Martes 29 de Noviembre de 2022

Las 15 mejores marcas de relojes de hombre del momento

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

Más que un accesorio, los relojes son también un modo de proyectar nuestra esencia al mundo. Rolex, Mont Blanc, Orient, Seiko e incluso Casio son firmas con carácter que matizan esa idea. La idea de que existe un reloj para cada muñeca, pero que no todos los relojes se adaptan a cualquiera.

Mucho más que un accesorio

Entre las mejores marcas de relojes de hombre del mercado no sólo se encuentra una constante relación de calidad y exclusividad que los hacen únicos. Más allá de ello, un reloj es una seña de nuestra identidad, un pequeño detalle a través de cuyo estilo y diseño accedemos un poco más al universo personal de quien lo porta. Y es que cada uno debe hallar su reloj porque no todos estamos hechos para llevar el mismo.

Tras el cálculo del tiempo, los relojes de las marcas más prestigiosas son capaces de despertar un je ne sais quoi que se adueña de todas las miradas. Pequeñas obras de arte cuya elegancia contrasta con nuestra vestimenta, hace juego con nuestro color de ojos o complementa nuestra esencia. Prueba de ello, la versatilidad y exquisitez de esta selección de quince de las firmas de relojes de hombre que imperan en el momento.


  1. Rolex: el rey de reyes

Buque insignia de los relojes de lujo, Rolex es de los más claros ejemplos del clásico imperecedero de la elegancia. Una firma británica de alta precisión cuyo diseño, en todas sus formas, es siempre reconocible. Con variedad de acabados en oro, platino y acero, todo un fenómeno de sobria extravagancia en el mundo de la relojería.

Aunque su adquisición pueda parecer inalcanzable —con modelos como el Daytona Cosmograph que supera el medio millón de euros—, versiones como el Rolex Oyster Perpetual o el Air-King son más asequibles, aunque contados en miles de euros. Una firma no apta para todos los bolsillos, pero que, sin duda, destaca por su impecabilidad.

  1. TAG Heuer: cuando el pasado mira al futuro

Dentro de los relojes de gama alta nunca puede faltar mencionar TAG Heuer. Situado como el reloj suizo por antonomasia, esta firma se centra en los relojes de movimiento automático. Y he de ahí que su abreviatura, TAG —Techniques d’Avant-Garde—, haga un guiño a sus diseños de vanguardia y deportivos.

Entre sus más destacados, a un precio también de miles de euros, encontrando modelos que, como el Fórmula 1, trabajan un diseño airoso y deportivo. Pero, por otra parte, y en otro deporte, modelos como el Autavia nos trasladan a un diseño tipo aviador, con gran importancia en el cuero marrón, de estilo más discreto, pero igualmente elegante.

  1. Mont Blanc: el valor de la artesanía

Guardando cierto parentesco con TAG Heuer, los relojes Mont Blanc son un perfecto ejemplo de la sinergia entre funcionalidad, sofisticación y minimalismo de la que son capaces algunas firmas. También creadora de una de las plumas estilográficas más prestigiosas y de nombre homónimo, elaborados a mano y con mucha precisión.

Además, una marca estéticamente versátil. Donde podemos encontrar modelos que, como la colección 1858, aúnan tradición y tecnología centrándose en un público más aventurero. Pero también algunos smartwatches de Mont Blanc donde la marca coquetea y conquista la innovación sin traicionar a su espíritu más clásico.

  1. Tudor: el lujo asequible

Tomando su nombre de la antigua dinastía real inglesa, Tudor ofrece una gama de relojes de lujo más económicos. Como subsidiaria de Rolex, su estética guarda cierto parecido con la prestigiosa marca, aunque incluso ofreciendo diseños verdaderamente interesantes y que destacan por sí mismos.

Entre su nueva colección, modelos como el Black Bay Chrono, sustentado por una sinfonía mágica de cuero marrón oscuro y detalles de oro, se entremezclan con algunos diseños clásicos como la gama 1926, de mayor sobriedad. A todas luces, la alternativa ideal para quienes aspiran a una atmósfera de pura elegancia a buen precio.

  1. Chopard: un imaginario inagotable

Fundada en el siglo XIX por un relojero suizo cuyo apellido da nombre a la firma, sus relojes se caracterizan por su gran cantidad de detalles y el riesgo en sus diseños. Cada uno de sus modelos destaca por una apariencia única por la que se cotiza mucho en el mercado, junto con su vínculo con la joyería, mundo al que también pertenece.

Autodefinida como “artesana de las emociones”, Chopard ofrece modelos compactos en acero como la gama Alpine Eagle, sutiles, pero con gran impacto visual. Aunque si la opción que buscamos es mucho más llamativa, sin abandonar la sutileza, su línea L.U.C Urushi inspirada en el horóscopo chino destaca con creces.

  1. Seiko: avanzada a su tiempo

Clásico entre los relojes japoneses de gama media, la calidad de Seiko es tan alta que compite con los mejores relojes de gama alta. Encontrando también sus orígenes en el Japón del siglo XIX, y con su primera creación automática en los años ’50, Seiko es de las pocas firmas que fabrica sus propios componentes en casi todos sus relojes.

Bajo el lema de estar “un paso por delante de los demás”, entre los modelos de Seiko más prominentes encontramos desde ediciones limitadas como el Seiko 140th Anniversary, en acero negro y de un bonito color violeta en la esfera. Así como modelos elegantes compatibles con el buceo como el Prospex The 1978 en negro y oro.

  1. Orient: una declaración de intenciones

Otra de las firmas japonesas que más suena en el momento no es otra que Orient. Una firma inmune al paso del tiempo, puesto que sus diseños, aunque de apariencia clásica, están siempre bañados de atisbos de modernidad que los hacen inmortales. Un buen ejemplo de artesanía japonesa que se distingue por sí misma.

Entre sus icónicos relojes destaca el Orient Kamasu, compitiendo frente a frente contra Seiko en su gama de modelos aptos para el buceo, de gran elegancia y precisión. Hoy, apostando por el lanzamiento de su gama Skeleton, de la colección Orient Star, a caballo entre lo clásico y lo moderno con diseños increíblemente únicos.

  1. Timex: el precio del tiempo

Obedeciendo a las necesidades de su público natal, esta marca estadounidense de relojes destaca por su asequibilidad. Razón por la que su popularización se traduce en miles de modelos de esta firma presentes también en el mercado de segunda mano. Con diseños retro que remiten a los EEUU de la generación beat y jazz de los ’50.

Tomando así de ejemplo modelos como el Expedition, disponibles por menos de cien euros y cuyo diseño y tipografía disfrutan de un sofisticado minimalismo. E incluso con versiones de la gama más asequibles todavía, como el Expedition Traditional, de diseño más grueso y hábil en cualquier terreno y situación.

  1. Citizen: el ecologismo hecho reloj

Dentro de los relojes clásicos, Citizen ofrece unos relojes que son una amalgama de conceptos. Con sus diseños tanto deportivos como sencillos, donde la sofisticación va por delante, su tecnología propia Eco-Drive es todo un hito. Utilizando movimientos de cuarzo que recargan sus baterías con la luz del modo más ecológico posible.

Dotado de esa misma tecnología, con el modelo Altichron analógico, con esfera de titanio y cristal mineral, de aspecto realmente futurista y sólido. Enfocándose también en la precisión, siendo modelos como el Pilot Radiocontrolado, inspirado en aviación, algunos de los más característicos entre sus últimos lanzamientos.

  1. Casio: el reloj de la cultura pop

Míticos por sus relojes digitales con iluminación verde, fueron todo un éxito entre los jóvenes en los ’90 y principios del 2000. Razón por la que la generación que acogió a Casio hoy ha vuelto a llevar sus relojes en las muñecas. Esta vez, con un gran surtido de nuevos y variados modelos para todos los públicos, sin abandonar su halo retro.

Así, entre los más codiciados y económicos de Casio, encontramos su demandada colección Vintage, donde encontramos las versiones más clásicas, y modernizadas, de la firma. Ahora, accediendo a gamas como la G-Shock o Baby-G cuya resistencia a los golpes y su diseño compacto los hacen ideales para múltiples actividades deportivas.

  1. Hamilton: espíritu norteamericano

Fuertemente vinculada con su país natal, y especialmente con Hollywood dadas sus apariciones, la firma Hamilton presenta sus relojes como héroes de película. Razón por la que todo reloj que lanza la marca tiene siempre vinculada una atmósfera única que, por fortuna, es siempre versátil para ajustarse a todo tipo de terreno.

De este modo, mientras modelos como el Khaki Field Titanium Automatic trasladan a una escenografía aventurera en el desierto, otros apuestan por el surrealismo cósmico como el digital PSR Digital Quartz. Dos modelos que, pese a sus diferencias, muestran bien cuán camaleónica es la firma a la hora de escoger sus diseños y funcionalidades.

  1. Fossil: todo diseño imaginable

Entrando con fuerza en el mercado gracias a la acogida del público, las bazas fuertes de Fossil han sido siempre el precio justo de sus variadísimos modelos. Irrumpiendo con mucha energía en el territorio del reloj inteligente, sus productos se caracterizan por abarcar a partes iguales lo clásico y lo moderno a la perfección.

Así, tenemos tanto diseños deportivos y sobrios como el Nate, un juego de negro sobre negro en acero inoxidable, modelos de apariencia mucho más tradicional como el Grant con cronógrafo y de piel marrón, como la gama de smartwatch de última generación de Carlyle HR. Como se ha mencionado, un catálogo de lo más variopinto.

  1. Festina: modernizarse sin abandonar la esencia

Fruto de la aclamada relojería suiza, Festina constituye hoy día la redefinición de un clásico. Tanto es así que, desde aquellos relojes de línea muy parecida entre sí que antaño contemplamos en televisión, Festina ofrece desde relojes analógicos y cronógrafos hasta híbridos y multifunción.

Entre sus gamas más interesantes, destacando la gran variedad de sus colecciones Retro, con modelos que casan perfectamente en nuestro tiempo, la elegante colección de Ceramic o incluso su colección Pocket de relojes de bolsillo. Una firma que consigue su lugar en el mercado y entre el público sin apenas problemas.

  1. Daniel Wellington: el tiempo justo y necesario

El motivo por el que la firma Daniel Wellington ha resonado tanto a lo largo de la última década tiene que ver con su increíble relación entre precio y elegancia. Basándose en la sobriedad y un diseño suficiente, pero no demasiado llamativo, ofreciendo relojes de corte minimalista para quienes sólo precisan lo justo y necesario.

Entre sus principales modelos destaca el uso del oro dorado, como sucede con el Iconic Link Emerald de esfera verde botella, o en su versión Amber, centrado en un tono ambarino que contrasta ligeramente con el rosado. En versiones más sobrias, con relojes como el Classic Bristol en negro, piel marrón y oro también en su catálogo.

  1. Viceroy: entre lo elegante, lo informal y deportivo

Bajo su conocidísimo lema, “No es lo que tengo, es lo que soy”, Viceroy es una firma nacional verdaderamente respetable. Pasando a manos españolas desde Suiza en los años ’50, Viceroy se caracteriza por una visión deportiva del reloj que nunca riñe con su elegancia. Además, a un precio apto para todos los bolsillos.

Sus modelos más interesantes los podemos encontrar a un módico precio entre su colección Beat, de cuarzo analógico e impermeable, con diseños muy variados y de un estilo informal, pero elegante. En cuanto a su sesgo deportivo, la colección Heat con función cronógrafo y para todos los gustos es siempre una opción acertada.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies