El intento de China de controlar el mercado del oro

0

Para un inversor el oro se puede considerar como uno de los refugios en los que invertir parte de su cartera, además es un mercado relativamente sencillo y estable donde se pueden obtener ganancias.

En Internet existe mucha información sobre este mercado y cómo funciona, por ejemplo este tutorial para comerciar con oro es bastante interesante y lo recomendamos para tener unas nociones sobre cómo operar.

Sin embargo no es un mercado inmóvil, y la aparición de nuevos jugadores en él, como China puede cambiar completamente las reglas del juego. La apertura del mercado del oro de Shanghái está siendo examinada con lupa por los expertos de todo el mundo.

La creación de la bolsa de oro de Shanghái, la alternativa a la bolsa estadounidense Comex, usada para el comercio internacional de oro, representa el intento de China de obtener el control sobre el mercado del oro y acabar con la práctica de manipular el precio del metal a fin de proteger el dólar. A través del SGEI se gestiona el comercio de oro de la zona de libre comercio de Shanghai, la Free Trade Zone o FTZ donde el comercio de oro físico está completamente separado del mercado tradicional de oro chino, que es de por sí un mercado cerrado. No se permite exportar oro, y sólo quince bancos tienen permitido importar. Se considera la bolsa de oro china como más segura ya que exige que el oro exista físicamente. Desde 2012 la bolsa Comex permite finalizar las transacciones  sin que el oro tenga que transportarse físicamente al nuevo propietario. Una vez que el nuevo propietario demandara ese oro y la entrega fallara se generaría una situación de miedo y los participantes del mercado huirían a una bolsa más segura, como la de Shanghái, que garantiza entregas físicas, según vaticinan algunos expertos.

Sin embargo el oro cotizado en la SGEI se puede retirar de la zona franca por parte de agentes extranjeros y salir del país. Estas retiradas se incluyen en el total de retirada del SGE y provocan diferencias en la visión sobre la demanda mayorista china. Sin embargo si separamos los datos del SGE y del SGEI tampoco vamos a tener una vista más nítida de este mercado ya que los bancos nacionales chinos pueden negociar en el SGEI por su parte y al retirar oro de la zona franca pueden traerlo al mercado doméstico chino sin pasar por el mercado SGE, lo que también distorsiona los datos.

Existen tres estados en los que el volumen de negociación en el SGEI con los contratos iAu100g, iAu99.99 y iAu99.5 se puede encontrar:

-Sin movimiento: sería el correcto, el no retirado en absoluto, que no afecta a los datos sobre demanda mayorista china.

-Exportado al extranjero: es el que sacan del país los comercios extranjeros, y no sabemos cuántos de estos retiros de oro del mercado chino representan el total del valor del SGEI porque si los tuviéramos podríamos tener una visión más clara de la demanda mayorista china, pero estos datos no están disponibles por separado por lo que es imposible hacer una estimación.

-Oro importado a China: el que retiran los bancos nacionales chino con el objeto de importarlos a su mercado doméstico.

La estacionalidad del gigante asiático también influye en este mercado, por ejemplo diciembre y enero son meses fuertes en cuanto a demanda de oro en China. En los últimos meses se ha producido un nivel extrañamente alto de retiradas, y como curiosidad, los chinos compran más oro cuando el precio está bajando que cuando está al alza, a diferencia de los inversores de oro de occidente. En las primas en el SGE encontramos también la confirmación de estas hipótesis ya que se mueven de forma invertida a las del precio del oro. En cuanto al SGE los contratos de comercio de oro suben de forma exponencial sobre todo en los Au(T+N1) y Au(T+N2) que son contratos diferidos de oro.

Si China se apodera del mercado a través de este mecanismo es probable que tuviera como primera consecuencia que los mecanismos especulativos de Comex para influir el precio del oro cayeran en desuso, y aumentaría el precio del oro al doble actual, su precio real. Tendría una consecuencia clave ya que provocaría que  se reevaluarían todas las monedas de reserva tradicionales, provocando un caos financiero que actualmente se basa en la especulación que podría obligar al reinicio del sistema monetario mundial y a tomar de nuevo el patrón oro lo que en la práctica se traduce en un reparto sin precedentes del poder económico mundial.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies