Domingo 03 de Julio de 2022

¿Merece la pena hacer un doctorado?

0

El sistema educativo español sostiene 8 niveles de formación, los cuales culminan con la realización del doctorado, grado máximo académico y sinónimo de excelencia por parte del titulado. Siendo el final de la ruta establecida, muchos estudiantes se ven tentados a cursar estudios doctorales, pero ¿realmente vale la pena?

En este artículo revisaremos los principales beneficios e inconvenientes de realizar una tesis en España.

Razones por las que SÍ merece la pena hacer un doctorado

  • Obtener nuevos conocimientos: La investigación es la base del doctorado; al realizarlo, podrás desarrollar e impulsar innovaciones en el campo de la ciencia y la tecnología.

  • Crecimiento personal: Nada puede compararse a la satisfacción personal de alcanzar una meta tras mucho esfuerzo.

  • Aspirar a mejores cargos: Los doctores en cualquier área son candidatos ideales para ocupar puestos directivos y de alta responsabilidad.


  • Mayor ingreso salarial: El grado profesional y la experiencia, por lo general, se ven recompensados con remuneraciones atractivas.

  • Participación en seminarios y conferencias: Ser invitado a participar en eventos de interés científico, es una de las mayores ventajas de poseer un doctorado.

Razones por las que NO merece la pena hacer un doctorado

  • Valiosa inversión de tiempo: De 3 a 5 años es el período regular para estudios doctorales; incluso algunos superan los 10 años.

  • Posibilidad de deserción: La tasa de fracaso en estudios doctorales supera el 40% en algunas instituciones universitarias.

  • Sin garantía de mejoras laborales: Finalizar los estudios, no es necesariamente sinónimo de encontrar un mejor trabajo o disfrutar de un buen salario.

  • Alta competitividad: Cada año, miles de doctores inician su “carrera” por encontrar empleo o hacerse de una plaza universitaria. Solo unos pocos logran acceder al mercado laboral con puestos acordes a su formación. Los rezagados pueden sentirse frustrados.

  • Importante inversión económica: La investigación doctoral implica un alto coste económico que no todos pueden sostener. Algunos tienen el privilegio de acceder a becas, mientras que otros deben dejarlo por motivos económicos.

  • Afecta el resto de tu vida: Tu tiempo, actividades y relaciones se verán afectadas al dedicarle buena parte de tu día (y noche) al desarrollo de la investigación. Incluso muchos estudiantes dejan de trabajar para dedicarse a los estudios, trastocando su economía familiar.

Conclusiones

Más allá de las presuntas ventajas laborales, muchos profesionales deciden tomarse el doctorado como un reto de superación personal. Es decir, saborean la satisfacción de completar este ciclo académico, pero sin tener un panorama claro de la aplicación de sus nuevos conocimientos en alguna empresa o universidad.

En este sentido, los datos oficiales indican que la mayoría de los profesionales con estudios doctorales, aspiran a plazas universitarias. Evidentemente, no hay disponibilidad para todos, por lo que muchos aspirantes no logran acceder a una vacante. Ingresar a una empresa es ahora una nueva posibilidad, aunque aún muy tímida.

Por lo tanto, lo ideal es evaluar, a modo personal, si conviene invertir un tiempo valioso en un ciclo académico que no asegura la obtención de un puesto laboral; o si, por el contrario, se quiere poseer un doctorado por mera autorrealización personal.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies