Miércoles 28 de Septiembre de 2022

Elegir un buen pienso para perros

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

La presencia de mascotas en el ámbito doméstico es cada vez más frecuente, especialmente entre los jóvenes que se independizan. Pero al margen de este hecho, lo cierto es que los amigos a cuatro patas han tomado mucho más protagonismo en la vida familiar del que tenían en el pasado siglo y no hace demasiado tiempo en nuestros días. Muchos núcleos familiares consideran a su mascota un miembro más de la familia, dedicándole casi los mismos recursos que podrían necesitar los hijos. Además, el amparo bajo el que se ven actualmente los animales con las nuevas leyes hace que la preocupación por su bienestar sea mayor.

A tenor de lo anterior, la atención de los dueños a la comida de sus mascotas ha crecido en los últimos tiempos, especialmente debido a la mermada calidad de algunos productos que causan dolencias en los animales. Y es que con tantas marcas disponibles en el mercado, elegir un buen pienso no es tarea fácil, a pesar de que puede ser muy sencillo hacerse con una comida que no suponga ningún beneficio nutritivo para las mascotas.

Para aquellos amantes de los animales que deseen darles a sus cuadrúpedos la mejor comida posible, en este artículo hablaremos del pienso para perros y qué características debe cumplir para ser un producto tan adecuado como los piensos de Arquivet.


Características principales

Cuando hablamos de la buena o mala calidad del pienso para perros, en realidad hacemos referencia a la calidad dietética que aportará al animal. Por supuesto, los alimentos de los que se componga serán cruciales para el buen nivel de la dieta, pero en esto nos centraremos un poco más adelante.

De manera general, para considerar que un pienso es de buena calidad, la dieta debe cumplir las siguientes condiciones:

  • Completa: deberán estar presentes todos aquellos componentes que son esenciales y beneficiosos para el organismo del animal.
  • Equilibrada: además de integrar todos esos componentes necesarios, las cantidades en que estos aparecen deben ser las ideales, ya que un desfase podría provocar una alteración que disminuya los beneficios del producto.
  • Digestible: aquellos alimentos que aparecen, además de ser los esenciales y estar en las cantidades apropiadas, deben tener las propiedades oportunas para que el animal pueda digerirlos bien y aprovechar al máximo su valor nutritivo.
  • Palatable: esta característica hace referencia al gusto de la comida, que debe ser agradable, ya que de lo contrario no fomentará que el animal lo consuma y podría incurrir en un problema de nutrición. En algunos casos, el sabor desagradable de un primer pienso puede provocar un rechazo futuro a cualquier tipo de pienso en el animal por asociación.
  • Densidad energética adecuada: el volumen y el peso de la ración están adaptados al animal, de manera que no caerá ni en déficit alimentario ni en superávit calórico.

Cómo asegurar estas características

Para garantizar que todas las características anteriormente mencionadas se cumplen aproximadamente con exactitud, revisar los ingredientes que componen el pienso es fundamental, ya que en función de estos el perro recibirá toda la nutrición que necesita o, por el contrario, tendrá déficit.

Las fuentes más importantes de alimentación para un perro son la carne o el pescado, por lo que deben aparecer en el pienso necesariamente. Además, es muy importante que se indique si es carne deshidratada o fresca, qué porcentaje incluye y si es de pollo, cordero, pavo u otro tipo para saber su contenido en grasa.

Con respecto al porcentaje de carne, es importante revisar si es deshidratada o fresca por una razón. La carne fresca es en un 70 % agua que se perderá en la fabricación del pienso, por lo que un pienso con 60 % de carne fresca, en realidad contiene un 15 % de carne, aproximadamente. Sin embargo, la deshidratada cuenta el valor real de carne que se aporta. De este modo, si debemos elegir entre un pienso con un 60 % de carne fresca y otro con un 30 % de carne deshidratada, éste último será más adecuado, ya que contendrá más carne real que el primero.

Otro factor importante es la presencia de cereales. Cuanta menos cantidad de ellos haya, mejor. Aunque actualmente son muy usados para abaratar costes, lo cierto es que son poco digestibles para los perros y se conoce que provocan la mayoría de alergias e intolerancias que se advierten en estos animales. Únicamente el grano de arroz debe ser aceptado, aunque no pasa absolutamente nada si el pienso contiene algo de cereal.

Además de la carne, la presencia de verduras y frutas en el pienso son una señal de que el producto es de buena calidad, por lo que si en el etiquetado anuncian su contenido, habrá que barajarlo como una buena opción.

Por último, el proceso de fabricación es muy importante. Aquellos que se realizan en frío son los más naturales, ya que mantienen la mayor parte de las propiedades de los alimentos, que en procesos como el horneado o el extrusianado se pierden debido a las temperaturas elevadas.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies