Homenaje a los Caídos en Huelva en el navío de línea Rayo

0

En la tarde de este pasado domingo, 8 de marzo, tuvo lugar en aguas de Huelva un Homenaje a los Caídos por parte del buque de acción marítima “Rayo”.

El buque de acción marítima “Rayo” (P-42), entregado a la Armada en 2011 y basado en Las Palmas de Gran Canaria, ha realizado una escala en el puerto de Huelva para realizar presencia naval y dar a conocer la misión que está realizando en aguas del Atlántico y Mediterráneo, a las órdenes del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima.

Esas mismas aguas, onubenses y colombinas, que vieron zarpar a los barcos españoles y alcanzar las hazañas más grandes que vieron los siglos, han acogido en el día de ayer a dos buques de la Armada de igual nombre, y que aún separados por 215 años, tienen la misma misión de servicio a España.

El acto comenzó con una breve reseña histórica del navío “Rayo” seguida por la lectura del artículo 21 de las Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas, relativo a la tradición militar en los Ejércitos. Se realizó un emotivo homenaje entonando “La Muerte no es el final” y dos miembros de marinería portaron una corona de flores, donada por el Real Club Marítimo de Huelva. Tras el Toque de Oración y siguiendo el Ceremonial Marítimo que la Armada atesora desde hace siglos, la corona de flores fue lanzada al mar en las mismas aguas que acogieron al “Rayo” en el año de 1805.

El navío de línea “Rayo”, cuyo nombre de advocación era “San Pedro Apóstol”, fue diseñado por Jorge Juan y construido con maderas tropicales en el astillero de La Habana en 1749. Entregado a la Armada en 1751, tuvo que posponer su primera navegación por no contar con personal suficiente y, cuando se hizo a la mar, fue con una dotación reducida de 453 hombres.


El “Rayo”, al mando del brigadier Enrique Macdonnell combatió en la batalla de Trafalgar el 21 de octubre de 1805, formando parte de la escuadra franco-española que luchó contra la Marina británica del Almirante Nelson. Naufragó durante la tormenta que siguió a la feroz pelea, y desde entonces sus restos descansan en aguas de Huelva frente al Parque Nacional de Doñana.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies