Martes 29 de Noviembre de 2022

Trasladado al hospital un motorista tras chocar contra un coche en la avenida de Italia

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

En torno a las 13.30 horas de este mediodía de viernes se ha producido un accidente entre una moto y un coche en la avenida de Italia, a la altura de la antigua estación de Renfe. Según han informado desde Emergencias 112, como consecuencia del mismo el motorista ha tenido que ser trasladado al hospital Juan Ramón Jiménez tras el choque en el que se ha visto envuelto.

Desde el servicio de emergencias desconocen el estado actual del motorista.

Consejos de la DGT para los motoristas

Dependiendo de las características de la motocicleta que vayas a conducir será preciso estar en disposición de un tipo de permiso concreto:


  • El permiso de conducir de la clase A1: autoriza para conducir motocicletas con una cilindrada máxima de 125 cm3, una potencia máxima de 11 kW y una relación potencia/peso máxima de 0.1 kW/Kg. La edad mínima para obtenerlo será de 16 años.
  • El permiso de conducción de la clase A2: autoriza para conducir motocicletas con una potencia máxima de 35 kW y una relación potencia/ peso máxima de 0.2 kW/Kg y no derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia. La edad mínima para su obtención será de 18 años.
  • El permiso de conducción de la clase A: autoriza para conducir motocicletas sin limitación alguna. La edad mínima para su obtención es de 20 años cumplidos. El permiso de la clase A sólo podrá expedirse a conductores que ya sean titulares de un permiso en vigor de la clase A2 con, al menos, dos años de antigüedad. No obstante, las personas que estén en posesión del permiso de la clase B en vigor, con una antigüedad superior a tres años, podrán conducir dentro del territorio nacional las motocicletas cuya conducción autoriza el permiso de la clase A1.

Obtener el permiso de conducción de la clase A2 implica la concesión del de la clase A1 y AM. Para obtener el permiso de conducción de la clase A2 a partir del permiso de la clase A1 hay que contar con una experiencia mínima de dos años en la conducción de motocicletas de la clase A1 y superar la prueba de control de aptitudes y comportamientos, aunque dicha prueba puede sustituirse por una formación específica.

Elige bien tu motocicleta

Cuando compres una motocicleta o cambies de modelo, debes elegirla en función de tus necesidades no sólo desde el punto de vista económico, sino también otros factores como por ejemplo, tu experiencia en conducción de motocicletas más pequeñas, ya que no es recomendable comenzar con una de mucha potencia o, tu fortaleza física, puesto que cuanto más peso y potencia tenga, más difícil será manejarla.

Te puede servir de ayuda hacerte estas preguntas:

  • ¿Dónde voy a utilizar habitualmente la motocicleta? En ciudad, por carretera, en el campo, etc.
  • ¿Para que la necesito? Trabajo, ocio, fin de semana, ect.
  • ¿Con que presupuesto cuento? Ten en cuenta no solo el presupuesto de compra, también el de mantenimiento, equipación, etc.
  • ¿Qué mantenimiento requiere?
  • ¿Se adapta el modelo a mis posibilidades de manejo? Altura del asiento, peso, potencia, velocidad, etc.

El casco

Diversos estudios indican que las lesiones de cabeza son la principal causa de muerte entre los accidentados de dos ruedas. Concretamente el 80% de los fallecidos en motocicletas son por impactos en la cabeza.

El uso del casco reduce casi un 30% la posibilidad de sufrir lesiones mortales. Además, con el uso del casco la probabilidad de salir ileso del accidente aumenta en un 20%.

El casco es el mejor elemento de protección, para motociclistas, descubierto hasta ahora. Está diseñado para proteger el órgano más importante y complejo del cuerpo humano: El cerebro.

  • El casco evita los golpes directos de la cabeza con el pavimento, con otros vehículos o con elementos contundentes.
  • Nos protege de la penetración de objetos extraños en la cabeza, como piedras, hierros e insectos.
  • Absorbe parte de la energía del impacto y la distribuye por toda la estructura.
  • Evita la abrasión que sufriría la cara y la cabeza al arrastrarse por el pavimento.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies