DESDE EL CONQUERO: J.R.J., en el rectorado

0

(Firma: Emilio Marín)  A finales de enero de 1916, zarpa de Cádiz un trasatlántico rumbo a Nueva York. La ruta comercial se repite con frecuencia, pero este viaja tiene un sello propio. En el grupo de viajeros se encuentran uno muy importante: Juan Ramón Jiménez. No es un viaje de turismo. En dicha ciudad le espera Zenobia Camprubí .Van a casarse en la iglesia católica de San Stefan en Manhattan. Actualmente cerrada.

Pero hoy está abierta la sala de exposiciones del Rectorado de la Onubense, en Cantero Cuadrado, y en ella una muestra titulada “Mar de Pintor”. Allí encontramos muchas ediciones, tanto de España como del mundo, de “Diario de un poeta recién casado”, perteneciente al escritor onubense y bibliófilo Juan Carlos León.

“El Viaje es una combinación de amor y mar, en el que el poeta moguereño va a casarse con la americanita Zenobia–dice León Brazquez-, que lo va a acompañar por siempre en la aventura de la poesía y la vida, hasta que la muerte los visite en Puerto Rico”.

En el viaje Juan Ramón Jiménez descubre América y sobre todo el mar:

“Mar, hoy te llamas mar por primera vez .Te has inventado tu mismo y te has ganado tu solo tu nombre, mar ///Se borra el mar lejano, y el horizonte se viene encima y aprisa, de modo que la raya última del agua tiene ya la ola, suave primero, luego grande, sobre el cielo”.


Pero en Nueva York le espera Zenobia Camprubí, mujer cultísima, traductora de Tagore, feminista y que será a partir de ahora la columna vertebral del poeta moguereño. Pero también, otras sorpresas como una ciudad gigantesca cargada de ruidos y prisas, coches y multitudes, y gentes de color como no las había en Madrid, y como no el metro, siempre a rebosar:

“ La negra va dormida , con una rosa blanca en la mano-La rosa y el sueño apartan, una superposición májica, todo el triste atavio de la muchacha: las medias caladas, la blusa verde y transparente, el sombrero de paja de oro con amapolas doradas-.Indefensa con el sueño, se sonríe, la rosa blanca en la mano negra.”

Además de los muchos “Diarios de un poeta…” se exhibe en la sala del Rectorado retratos, pinturas y esculturas sobre el Premio Nobel de autores onubenses como Vázquez Díaz, Ricardo Baroja (nacido en Riotinto), Vicente Toti, Mario León, El Persia, María Izquierdo, Lola Romero…Una muestra que forma parte del Otoño Cultural, porque lo importante- a pesar del tiempo tan dramático que vivimos- es que la cultura no se pare.

Ahora en “Mar de pintor” se conjuga poesía y pintura. Es decir, se vive el arte.

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies