La familia materna de Ruth y José lleva la esperanza a la calle

0

El reparto de carteles con los niños sigue en Córdoba y en Huelva. (Pedro Funes)

(Texto: José Carlos Aguado)  Un pequeño parque situado en la avenida de Andalucía de Huelva, a escasos cinco minutos de la casa de la abuela materna de Ruth y José –los niños de 6 y 2 años desaparecidos el pasado 8 de octubre en Córdoba–, se ha convertido en un improvisado plató de televisión. Allí, sobre una solería de césped y un decorado de fondo de aparente normalidad, la portavoz de la madre, Esther Chaves, suma ya más de una semana atendiendo a los medios de comunicación desplazados hasta la capital onubense para trasladar la agonía de una familia que, a pesar de todo, aún mantiene la esperanza de que se encuentren vivos a los dos pequeños desaparecidos hace ya once días.

Mientras la madre de los dos hermanos permanece ajena a la vorágine informativa y sigue resguardada en Huelva a la espera de noticias por parte de la Policía Nacional, las cadenas de televisión nacionales disputan por contar en directo con el testimonio de su portavoz, hasta tal punto de protagonizar duros enfrentamientos por ser los primeros en abrir los programas matinales con las declaraciones de Esther Chaves. En la guerra de las audiencias parece que vale todo.

Tras la detención de José Bretón –el padre de los dos niños–, la presión informativa sobre la familia materna se ha multiplicado. Media docena de unidades móviles con sus antenas desplegadas para conectar vía satélite se agolpan a orillas de un parque tomado por periodistas y cámaras de televisión. El objetivo no es otro que poder enlazar en directo en el momento en el que la Policía dé por cerrado el caso con la aparición de los dos niños, vivos o muertos.

A pesar de las noticias que llegan a cuentagotas de Córdoba, la portavoz mantiene la entereza y lanza un reiterado mensaje de “cautela y prudencia” e, incluso, insiste una y otra vez en pedir que se respete la presunción de inocencia y no se “criminalice” a un padre detenido y acusado de asesinato. Cada cinco minutos, un micrófono diferente para captar las mismas palabras de tranquilidad y calma.

“La Policía está haciendo su trabajo y tiene que buscar pistas atendiendo a la hipótesis de que los niños estén muertos, pero también pueden estar buscando pistas de que están vivos”, señala Esther Chaves, quien asegura que la madre de Ruth y José tiene “el mismo miedo que el primer día” y “mientras haya un hilo de esperanza seguirá agarrada a él porque aún no sabe dónde están sus hijos”.

En este sentido, la portavoz apunta que “sólo en el momento que no nos quede más remedio porque haya pruebas o las cosas sean como sean se aceptará lo que venga, pero por el momento no hay dato alguno que demuestre que los niños no están con vida”.

Es la esperanza de la familia materna contada en directo por televisión.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies