Martes 29 de Noviembre de 2022

Lugares, historias y misterios de la Huelva encantada

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

Existe una Huelva oscura, enigmática en donde el mundo de las ánimas se entremezcla con los vivos. De noche esa Huelva encantada sale a relucir y no son pocos los espacios en los que algunos lugares se ven envueltos en una bruma fantasmagórica, según relatan muchos testigos de acontecimientos paranormales.

Con el día de Todos los Santos y la festividad de Halloween esas almas errantes parecen tomar más protagonismo y algunos han hecho incluso de esta supuesta eventualidad un territorio de aventuras. Son muchos los lugares mágicos, tanto en la capital como en la provincia en los que las ánimas recorren los espacios entre dos dimensiones. El autor del libro ‘Huelva Sobrenatural’, José Manuel García Bautista, recoge algunos de los principales espectros que nos deja la noche de Huelva y que relata de la siguiente manera:

La lugares y fantasmas de la Huelva encantada

Encuentros imposibles en el encantado Hospital Manuel Lois

En el viejo Hospital que fue desalojado en los años 90 son numerosos los testimonios sobre que estuvo encantado. Allí quedaron números enseres y material en su interior. Una noche y sin saber cómo, una buena cantidad de colchones salió ardiendo prendiendo de forma incomprensible en la cuarta planta del mismo.


Acudieron los servicios de extinción de incendios de Huelva costando tremendamente sofocar el fuego. En dichas tareas de extinción, uno de los bomberos participantes de las mismas comentaba: «He sentido auténtico pánico, no sé lo que habrá allí arriba pero estábamos acompañados por algo y sentí mucho frío, me dio miedo», aseguraba este bombero a sabiendas de que había estado en un lugar encantado.

Y es que en esa misma planta son seis los fuegos registrados en estos años sin saber cómo se originan o quién los provoca.

En esa última planta también son diversos los testigos que afirmaban haber visto a una dama blanca que lloraba en las noches y cuyos quejidos, que sembraban de inquietud todo el edificio, se hacían cada día más presentes y minaban la moral y los ánimos de los empleados de urgencias, cuyas filas veían asoladas por las bajas por depresión, ataques de nervios  e histeria achacados a la continua presión que esos fenómenos ejercían sobre sus personas. .

Un vigilante de seguridad junto a su perro pudo ser partícipe de la aparición de la dama de blanco y sentir sus lamentos…, en este caso, el protagonista fue presa de un ataque de nervios que con el transcurrir del tiempo provocó en él la total caída del cabello.

¿Qué pasa en el viejo Convento de las Agustinas?

De este singular y destacado edificio nos ha llegado una historia antigua, tal vez la más antigua que habla de sucesos extraños en el interior de este convento. Esa historia nos cuenta cómo se encontraron, mientras hacían obras, los cuerpos de niños enterrados en el patio interior. Y no sólo niños, ya que también se hallaron cuerpos de religiosas que realizaban su labor piadosa para la orden.

La explicación que se conoce es que quizás esos niños fueran abandonados; según parece allí había un torno donde las madres los dejaban sin ser vistas. Algunos comentarios hablan de extraños ruidos y llantos en los sótanos de ese edificio-convento e incluso de extrañas luces o luminarias que surgen del mismo… sea como fuere, nos surgen las extrañas reminiscencias de un pasado que quizás vuelva a emerger tras ser removido ese pasado en forma de olvidadas sepulturas y cuerpos en el interior de un viejo patio…

El gran enigma de la Asamblea de Cruz Roja de Huelva

Ubicado en la calle Aragón hubo un tiempo en el que había muchos comentarios de trabajadores que afirmaban que se escuchaban voces, el ascensor subiendo y bajando solo. Los militares que hacían el servicio militar y pernoctaban en el edificio una vez salieron corriendo y llamaron a la policía pues escucharon gritos y un ruido como si cayeran piedras por las escaleras.

Antonio Rodríguez es uno de esos trabajadores que durante su jornada de trabajo pudo ser testigos de aquellos espectrales ruidos: «No recuerdo bien cómo fue pero algo llamó mi atención. Era como si alguien me llamara muy débilmente, entonces miré hacia las escaleras y vio como si alguien subiera las escaleras. Era imposible porque aquello estaba cerrado y había sacos que dificultaban ir arriba, y subir ¿para qué? Me levanté gritando «oiga, que ahí no se puede estar», pero un frío vino de pronto hacía mí y sólo escuché una voz gélida que decía: «déjame estar».

El fantasma de La Orden

Cuando construyeron la barriada de La Orden se escuchaba por las paredes de los pisos de uno de los edificios, ruidos y voces extrañas. Todas las noches de podían escuchar estos terroríficos sonidos, unos golpes que se repetían  todas las madrugadas y al hacerle preguntas contestaba con un sí o con un no…, cómo en un macabro juego un Sí con un golpe y el No dos golpes. Un signo evidente de que era un lugar encantado.

Los vecinos de La Orden estaban muy asustados y ante este temor popular la policía empezó a investigar hasta dar con el paradero de  un vecino que se escondía en una sala de contadores. Él originaba esos ruidos y era él el que daba golpes a través de las tuberías  y según él todo había sido una pequeña broma… En este caso no era ni más ni menos que un falso fantasma. Lo que es cierto es que  causó una gran alarma social durante mucho tiempo y en La Orden se vivía el temor a lo paranormal.

Lugares, historias y misterios de la Huelva encantada

Fenómenos paranormales en el Restaurante Candilejas

En la calle La fuente había una cafetería hasta hace muy poco junto a una tienda de calzado. Aquella cafetería en cuestión era el Restaurante Candilejas.

Su parte superior era bastante tétrica y cuando los clientes estaban en la parte inferior se podían oír, procedentes el piso de arriba, sonidos muy extraños, como el arrastre de algo pesado, golpes fuertes, gritos y sonidos espeluznantes que dejaban a todo aquel que los escuchaba petrificado. Según el dueño y los empleados la parte de arriba estaba vacía… No había muebles ni enseres de ningún tipo, y por tanto aquellos sonidos no eran naturales. El lugar estaba encantado.

Vecinos de este bello inmueble han visto en diversas ocasiones al fallecido último propietario que tuvo…El lugar también esconde la rancia historia de un reloj de mesa que se acciona sólo y da las campanadas a una determinada hora aunque ya no tuviera cuerda.

La leyenda de la calle Hinojos

Su historia, trágica y triste habla sobre el ruido de una máquina de coser que se escucha por las noches en la zona. Según los vecinos del lugar, considerado encantado, todos la escuchaban y nadie cosía a esas horas. La historia nos habla sobre una mujer que se encontraba muy enferma y como sabía que le quedaba poco tiempo de vida le dijo a su hermana que con la máquina de coser que tenían la vendiera y así sacará algo de dinero para que le pagase unas misas en honor a su muerte.

La hermana se lo prometió, al poco tiempo murió la mujer y desgraciadamente también murió la hermana quién pasó el recado de la venta de la máquina de coser a su hija, trágicamente ésta también murió y quedó otra de las hijas sin saber nada, como si de una maldición se tratase.. A lo cual la primera mujer se aparecía en la casa cosiendo en la máquina de coser todas las noches, hasta que la hija vendió aquella máquina de coser.

El fantasma del pozo encantado

Un misterio arraigado en la calle San Sebastián, allí en el siglo XIX, en una casa de vecinos, había en su patio interior un pozo tapado con cemento y encima de la tapa muchas macetas a modo de ornamento floral. Su historia nos cuenta que allí se había suicidado una muchacha arrojándose por el pozo, de su muerte quedó una extraña reminiscencia luminosa con forma y apariencia humana que los vecinos decían que el fantasma de la chica muerta. Aterrados taparon el pozo encantado y los acontecimientos dejaron de ocurrir pero sería recordado como el fantasma del pozo.

Lugares, historias y misterios de la Huelva encantada

Misterio en Membrillo de Bajo

Ya en los misterios provinciales, hacia el camino de Berrocal, hay un pueblo que fue masacrado y quemado en la época de la guerra civil española, y hoy por hoy solo quedan las ruinas de casas que permanecen semicubiertas por matorrales y maleza. Mucha gente lo conoce por el  ‘El Guernica de Huelva’.  Al pueblo se le conoce con el nombre del ‘Membrillo de Bajo’.

En ese encantado lugar con historia, se puede percibir una sensación de soledad y tristeza que produce auténticos escalofríos. Estando allí, es inevitable no pensar en todas las muertes que se produjeron, es aterrador e incluso hay personas que aseguran haber escuchado disparos y lamentos estando en el «Membrillo de Bajo».

Apariciones en el Hotel Fidalgo

Se encontraba en la localidad de Matalascañas y actualmente está dedicado a apartamentos. Ese hotel perteneció a una mujer llamada Gregoria  que era mayor y había perdido la cabeza. Ante la situación sus sobrinos no tuvieron más remedio que encerrarla en un centro psiquiátrico pasando así todo su patrimonio a sus avariciosas manos. Pero desde ese otro lado el espíritu de Gregoria regresó para penar su desgracia por los pasillos de su preciada posesión y muchos inquilinos o propietarios aseguran escuchar quejidos lastimeros, llantos y susurros, pasos que van y vienen de la nada convirtiéndolo en un Hotel encantado.

El piso encantado de Matalascañas

Cuando llega el verano son muchas las personas que desde el interior busca la zona de costa para pasar unos días o sus vacaciones. Hoteles o pisos, cualquier sitio es bueno para estar unos días de descanso.

Eso le sucedió a una familia que un día de julio se lanzó a buscar un piso económico en Matalascañas  donde pasar unos días. Después de un día de búsqueda infructuosa encontraron uno a un precio sorprendentemente barato.

Durante la estancia, las luces comenzaron a encenderse y apagarse solas como en un habitáculo encantado. La familia creyó que se trataba de alguna anomalía eléctrica pero era muy molesto, mientras que un olor putrefacto se percibía por la casa. La cuarta noche volvieron los problemas eléctricos, en este caso un miembro de la familia, una chica llamada Sonia, comenzó a soñar con una señora mayor que le decía –en sueños- que ella había muerto allí. La pesadilla se repetía de forma insistente  y la joven estaba aterrada.

El ‘chico de la curva’

La experiencia  la vivió una persona que se desplazaba en su vehículo desde Mazagón a San Juan del Puerto, ambas localidades onubenses. Conducía por la carretera A-494, a una velocidad moderada. Al pasar por una de las curvas del tramo le llamó la atención cómo surgió del arcén una figura, era un chico de unos 30 años, delgado pero fuerte, vestía vaqueros y camiseta a rayas de colores varios, pelo largo recogido y mochila.

A los pocos días, volvió al mismo tramo (como todos los días) y se vio sorprendida por el mismo personaje que surgía en el mismo punto, el mismo exactamente, para saludarla al pasar. Pasó casi una semana y ella conducía ya por ese tramo prestando atención si veía al chico, las dos anteriores «visiones» habían sido los días 3 y 6 de junio, la tercera se produciría en el mismo sitio, en el mismo punto, el día 14 del mismo mes, a 1 km. de la urbanización Moguer. Y nuevamente volvió a saludarla.

La chica impactada por ese suceso, investigó por su cuenta un poco y descubrió que cerca de allí se produjo, hace tiempo, un accidente y que eran otros conductores los que también hablaban de un «autoestopista fantasma» en aquella misma carretera, teniendo así la certeza de que esa curva era un lugar encantado.

La pensión «embrujada» de Ayamonte

La pensión embrujada de Ayamonte es uno de esos lugares en los que el investigador se reencuentra con el misterio. Está en la zona baja de esta bella localidad y en su interior se producen hechos que ponen los pelos de punta y que dan muestra de que fue un lugar encantado con el que muchos no se querían encontrar.

El epicentro de estos fenómenos los encontramos en la habitación número 8 donde unos jóvenes tuvieron una experiencia que no olvidarán jamás. El habitáculo encantado, ubicado en el último piso del edificio y vieron como una señora en camisón entraba dentro de una de las habitaciones.

Avanzaron por el pasillo y comprobaron como la habitación donde había entrado esa mujer era la 8, la misma que les habían dado a ellos. La chica, llamada Vanesa, quiso irse de inmediato pero Julio, su acompañante la calmó. Cuando era de noche, al cabo de unas horas acostados, la chica comenzó a sentir como había algo en la habitación. Las luces estaban encendidas, los grifos del baño abiertos y la extraña sensación de no estar solos en ese lugar encantado.

Fuentes de la pensión confirman que otros muchos huéspedes también han tenido experiencias en su interior encantado tales como figuras espectrales deambulando por los pasillos, puertas y ventanas que se abren y se cierran solas, grifos que están abiertos dejando caer el agua a su antojo y luces que se apagan y se encienden en mitad de la noche.

Lugares, historias y misterios de la Huelva encantada

Miedo en ‘Tiro de Pichón’ de Jabugo

Construido bajo el reinado de Alfonso XIII, en plena Sierra de Aracena, el edificio de «Tiro Pichón» destacaba por su grandiosidad y por los extraños fenómenos paranormales que en su interior se producen, por lo que se ha cobrado una merecida fama de lugar encantado.

Es el investigador e historiador local Jorge Medina Bernabé  quién primero se pone en contacto con un grupo de investigadores y en antecedentes del lugar: «Durante la documentación de uno de mis libros sobre la Sierra de Aracena me encontré con algo curioso e inquietante… En Jabugo me hablaron de un lugar, del «Manicomio», en el que me relataron diferentes vecinos que se viene produciendo toda suerte de fenómenos misteriosos, desde la visión de seres o siluetas luminosas en sus ventanas hasta la grabación en su interior de psicofonías y ruidos extraños, la verdad es que una vez en el lugar y en su interior pude comprobar como en realidad allí uno no está solo».

Dentro dicen que habita el fantasma de un viejo guardes que en vida prometió guardar y vigilar siempre el edificio y mantuvo su promesa hasta el día de su muerte, ahora muchos han visto su espectro en el interior y han podido comprobar como en ese edificio hay cosas que no pertenecen a este mundo», Se trata de uno de los lugares encantados más famosos de la provincia.

La ruta de Platalea por los misterios de la capital

Platalea ha organizado una serie de visitas entre el 28 y el 31 de octubre para conocer algunos de los lugares encantados de la capital, un viaje de tres horas, de 19.00 a 22.00 por algunos de los edificios presuntamente encantados que tiene la ciudad y los que entrarán a oscuros provistos de la luz de un candil para dar más emoción al misterio. La ruta teatralizada tiene varias paradas insignes:

Campus universitario de La Merced

La que hoy es una Facultad de Económicas de la Universidad de Huelva, fue en tiempos un convento mercedario. Allí no son pocos los que aseguran haber tenido un encuentro con personajes de otra dimensión cobrándose la fama de un lugar encantado. Algunos de los trabajadores de la facultad, los que hacían trabajos de vigilancia o limpieza por las noches, llegaron incluso a dejar el trabajo por no poder soportar esa situación.  Una monja con dos niños de la mano era el espectro que hacía su aparición por las salas de la Facultad sembrando el miedo y la curiosidad entre algunos usuarios.

Sede del IAJ

El que hoy es el edificio sede del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), albergó hace años el Conservatorio de Música y también la clínica del doctor Sanz de Frutos. La visión de un anciano con la capacidad de atravesar muros y quedarse mirando fijamente al vivo que queda paralizado.

Aquí aún suceden fenómenos extraños, según explicaba el guía, quien relató el escalofriante testimonio de un hombre que, al ir al baño, se quedó paralizado al observar en el pasillo a un anciano que traspasaba una vidriera y luego giraba la cabeza para quedarse mirándolo fijamente. El antiguo director del conservatorio ya apuntaba en sus historias antiguas a pianos que tocaban solos y cuyas tapas caían súbitamente en una habitación vacía. Hoy día todavía comentan que puede tratarse de un lugar encantado.

Plaza del Titán

La Plaza del Titán, es el punto de partida de la exploración misteriosa por Huelva, allí (en la parte alta del Hipercor) algunos dicen haber visto la sombra evanescente de un escocés borracho identificado incluso con su falda a cuadros, siendo esta zona exterior un lugar de misterio presuntamente encantado. El centro comercial fue en su día uno de los hospitales que los ingleses edificaron en Huelva en su pasado relacionado con las minas.

 

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies