Sábado 25 de Junio de 2022

Todo sobre la Factura Electrónica obligatoria en España

0

Las empresas avanzan a pasos agigantados en su camino hacia la digitalización. Una de las fases que llegará próximamente es la facturación electrónica, que se prevé que en unos años sea obligatoria en nuestro país. Así lo señala el anteproyecto de Ley de Creación y Crecimiento de Empresas aprobado el 30 de noviembre de 2021 por el Consejo de Ministros. En él se explicitan algunos detalles de la factura electrónica obligatoria en España, que será efectiva cuando el nuevo reglamento se publique en el BOE.

Según esta nueva ley todas las empresas y autónomos deberán expedir y remitir facturas electrónicas en sus relaciones comerciales con otras empresas y autónomos. Por supuesto, las facturas electrónicas deberán cumplir en todo caso lo dispuesto en la normativa general sobre facturación.

La facturación electrónica ya es indispensable en España desde 2015 para las empresas proveedoras de bienes o servicios a las Administraciones Públicas. Estas ya tuvieron que contar con software de facturación electrónica o contratar con los servicios externos de empresas y aplicaciones destinadas a ello. Muy pronto, la obligatoriedad se extenderá a todas las empresas por lo que la utilización de este tipo de servicios para la factura electrónica en España obligatoria será toda una necesidad.

¿Qué es la facturación electrónica obligatoria?

La facturación electrónica obligatoria implica que cuando la ley entre en vigor, y tras un periodo de tiempo de transición, las empresas y autónomos tendrán que dejar de lado la facturación tradicional y el papel para digitalizar todas sus facturas.

Esto significa que todos los negocios deberán contar un programa en el que rellenar los campos habituales de cualquier factura y poder enviarla a los clientes. El sistema se ocupa del envío y de la recepción pero también del almacenamiento y registro de todos los datos. De este modo quedan controlados por un gran periodo de tiempo y están al alcance de todos los entes que participan en la transacción.


Ventajas de la facturación electrónica

Las ventajas de la facturación electrónica son muchas tanto para la Administración Pública como para las empresas y autónomos. El principal motivo que ha llevado a crear la factura electrónica obligatoria en España es la lucha contra el fraude, especialmente del IVA, sobre el que se calcula que hay una pérdida de ingresos públicos de 6 ‘8 millones de euros.

Con este nuevo sistema se pretende garantizar una mayor trazabilidad y control de los pagos. Asimismo, se cree que promoverá la eficiencia y la rentabilidad del tejido empresarial.

Los beneficios de la factura electrónica para empresas y autónomos son muchos y afectan a distintos ámbitos:

  • Optimización del tiempo dedicado a tareas manuales: La factura electrónica permite una automatización de los procesos de modo que el tiempo dedicado a ello es menor. Aumenta la eficiencia de los departamentos de administración y contabilidad, que se pueden ocupar de tareas más productivas que dan mayor rendimiento al negocio.
  • Minimización de errores: Con la digitalización se evitan errores humanos como los retrasos en las fechas, que se traspapele facturas…
  • Reducción del uso del papel: Una ventaja muy pegada a la actualidad que supone además una reducción del espacio físico destinado al almacenamiento de facturas. También ahorra en tareas de impresión, archivado, etc.
  • Transparencia en la facturación: Con la e-factura se logra una máxima transparencia en todo el proceso, desde los datos, el envío, la recepción y los pagos. Además también permite que todas las personas implicadas puedan llevar un control sobre la situación pudiendo acceder en cualquier momento.

Cómo implementar la facturación electrónica obligatoria

Según la información publicada sobre la nueva ley, por lo visto la implementación de la facturación electrónica obligatoria en España será paulatina. Las grandes empresas tendrán que darse más prisa en hacerse con los programas y servicios necesarios mientras que las pequeñas contarán con más tiempo para adaptarse poco a poco a la nueva modalidad de facturación.

Más concretamente, las empresas y autónomos cuya facturación anual sea superior a ocho millones de euros, tendrán que tener la factura electrónica 100% implementada al año de la publicación de la ley en el BOE mientras que el resto disfrutarán de un calendario gradual de hasta 3 años para ir metiéndose de lleno en esta opción.

Para acelerar todo este proceso, desde el Gobierno y las Autonomías se han establecido ayudas como el Kit Digital que colaborarán en que las empresas se pongan al día más rápido y con menos inconvenientes.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies