Martes 16 de Agosto de 2022

Cómo poner en valor tu TFG

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

¿Puede realmente cambiar la nota final de un TFG la forma en que se presenta? Las universidades exigen que el Trabajo Final de Grado sea una creación original y personal, realizada individualmente por cada alumno. Además de un requisito esencial, ésta podría ser también la clave para seducir al tribunal con el planteamiento de nuestro TFG.

Entre todos los trabajos universitarios el TFG es uno de los más exigentes y temidos por los estudiantes. Coincide con otros finales del curso académico y para los alumnos que llevan las asignaturas al día, su nota es la última que reciben antes de conseguir el título oficial.

Con líneas de investigación que se repiten año tras año, temas asignados por nota media y tutores más preocupados por cumplir con sus créditos de docencia que por hacer florecer a nuevos investigadores, muchos alumnos ven minado cualquier atisbo de originalidad. Ante la creciente sistematización del sistema, la manera de presentar el trabajo y el tono que se dé a sus contenidos puede llegar a influir en la nota final más que la investigación o los datos aportados.

ayuntamientodevillablanca 16082022 26082022

Consejos para redactar un TFG que llegue al tribunal

  1. Contextualización. Básicamente se trata de expresar por qué nuestro trabajo es relevante en el contexto actual. Encontrar una vinculación entre eventos de la actualidad y el tema de nuestro TFG puede ser una forma de conseguirlo.
  2. Exclusividad. El tribunal valorará que tengamos acceso exclusivo a la información sobre la que desarrollamos nuestro trabajo. No se trata tanto de tener influencias como de sacar el mayor rendimiento a nuestra situación: utilizar a nuestro entorno directo como muestra u objeto de estudio es algo que nadie más podrá hacer y dejará fuera la sospecha de que hayamos podido comprar el TFG.
  3. Originalidad. Aunque los temas de los TFM terminen siendo más o menos los mismos año tras año debido a la línea de investigación imperante en cada departamento, es posible utilizar los propios conocimientos para variar la perspectiva, el foco de interés o incluso la metodología con la que se tratan. Por ejemplo, si el alumno sabe alemán, puede centrar su trabajo en una historiografía sobre el tema con las últimas publicaciones en ese idioma.
  4. Destacar el potencial de nuestra investigación. Esto se puede llevar a la práctica de una manera muy sencilla: basta con expresarlo en la sección de las conclusiones dedicada a las líneas de investigación abiertas con nuestro TFG.
  5. Ser profesionales. Al presentar un TFG, estamos demostrando ser merecedores de alcanzar la misma titulación que los miembros del tribunal que va a juzgar nuestro trabajo. Por eso debemos presentarnos al mismo nivel profesional, cuidando los detalles y manteniendo una actitud apropiada en todo momento.

La mejor forma de lograr transmitir que nuestro trabajo es original y relevante es que nosotros mismos estemos convencidos de ello mientras lo redactamos. Tener muy en cuenta los requisitos de la guía docente, cómo han funcionado las presentaciones en años anteriores y cuáles son los intereses de los miembros del tribunal, también pueden ayudarnos.


Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies