Sábado 04 de Febrero de 2023

Cómo afrontar una reforma en casa de forma imprevista

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

Nuestra economía familiar suele estar bajo control hasta que algo inesperado llega a nuestras vidas y necesitamos invertir un dinero extra que no preveíamos en reparar un desperfecto, alterando nuestra planificación e incluso suponiendo un gasto que no podemos afrontar.

Pero antes de plantearnos el desembolso, existen vías alternativas que puedes contemplar para ayudarte a pagar gastos imprevistos, como las reclamaciones a terceros o la solicitud de un préstamo que mejor atienda a nuestra necesidad, gracias a comparadores online como Better Compared, que nos ayuda a elegir entre toda la oferta existente.

Reparaciones imprevistas en casa: opciones

A todos nos ha pasado: muchas veces nos hemos encontrado con una grieta, un fregadero atascado o indeseables goteras que requieren del ejercicio de un profesional para su (costoso) arreglo. Por eso, es lógico que las circunstancias nos pongan aún más nerviosos sin saber que, de entrada, hay dos vías que nos pueden servir de mucha ayuda:


  1. Reclamar la reparación a un tercero que pueda ser el que haya ocasionado el daño.
  2. Solicitar un préstamo rápido.

Reclamar la reparación a un tercero: ¿Hay responsables?

La mayoría de las veces, los daños que se producen en los pisos, tanto en techo como paredes, son por culpa, fallos o negligencias de los vecinos colindantes o de la comunidad: aguas que se filtran, tuberías en mal estado, roturas, deterioros, obras indebidas… Si sospechas que puede ser el caso, debes ponerte en contacto inmediatamente con tu vecino, con el fin de evitar daños mayores y resolver el problema cuanto antes.

Lo común es que exista un seguro del hogar que cubra este tipo de daños: de esta manera, el seguro enviará a su perito para que, mediante una inspección, valoren el nivel de daños, perfilen la efectiva responsabilidad y se hagan cargo de los arreglos necesarios.

En casos en los que no haya seguro o el responsable se niegue a hacerse cargo, puedes pasar a instancias mayores y reclamar el arreglo por vía judicial. Debes recopilar todas las pruebas que cercioren que tú no eres el responsable, como fotos, testimonios de los demás vecinos e incluso las de fontaneros, peritos terceros y técnicos que determinen que los daños provienen de un lugar que repercute directamente en tu casa.

Solicitar un préstamo

Si la rapidez de la situación te lleva a actuar de inmediato y necesitas efectivo de forma rápida, solicitar un préstamo puede ser otra opción. De un modo totalmente seguro y sin necesidad de desplazarte por diferentes sucursales en busca del préstamo perfecto, pedir un crédito exactamente por la cuantía que necesitas para reparar el desperfecto te llevará lo que tardes en:

  • Comparar las mejores alternativas del mercado de préstamos.
  • Elegir el que mejor se adapta a tus necesidades.
  • Solicitarlo online, en el mismo momento y sin papeleos, desde la web de la entidad prestataria.

Tanto si barajas una u otra opción, recuerda que ante una reparación en casa no debes perder la calma. Baraja todas las alternativas, que no te ganen los nervios y, si decides pedir un préstamo, usa comparadores como Better Compared para que siempre puedas tomar la mejor decisión financiera, sea cual sea el paso que des.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies