paredes, actúan como el colesterol malo lo hace en nuestras arterias, estrechándolas, lo que dificulta en el caso humano la circulación de la sangre y en el caso de nuestras viviendas y edificios la circulación del agua.


Si evitar recodos con menos grados de 90 es importante, no lo es menos la inclinación. La pendiente de las tuberías no debe ser en ningún caso inferior al 2 por ciento. Lo contrario será un problema seguro antes de lo que pudiéramos imaginar. El puro sentido común, cualquier inclinación menor al 2 por ciento nos acabará dando problemas.

Otro clásico en los atascos es el vertido de residuos que en ningún caso deben echarse en las tuberías por las que queremos que circule el agua con normalidad. Los principales enemigos en este caso son los aceites, así como los pequeños restos de comida, en el caso del fregadero. Tenga siempre en su mente esta máxima: No se deben de tirar nunca aceites por el fregadero o el váter.

Y si tirar aceite y restos de comida son fuente de problemas, ¿qué decir de arrojar a los desagües del baño y la cocina cosas como pañales, compresas o las temibles toallitas higiénicas enjabonadas? Recuerde otra máxima a seguir siempre: jamás, jamás, utilice el váter como si fuera una papelera, pues este es uno de los principales y habituales casos de atasco en la red de saneamiento. Los tapones que se llegan a formar pueden afectar no solo a nuestra vivienda, sino a toda una comunidad de viviendas, con olores muy desagradables además de la inhabilitación de la cañería.

Otros aspectos a tener en cuenta para evitar atascos son el tener desagües con poca sección o anchura y el exceso de cal. Las tuberías deben tener una sección suficiente para que el tránsito del agua sea buena y también se debe tener muy en cuenta el tipo de agua que hay en nuestra zona. En poblaciones con aguas de suministro con dureza elevada (200-400 mg/l de carbonato cálcico) o muy elevada (superior a 400 mg/l de carbonato cálcico) la cal acaba por sedimentarse en las tuberías, por eso hay que estar siempre alerta y realizar revisiones periódicas.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies