Llegan las mascarillas ecológicas que no dañan el medioambiente

1

Cuidar nuestra salud y a la vez el medioambiente es posible y necesario, pues uno de los males que está trayendo esta pandemia es la contaminación por culpa de las mascarillas desechables

La llegada del coronavirus y su posterior expansión por todo el mundo ha provocado innumerables cambios en nuestro día a día. Desde las relaciones sociales hasta el trabajo pasando por el ocio, nada es igual que hace unos meses. Y algunos cambios parece que han llegado para quedarse, como las mascarillas. Este accesorio se ha convertido, junto con los geles hidroalcohólicos, en nuestra compañera inseparable. Quirúrgicas, de tela, con diseños de colores, reutilizables…con el paso del tiempo se han ido multiplicando los tipos de mascarillas que encontramos en el mercado, pero no todas tienen ni la misma efectividad ni la misma calidad. Pero estas mascarillas, que tienen muchos beneficios en lo que a reducción de contagios se refiere, tienen también un gran efecto negativo: la contaminación.

Ya se ha convertido en algo frecuente el hecho de ir paseando por la naturaleza y encontrarse mascarillas usadas y tiradas por el suelo. En las playas también suele haber este tipo de residuos, lo cual resulta altamente nocivo tanto para la flora como para la fauna, lo que a la larga repercute también en el ser humano. Pero como decíamos, con el paso de los meses las técnicas han ido evolucionando y actualmente es posible utilizar mascarillas ecológicas. Este tipo de mascarillas están hechas de tejidos orgánicos, por lo que no dañan el medioambiente.

La principal ventaja de este tipo de mascarillas es que son reutilizables, a diferencia de las conocidas mascarillas quirúrgicas. Están hechas de tela o algodón orgánico, y contienen un bolsillo interior para colocar los filtros que podemos adquirir en las farmacias. Esto hace que se puedan lavar de forma sencilla y nos aseguramos de que nos protegen, ya que estaremos adquiriendo los filtros en una farmacia. Otra punto a favor de este tipo de mascarilla es que resultan más cómodas que las que podemos comprar en la farmacia o en el súper, ya que son más ergonómicas y al ser de tela se adaptan a la forma de la cara. Ya que tendremos que usarla durante todo el día, lo ideal es que sea lo más cómoda posible.

Además no resultan incómodas o agobiantes a la hora de respirar, ya que ese tipo de tejido es lo suficientemente fino como para que pase el aire pero lo suficientemente grueso como para que no pase el polvo u outras partículas nocivas. Si bien estas mascarillas no son eternas -al cabo de un determinado número de usos habrá que comprar otra- duran mucho más que las desechables, por lo que le estaremos ahorrando al medioambiente un gran número de desechos y plásticos innecesarios. Esto se traduce también en un beneficio para nuestros bolsillos, porque comprar menos mascarillas equivale a gastar menos dinero. Aunque las de usar y tirar son muy baratas, como suele decirse: a la larga lo barato sale caro.


1 comentario

  1. ¡Muy buen post sobre mascarillas reutilizables! Sin duda, son la mejor opción, tanto para el medio ambiente como para la protección frente a la pandemia. Las mascarillas de tela, además, son súper cómodas y estilosas. Permiten varios lavados y están fabricadas en materiales naturales. Nosotros las recomendamos al 100%.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies