Jueves 26 de Mayo de 2022

DESDE MI CABINA: No miremos sólo a Monteagudo

0

(Firma: Paco Morán) No acaba el Decano de cumplir las expectativas que se había marcado a principios de temporada. Siendo junto al Cartagena los grandes trasatlántico de la categoría en cuando en cuanto a gasto en plantilla, el cuadro murciano ya saca al Recre cuatro partidos de ventaja en su intención de repetir la misma clasificación que la pasada temporada. El primer puesto cada vez está más lejos y la afición parece que arroja la toalla en esa intención de igualar la clasificación lograda por Salmerón.

Y es que el equipo no transmite sensación de cuadro grande que sea capaz de dar un zarpazo encima de la mesa para mostrar su superioridad. Ayer ante el peor Murcia que he visto en mucho tiempo, no fue capaz de ganarle, incluso pudo perder en el minuto 93 de partido. Y todo ello viendo en la puerta del cuadro pimentonero a un portero que parecía del campeonato de empresas.

Es cierto que resta mucho campeonato para poder engancharse a la lucha por la primera plaza, pero las distancias y los que equipos que tenemos por delante, cada jornada aumenta más.

Y no, no me preguntéis si soy partido del cambio de entrenador porque nunca me gustaron los ceses de entrenadores. Así que espero que Alberto esté hasta final de temporada. Porque las responsabilidades hay que repartirlas y no descargar toda la culpa en el técnico. En el palco hay un mando político y sus comisarios respectivos que dirigen al Decano y que habría que mirar también hacia ellos.

La gestión económica en el club que no deja de aumentar su deuda cada temporada y, también tiene unos costes deportivos que derivan en malos resultados cuando la incertidumbre económica comienza a deambular.


Y hay quienes pensarán que, si los catorce millones de euros que dimos los onubenses ya están a punto de acabarse, para eso están los 145.000 paisanos dispuesto a permitir que el alcalde le vuelva a meter la mano en el bolsillo. Los hay quienes están por la labor de que se dé otro mangazo al ciudadano, pero también los 138.000 habitantes que no van al fútbol tienen derecho a decir que ya está bien.

Entre lo deportivo que no funciona y lo burocrático que tampoco, mucho me temo que no tengamos tan buena temporada como la del año pasado. Entiendo que cada vez menos gente vaya al estadio.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies