HLA Los Naranjos incorpora la cirugía del contorno corporal para recuperar la figura tras perder peso

0

La obesidad es desde hace unos años uno de los problemas de salud de mayor prevalencia. Las soluciones más efectivas para combatirla son las diferentes técnicas bariátricas que pueden hacer perder hasta un 50-70% del sobrepeso el primer año. Esta bajada brusca de kilos impide que el cuerpo se adapte al cambio y deja irregularidades en diferentes zonas por la acumulación localizada de piel y grasa. Estos casos encuentran solución en técnicas avanzadas de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, como las que aplica la doctora María del Mar García Millán, especialista de la clínica HLA Los Naranjos con más de 15 años de experiencia.

“Es cada vez más habitual recibir en nuestra consulta personas que, tras haberse sometido a programas nutricionales, deportivos o intervenciones bariátricas y conseguir una importante reducción de peso, manifiestan tener baja autoestima y sentirse decepcionados con la pérdida de peso. Esto se debe a que, pese a haber ganado calidad de vida y salud, siguen sin encontrarse a gusto con su imagen y sienten complejo por la inevitable flacidez que desdibuja el contorno de su cuerpo, debido a que los tejidos se han debilitado y perdido elasticidad, lo que imposibilita que se adapten a su renovada figura”, explica la Dra. García Millán.

Estos casos requieren un trato individualizado para determinar cuál es el excedente de grasa y piel que debe eliminarse, planificando las diferentes técnicas de cirugía plástica que se aplicarán, y en cuántas intervenciones. “Desde la primera consulta, a lo largo de todo el proceso clínico y hasta el alta tras el post operatorio, acompañamos al paciente generando una relación de confianza y respeto que le aportan la tranquilidad y seguridad necesarias para afrontar esta importante fase en su vida”.

Una técnica para cada parte del cuerpo

Dependiendo de cuánto peso se haya perdido y dónde se haya alojado el exceso de grasa y piel, será necesario intervenir algunas zonas del cuerpo o varias. Suele comenzarse por el contorno abdominal mediante las técnicas de abdominoplastia (elimina la piel y grasa sobrantes y tensiona los músculos para remodelar el abdomen, la cintura y dar forma al tronco) y con liposucción o lipoescultura (aspira el tejido adiposo mediante una cánula o jeringa).


Si los excesos de tejidos se localizan en los muslos y glúteos se tratan con dermolipectomía lumbar. Si en el mismo procedimiento se realiza la abdominoplastia recibe el nombre de dermolipectomía circunferencial (lumbares y abdomen). En cualquier caso, incluye el lifting de muslos y “a veces, es necesario realizar un relleno de glúteos con lipofilling para dar forma”, detalla la cirujana plástica.

Tras la pérdida de peso también aparece la típica laxitud en la cara interior de los brazos. Con la braquioplastia, con o sin liposucción, se consigue un aspecto más firme y terso. También puede aplicarse esta técnica con alargamiento torácico lateral.

Para la zona pectoral las técnicas utilizadas son la mamoplastia de reducción de pecho, la mastopexia que levanta las mamas caídas, con o sin prótesis, y la mamoplastia de aumento. Todas estas cirugías están enfocadas a conseguir la recuperación de la firmeza, mejora de la forma y adecuación del tamaño de las mamas. Si la cara y cuello también acusan las secuelas del adelgazamiento, se realiza un lifting facial parcial o completo y lifting de cuello, que pueden acompañarse de cirugía de párpados (blefaroplastia).

Todas estas técnicas requieren anestesia general y de uno a dos días de hospitalización. Tras el alta, el paciente puede reincorporarse a su rutina cuidándose de no hacer esfuerzos o coger peso y utilizando una prenda ortopédica durante el primer mes de post operatorio, indicada por la profesional. Si no se presentan complicaciones, a los 30 días podrá volver a su vida normal.

Los variados procedimientos quirúrgicos que abordan el exceso de grasa y piel no solo pueden aplicarse a pacientes tras una bajada importante de peso, también a quienes hayan perdido solo algunos kilos o con peso normal. Para la profesional del HLA Los Naranjos “lo importante es que el paciente haya conseguido estabilizar su talla, ya que las fluctuaciones pueden variar el resultado de la intervención estética y aumentar la necesidad de procedimientos secundarios”.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies