CALLE PUERTO
Corrupción y 15M
[Rafael Pérez Unquiles]

3

Rafael Pérez UnquilesEl caso Bárcernas, o más concretamente la corrupción, no ha logrado movilizar en Huelva a los seguidores del que un día fue poderoso y activo movimiento del 15M. La protesta convocada por los denominados “indignados” el sábado por la tarde en la plaza de la Constitución tuvo una nula respuesta. Los onubenses no salieron a la calle como ocurrió en otras ocasiones que fueron llamados a expresar por medio de protestas su rechazo frontal a situaciones generadas por la clase política con graves consecuencias en la vida pública. Y ese es un dato a analizar.

¿Qué ocurre para que los ciudadanos no hayan tomado como antaño la mayoría de las ciudades de forma masiva y prácticamente espontánea para dejar claro su rotundo no a la corrupción? ¿No es la corrupción un problema lo sufientemente grave en este país? Mucho me temo que la respuesta es no. Lo ocurrido en Huelva el pasado sábado por la tarde, sumado a los datos antecedentes que pone encima de la mesa nuestra historia más reciente, evidencia que, aún siendo de extrema relevancia la corrupción generalizada que afecta a España, no es una cuestión que saque a la ciudadanía de sus casas.

Y como prueba ahí están resultados electorales a nivel nacional y autonómico que han avalado a gobiernos alcanzados de lleno por abrumadoras pruebas de uso irregular del dinero público. Por ser más concreto, el PSOE ha seguido gobernando Andalucía después de conocerse con todo lujo de detalles el escándalo de los ERE, según algunos el caso de corrupción más grave de la democracia española. Igual es necesario más esfuerzo y trabajo en las redes sociales para que prenda la llama.

Los españoles, y los onubenses, han demostrado que toman la calle por injustos desahucios de viviendas, en defensa de derechos laborales, para reclamar soluciones a las galopantes tasas de paro…, pero no para protestar por la corrupción, asunto que nadie duda que es una de las lacras de nuestra sociedad pero que desde hace décadas sabemos que está indisolublemente adherido a las mismas entrañas del país. Y quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Compartir.

3 comentarios

  1. Cinta Zambrano Ruiz on

    D. Rafael Pérez Unquiles, está acertado en su análisis, y el mayor acierto, y eso es lo más curioso, ha sido su brevedad en la exposición. Todos sabemos que desgraciadamente la corrupción está haciendo más daño a la Democracia en España que el tan cacareado 23-F. El 23-F, quedó en pura anécdota (afortunadamente). Pero la corrupción en la clase política y gobernantes de cualquier estamento público, es tan escandalosamente extensa, que ya se oyen voces pidiendo la actuación de “una mano dura que aplique leyes aunque justas, pero más severas que las que disponen los Jueces”….claro que esa “mano dura” no puede provenir del mundo civil…..de momento no se oyen ruido de sables. Estamos rodeados de patriotas de pecho de hojalata, bobos solemnes y trepas por doquier.
    Respecto a la Baronesa Roja, está en su derecho de manifestarse por esta u otras razones, pero si el respetable no acude a sus reclamos, no es por culpa del Madrid o del Barcelona o del frío, y eso lo debería saber….que lo sabe.

  2. Baronesa Roja on

    Jugaba el Madrid, hacía frío… Y el que pasaba nos miraba como a bichos raros. Y ya lo más alucinante era cuando nos preguntaban “¿esto por qué es?” “Esto es por la corrupción del Gobierno” “Dirás de todos los políticos”. Y es iban protestando porque todo está podrido… Qué pena de ciudad, siempre aceptándolo todo murmurando entre dientes.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies