Domingo 02 de Octubre de 2022

¿Se avecina un verano extremadamente caluroso?

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

Andalucía siempre ha sido una región de calor y altas temperaturas. Este verano se prevé especialmente caluroso y se espera que haya pocos días de lluvia o frío hasta la llegada del verano. En general, las temperaturas subirán por encima de la media en toda España y puede que en el sur vuelvan a alzarse temperaturas de récord.

El calor y las altas temperaturas, acostumbran a traer posibles desequilibrios en la naturaleza, como la sequía. La sequía no es simplemente un fenómeno físico, sino también un acontecimiento que señala el desequilibrio entre la disponibilidad natural de agua y el consumo que realiza la actividad humana. Este puede causar graves daños en el ecosistema natural o en la agricultura de la zona afectada. Incluso una corta sequía puede causar un daño importante y afectar negativamente a la economía.

Es muy importante ahorrar dinero y cooperar con el medio ambiente para evitar el gasto excesivo de recursos naturales. Durante el verano, los pantanos, embalses y lagos se secan y eso conlleva sus problemas al sector de la ganadería y de la agricultura.


Por otra parte, el cambio climático aumenta los riesgos de sequía. Debido al cambio climático y al calentamiento global, las temperaturas son cada vez más altas y sus efectos negativos más graves. Uno de los grandes problemas que tienen países del sur de Europa, como es el caso de España, es el incremento de incendios forestales.

Para evitar al máximo el empeoramiento de la falta de agua y de la situación de calor, hay que hacer un uso responsable del agua, generar menos residuos y ahorrar energía en el ámbito doméstico. Cosas como utilizar más la bicicleta y menos el coche nos ahorrara dinero y energía. Hacer compras de productos reciclables para proteger el medio ambiente, no tirar nada en el monte para evitar incendios y no malgastar el agua, nos ayudarán a vivir mejor y más acorde con nuestro planeta.

En verano hay que poner especial atención a los más vulnerables. Aunque todos debemos tomar medidas para protegernos de las olas de calor, los niños, los ancianos y las personas con enfermedades crónicas deben prevenirse de sus efectos negativos como el golpe de calor.

El golpe de calor es un aumento en exceso del calor corporal por culpa de haber estado expuesto a temperaturas elevadas. El golpe de calor se puede reconocer por la temperatura elevada del cuerpo, por la sensación de náuseas, por tener vómitos y padecer dolor de cabeza, tener la piel enrojecida y seca, estar respirando de manera rápida y tener el pulso acelerado.

Para evitar el golpe de calor hay que beber agua con frecuencia, comer cosas ligeras y priorizar las frutas y los zumos, usar ropa clara y ligera, además de una gorra o sombrero que te dé sombra y no abrigue. También hay que bajar las persianas y ventanas durante las horas en que el sol calienta con más fuerza. Por último, jamás hay que dejar a nadie dentro de un automóvil estacionado, puesto que la temperatura en su interior puede aumentar drásticamente.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies