El Infanta Elena cerrará sus puertas de 23.00 a 7.00 horas

0

El Hospital Infanta Elena ha implementado en estos días una serie de medidas de control de los accesos al centro y de movilidad interna que van encaminadas a reducir, en lo posible, la entrada y tránsito innecesario de personas por el interior de sus instalaciones y, por lo tanto, las posibilidades de contagio del Covid-19 y de otros procesos infecciosos. Se trata de actuaciones sencillas de carácter general que requieren de la colaboración de todos, pacientes, familiares y profesionales, para que puedan resultar realmente efectivas y permitan aumentar el nivel de seguridad en el centro hospitalario.

Para ello, se han diseñado una serie de actuaciones, acorde con el Plan de Contingencia del centro hospitalario, que está permitiendo reducir la circulación de pacientes y familiares y su acumulación en diferentes zonas del Hospital. Además de las medidas organizativas, ha sido necesaria también la realización de una serie de actuaciones de reordenación de los espacios, algunos de ellos todavía en ejecución, que garantizarán la distancia de seguridad, sobre todo en la zona de entrada general al centro y de acceso a diferentes servicios. Estas obras han permitido eliminar también diferentes elementos arquitectónicos y de mobiliario que suponían obstáculos a la circulación.

Para ese fin se ha instalado una puerta de acceso automatizada a la entrada general que evita empujar las puertas para entrar y amplía los espacios disponibles. Se han eliminado también las entradas de los pasillos en las áreas de Consultas Externas, Hospitalización, Administración y cafetería. Además, se están habilitando nuevos espacios abiertos en la zona de entrada para ubicar el Servicio de Información al Ciudadano y reducir de esta forma la exposición de profesionales y pacientes.

Entre las medidas contempladas en el plan se encuentra la implantación del horario de control de la puerta de entrada, que permanecerá cerrada desde las 23.00 hasta las 7.00 horas, estando ubicada la entrada de emergencias para familiares en caso necesario a través del área de Urgencias. El objetivo es reducir el movimiento de familiares fuera de las horas establecidas y, a la vez, garantizar la seguridad del centro. Durante el día también se establece un control de seguridad en la que se ha dispuesto un punto de control de la temperatura para entrar en Consultas Externas y el área de hospitalización, donde además se indica la higiene de manos previa y se ofrece mascarilla quirúrgica a los usuarios en caso de que resulte necesario.

El Hospital lamenta las molestias que pueda conllevar, pero quiere recordar que los pacientes que acudan al centro hospitalario solo pueden ir acompañados por una persona. En el área de Hospitalización como norma general solo se permite un acompañante por paciente que, en la medida de lo posible, se aconseja que sea siempre la misma persona y debe tenerse la prudencia suficiente para no acudir si presenta síntomas respiratorios o fiebre. En cuanto a las visitas de cortesía, deberán realizarse de forma telefónica para evitar aumentar los riesgos de contagio.


Por parte del Hospital se están estableciendo también numerosas medidas en los protocolos de trabajo para reducir el movimiento de pacientes. De esta manera, ya está establecido que los pacientes que sean atendidos o ingresados desde el Servicio de Urgencias, serán trasladados a las plantas de hospitalización con las pruebas diagnósticas iniciales ya realizadas, incluida la PCR para diagnóstico de COVID, de forma que se evite su circulación por el centro. En el curso de su evolución se utilizará tecnología portátil o, si no fuera posible, se trasladarán al Servicio de Radiología con las medidas establecidas.

La citación en consultas externas se está realizando con tiempo suficiente entre citas para evitar las aglomeraciones en las salas de espera, por lo que se solicita que no se acuda al centro hospitalario antes o después de la hora fijada para evitar la concentración de personas en determinadas horas de la mañana. Además y dependiendo de las especialidades y de los procesos, se continuará con la actividad telemática y de asistencia telefónica para revisiones y recogida de resultados, con el fin de evitar los desplazamientos de los pacientes.

En aquellos servicios en los que resulta posible, se está potenciando la consulta en acto único, de forma que en la misma visita del paciente se le realizan las pruebas diagnósticas necesarias para que pueda irse a casa con el diagnóstico y el tratamiento adecuado sin necesidad de volver a acudir al Hospital.

Estas medidas se suman a otras ya puestas en marcha desde el pasado mes de febrero, como la modificación de la disposición de las zonas de espera con la finalidad de aumentar la separación entre las distintas bancadas, la inhabilitación de una serie de asientos en las áreas de espera para garantizar la distancia social de seguridad, la colocación de mamparas de protección en las áreas de atención a la ciudadanía, así como la colocación de dispensadores de gel hidroalcohólico para el uso general.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies