Lunes 28 de Noviembre de 2022

Carolina Marín pierde la final de París pero recupera sensaciones

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

La volantista onubense Carolina Marín no ha podido ganar la final del Abierto de Francia de Bádminton, pero sí que ha demostrado que está recuperando sensaciones y está camino de volver a ser la número 1 del mundo. Pese a caer derrotada ante la china He Bing Jiao por 21-16, 9-21 y 20-22, en una partido vibrante, el triunfo en semifinales ante la número 1 del mundo, la japonesa Yamaguchi, le ha dado un plus de seguridad tras ir superando sucesivas lesiones.

El primer set de la final comenzó muy igualado, con la china más ofensiva que nunca, presionando bien y defendiendo con seguridad. Logró irse con dos puntos de ventaja al intervalo (11-9). Tras él, Carolina dio la vuelta al marcador pero se mantuvo la igualdad. Ninguna de las dos conseguía abrir brecha, aunque la española dejaba puntos brillantes que hacían levantar al público de la grada. Dejadas a la red, golpes buscando la línea… Cuando empezó a encontrarse cómoda, metió el acelerador y un parcial de 5-0 le colocaba con cinco puntos de set. Sólo hizo falta el primero para adjudicárselo por 21-16.

En la segunda manga, la china salió en modo arrollador y la campeona olímpica en Río muy imprecisa, cometiendo errores poco habituales en ella. He Bing Jiao se colocó con un 7-0 en un abrir y cerrar de ojos. El público coreaba el nombre de Carolina para animarla -en las gradas estaba su familia y su novio, todos ellos con la camiseta roja que ya lucieron en el Europeo y el lema: «Vamos, Caro»-, pero el set se le puso muy cuesta arriba, imposible remontar. La china se colocó 20-8 y Carolina salvó el primer punto de set, pero no pudo obrar el milagro (21-9).


El título se iba a decidir en el tercero. Volvió a tomar ventaja inicial He Bing Jiao con un juego agresivo. Se notaba que ambas se conocen muy bien. Se habían enfrentado hasta hoy en ocho ocasiones y la española se había llevado la victoria en siete. La china quería cambiar las estadísticas. Por tercera vez en el partido, se fue al intervalo con ventaja (11-4).

Otra vez había que intentar la remontada. La onubense no bajó los brazos y un parcial de 6-0 la volvió a meter en el partido, a sólo un punto de su rival. Levantaba el puño Carolina y gritaba con rabia. El día anterior había ganado a la número 1, era hora de volver a sacar la caja de las herramientas que había ido construyendo en los once meses de baja. Y logró el empate (12-12).

A partir de ahí cada punto se convirtió en una guerra sin cuartel y la tricampeona mundial se puso por delante por primera vez desde el primer set (15-14). El encuentro estuvo completamente abierto hasta el final con puntos increíbles como el logrado tras un rally de 50 golpes. La española salvó dos puntos de partido y peleó hasta el final, pero el volante se quedó en la red y con él también el título.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies