DESDE MI CABINA.
Alexander no ha querido quedarse.
[Paco Morán]

0

Cuando el pasado domingo tras acabar el Recreativo-Sporting, Alexander dijo en rueda de prensa que se quedaba porque estaba muy a gusto en el Recre, todos cerramos el debate. Pero de debate cerrado nada de nada, dado que en el fútbol, como en todos los órdenes de la vida, la plata manda, como dicen los sudamericanos.

Y la plata ha convencido al argentino para que abandone Huelva y se marche a un equipo de menor nivel que el Recre.Ya es oficial. Esta tarde, el Recreativo de Huelva y el Brondby han oficializado la cesión de Alexander al Brondby danés, por una temporada.Una cesión que podría dejar al Recre en torno a cien millones de las antiguas pesetas (600.000 euros). Hay una opción de compra de un millón y medio que no llegará a concretarse, dado que a Alexandre sólo le quedaría un año de contrato cuando acabe la presente temporada, por lo que esa cantidad jamás la pagaría el club danés.

La pregunta en la calle está hecha: ¿ha sido rentable la operación? Digo que en el momento en que un jugador quiere marcharse de un club, éste no tiene más remedio que negociar su salida. Lo hemos visto con Gareth Bate en el Tottenham.Alexander no ha querido quedarse en el Recre y punto. No hago una crítica de su deseo de querer salir del club, dado que cuando el ofrecimiento de la cantidad mensual a percibir triplica la actual, entiendo que el chaval haya querido progresar económicamente.

Y digo que sólo económicamente, porque deportivamente, la liga danesa está muy por debajo de la Segunda División española.No debe haber preocupación en el Recre. No se ha ido Messi, se ha ido un futbolista en progresión, pero no un jugador insustituible.En el club poco han podido hacer por retenerle, dado que cuando un futbolista se quiere ir, la experiencia me dice que hay que facilitarle la salida. Lo hemos vivido con Uche, Sinama, Colunga, Javi Fuego…En definitiva, un jugador de fútbol no es más que un trabajador que marcha al lugar que más le pagan. Esto es así de simple. Por esa razón, lo del amor a los colores que muchas veces manifiestan algunos jugadores, no se ajusta a la realidad. Cada vez que vean a un jugador besar el escudo de un club, llámenle comediante.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies