El sueño es necesario para mantener una buena salud física y mental

0

El sueño es una función vital para los seres humanos. Las horas nocturnas de sueño permiten al organismo recargar energías y refrescar las funciones mentales que permiten al cerebro mantenerse activo y alerta durante el día.

En los últimos años, expresiones como “dormir es para los débiles”, se han popularizado erróneamente, hasta el punto de convertirse en una frase motivacional para conseguir el éxito. Pero la verdad es que las horas que los seres humanos dedican diariamente al sueño son fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo. Además, gracias al descanso, el cerebro responde eficiente y efectivamente a las largas horas de trabajo.

En este sentido,  los profesionales de la Salud aconsejan tomar una serie de medidas para garantizar un sueño de calidad. Asimismo, la web de referencia en el descanso http://quecolchoncomprar.online/ se ha convertido en una de las páginas más visitadas por quienes desean comprar el mejor colchón para un descanso satisfactorio.

¿Qué se debe tener en cuenta para disfrutar de un sueño reparador?

De acuerdo a los profesionales de la Salud y la ciencia, lo principal que toda persona debe respetar, es el funcionamiento y las notificaciones que envía el cerebro, a través del ritmo circadiano. El ritmo circadiano funciona como un reloj corporal natural, en el que mediante compuestos orgánicos como la adenosina, el cerebro regula los ciclos de sueño que ocurren cada 24 horas. Por esta razón, cuando cae la noche es común sentirse mucho más cansado y el cuerpo entra en una fase de homeostasis de sueño y vigilia.

Otro factor que determina la calidad del sueño, es el colchón. Aunque para muchos puede ser un elemento de poca importancia, lo cierto es que un colchón puede marcar la diferencia entre un sueño reparador y una noche en vigilia. Para elegir el mejor colchón, es necesario considerar su material y tejido, su transpirable y reversibilidad, así como su resistencia y firmeza.


La luz constituye un elemento que influye directamente en la calidad del sueño. Cuando se duerme por la noche, es fundamental atenuar o eliminar cualquier fuente de luz artificial, ya que al ser percibida por los ojos puede alterar el ritmo circadiano y enviar señales confusas y erróneas al hipotálamo en el cerebro.

Otra de las formas para conciliar el sueño por las noches es mantener alejados todo tipo de pantalla, como el móvil, la tv, el ordenador portátil o la tablet. Se ha demostrado que la utilización de estos dispositivos previo a la hora de dormir pueden provocar insomnio crónico. 

Asimismo, para prevenir enfermedades como la diabetes tipo 2, la obesidad o la presión arterial, alta es importante seguir los siguientes consejos para dormir más y mejor:

  • Se debe definir y cumplir un horario realista para dormir todas las noches, además de los fines de semana.
  • Mantener un clima adecuado y 
  • confortable.
  • Evitar el consumo de alcohol, bebidas energéticas como el café y otras con excesivas cantidades de azúcar al caer la noche.
  • No fumar. El tabaco puede ocasionar problemas para conciliar el sueño.
  • Realizar actividad física de forma regular es una manera efectiva para reducir los niveles de estrés, así como permite relajar y preparar el cuerpo para la jornada de descanso.

¿Por qué es necesario dormir?

Los numerosos estudios que se han realizado sobre la privación del sueño son enfáticos al asegurar que un correcto descanso es esencial para que el cerebro pueda funcionar. De esta manera, las horas de sueño, junto a una dieta equilibrada y una rutina de ejercicios regular, son aspectos que las personas de cualquier edad y género deben realizar para disminuir el riesgo de padecer enfermedades asociadas a la privación del sueño

Aunque por motivos laborales a las personas les está costando mucho más poder respetar los patrones naturales del sueño, son varios los motivos por los cuales las horas de descanso deben ser una prioridad.

  • Ayuda a bajar de peso

Condiciones médicas como la obesidad están relacionadas no solo con los malos hábitos alimenticios. Las pocas horas de sueño o un mal descanso durante la noche eleva las posibilidades de padecer sobrepeso hasta un 55%. Con un buen descanso, las personas suelen comer mejor y permanecen motivadas para hacer ejercicio.

  • Mayor productividad

Durante el sueño nocturno, el cerebro se reinicia y recarga energía. Esta es una de las razones por las que las personas que duermen 7 horas diarias son capaces de mantener la concentración en el trabajo o la universidad. El descanso influye notoriamente en el desempeño y productividad laboral o académico.

  • Menos riesgo a padecer enfermedades cardíacas

Las personas que duermen menos de 7 horas diarias corren mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas como los derrames cerebrales o problemas cardíacos.

Sin duda, el sueño es una actividad esencial para el ser humano que no puede quedar fuera de la lista de prioridades, si se quiere conservar un buen estado físico y mental. 

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies