Domingo 29 de Enero de 2023

Los onubenses son los andaluces que más conocen a sus vecinos

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) ha publicado los resultados de la Encuesta Social 2022. Relaciones Sociales. Hábitos y actitudes de la población andaluza, cuyo objetivo es conocer cómo se relaciona la población andaluza con las personas de su entorno y su actividad en diferentes grupos, teniendo en cuenta los nuevos contactos, la participación y asociacionismo, las redes que crean las nuevas tecnologías y la influencia de la COVID en la manera de relacionarnos.

Las relaciones sociales del día a día en Andalucía

Dentro del análisis de las relaciones sociales existen varias capas que conforman el complejo entramado que suponen. Así, en una primera capa se sitúa el desarrollo del día a día, con cuántas personas se tiene trato (independientemente de la relación que se tenga), ya sea cara a cara, por teléfono o cualquier otro medio. Los datos reflejan que el 34,7% de los hombres tiene contacto diario con más de 20 personas, mientras que para las mujeres este porcentaje es del 27,2%.

Según el nivel de ingresos del hogar se observa que a mayores ingresos mayor número de contactos diarios. El 17,1% de las personas con ingresos del hogar menores o iguales que 900 euros se relaciona con más de 20 personas diarias, siendo este porcentaje del 46,2% para aquellas personas con ingresos superiores a los 3.000 euros al mes.


Si bien es importante conocer las relaciones diarias para el estudio de la red social, también es esencial medir la capacidad de la población de crear nuevas redes. Para ello, la encuesta ha preguntado sobre el número de personas nuevas que se ha conocido en el último mes. Más de la mitad de la población andaluza (54,8%) no ha conocido nuevas personas en el último mes fuera del trabajo o centro de formación con las que piense mantener el contacto. Se observa además una brecha de género con una diferencia de 11 puntos porcentuales entre los hombres (49,3%) y las mujeres (60,1%). El grupo que presenta mayor sociabilidad es el de los hombres de entre 16 y 29 años, ya que el 26,3% de ellos ha conocido a más de 5 personas en el último mes.

Entre la población andaluza que ha conocido a personas nuevas con las que piensa seguir teniendo contacto, el 16,9% lo ha hecho a través de internet.

En cuanto a la opinión que tiene la población del uso de internet para conocer gente, el 46,3% de la población tiene una valoración positiva o muy positiva. Las personas más jóvenes son las que en mayor proporción opinan de forma positiva o muy positiva sobre el uso de estas herramientas, un 71,6% de los hombres y un 69,9% de las mujeres de entre 16 y 29 años.

La relación con el vecindario en Andalucía

La convivencia con el entorno marca en gran medida las relaciones sociales, siendo el vecindario y el número de personas que se conoce en el mismo factores importantes de análisis. Un 41,8% de la población andaluza afirma conocer a la mayoría de personas de su barrio. Son las personas de mayor edad las que presentan una proporción más elevada, con un 49,4% para los hombres y un 49,6% para las mujeres de 65 o más años.

El comportamiento de esta variable con respecto al nivel de ingresos muestra que a mayores ingresos menor es el número de personas que se conoce en el barrio. El 49,9% de las personas con bajos ingresos del hogar conoce a la mayoría de la gente de su barrio, frente al 25,5% de las personas con ingresos mensuales superiores a 3.000 euros.

Diferencias más amplias se observan según el grado de urbanización. Uno de cada cuatro residentes en ciudad afirma conocer a la mayoría de las personas de su barrio (26,4%), frente a tres de cada cuatro residentes en entornos rurales (76,5%).

En la tabulación se han incluido dos variables procedentes de registros administrativos relacionadas con el análisis de la convivencia vecinal, el tipo de vivienda y el tiempo de residencia en el mismo domicilio. En cuanto al tipo de vivienda, se ha clasificado en tres tipos: viviendas plurifamiliares o colectivas, es decir, edificios de varias viviendas construidos habitualmente en altura, predominantes en las zonas más urbanas; unifamiliares aisladas o pareadas, en las que ninguno o solo uno de sus lados toca con otra vivienda, que se encuentran fundamentalmente en zonas de expansión urbana; y unifamiliares en línea o manzana cerrada, que están agrupadas entre sí quedando solo hacia el exterior la fachada principal, y se pueden encontrar en los cascos urbanos tradicionales de poblamiento compacto o en zonas de expansión urbana.

A pesar de que las viviendas plurifamiliares o colectivas son las que más personas albergan en un mismo edificio se confirma, en línea con otros estudios, que esto no implica conocer más al vecindario, ya que solo un 30,6% de las personas que las habitan afirman conocer a la mayoría del vecindario. Este comportamiento es similar al de los residentes en viviendas aisladas o pareadas (37,6%). Es entre los residentes en viviendas de manzana cerrada donde se encuentra más cohesión, el 56,6% afirma conocer a la mayoría de la gente de su barrio.

En cuanto a la permanencia en el barrio, tiempo de residencia en el mismo domicilio, el 51,2% de las personas que llevan 20 años o más en el mismo domicilio conoce a la mayoría de las personas del barrio, frente al 27,7% que lleva menos de 5 años residiendo.

A nivel provincial, Huelva y Jaén son las provincias que presentan un porcentaje más elevado de personas que conocen a la mayoría de su vecindario, con un 55,4% y un 52,8% respectivamente. Mientras en la provincia de Málaga solo el 34% de los residentes afirma conocer a la mayoría de la gente en su barrio.

La sensación de seguridad donde vivimos: una cuestión de género

Más de un tercio de la población andaluza se siente muy o bastante segura caminando a solas por la noche en su barrio, frente al 22,3% que se siente un poco o bastante insegura.

Aparecen diferencias si consideramos el género de la persona encuestada. El 12% de los hombres siente esa inseguridad frente al 32,2% de las mujeres, siendo las mujeres de entre 16 y 29 años las que mayor proporción presentan (39,9%).

El 85,3% de la población que reside en zonas rurales se siente muy o bastante segura caminando a solas por la noche en su barrio, frente al 73,8% de la población que reside en ciudades.

La percepción de seguridad aumenta con el conocimiento del vecindario. Así el 80,8% de las personas que conocen a la mayoría de la gente en su barrio se sienten muy o bastante seguras, frente al 72,3% de las personas que no conoce a nadie.

Por provincias, Huelva y Jaén son las provincias donde se percibe una mayor seguridad caminando a solas por la noche con un 82,3% y un 80,7% respectivamente.

La importancia de las relaciones sociales y cómo se conforman

Entre las cuatro principales causas que motivan la felicidad de la población en Andalucía se encuentran tres relacionadas con las interacciones sociales: las relaciones familiares (91,6%), las relaciones con los/as amigos/as (46,4%) y las relaciones afectivas o de pareja (37,1%). Además de motivar su felicidad, el 94,3% de la población andaluza afirma que las relaciones con su familia son buenas o muy buenas. La salud física y el aspecto físico también motivan la felicidad de un 41,4% de la población andaluza.

Las relaciones con las amistades pierden relevancia con la edad. Mientras el 67,2% de los hombres de 16 a 29 años y el 63,2% de las mujeres de esta edad responden que las relaciones con los/as amigos/as les hacen felices, esta cifra disminuye al 32,8% de los hombres y al 34,5% de las mujeres de 65 años o más.

¿Con quién y cómo se relaciona la población andaluza?

El estudio de la frecuencia con la que se relaciona la población muestra que la población andaluza se relaciona con su familia más cercana (no conviviente) de forma diaria en un 57%, con sus conocidos/as (compañeros/as de trabajo, vecinos/as,…) en un 52,9%, con sus amigos/as en un 29,8%, y con su familia extensa en un 12,3% (abuelos/as, tíos/as,…).

Grado de contacto con diferentes grupos de su entorno social según sexo

El 63,5% de las mujeres suelen cuidar más los lazos familiares teniendo contacto diario con familiares cercanos (no convivientes), frente al 50,3% de los hombres.

El 64,1% de la población que reside en zonas rurales tiene contacto con su familia cercana de forma diaria, mientras que en las ciudades esta proporción es del 53,9%.

A mayor nivel de ingresos el contacto diario con familiares cercanos no convivientes disminuye y toma peso el contacto diario con conocidos. Las personas con menores ingresos familiares tienen contacto diario principalmente con familiares cercanos (60,9%) mientras esta cifra alcanza el 50,8% entre personas de mayores ingresos en el hogar, y en este caso es con los conocidos con los que se contacta diariamente con más frecuencia (54,2%).

La COVID y su influencia en las relaciones sociales

La COVID no parece haber afectado a la mayoría de la población en cuanto a la frecuencia de contacto con sus familiares cercanos. El 20,4% de la la población andaluza considera que el contacto con sus familiares cercanos era mayor antes de que se iniciara la pandemia, mientras un 71,3% cree que el grado de contacto con sus familiares cercanos no ha variado con la COVID.

Cómo de semejantes son las amistades con las que nos relacionamos

La lengua materna es el rasgo que más personas comparten y que crea más uniformidad dentro de las relaciones. Un 89,8% de la población andaluza afirma que todas o la mayoría de sus amistades tienen su misma lengua materna. Ocurre lo mismo con la religión y la orientación sexual: el 78,8% responde que todas o la mayoría de sus amistades tienen su misma religión, y el 78,3% afirma que todos o la mayoría de sus amigos tienen su misma orientación sexual. Existe mayor heterogeneidad en las amistades en cuanto al nivel de ingresos, nivel educativo, grupo de edad y sexo.

Redes de apoyo: a quién le piden ayuda los andaluces y las andaluzas

Las redes de apoyo son uno de los elementos clave en el análisis de las relaciones personales. Una vez analizado con quién se relaciona la población andaluza, sus características y la frecuencia con la que se establecen estas relaciones, se ha querido averiguar quiénes son las personas principales de confianza, es decir, a qué persona (o institución) le pediría ayuda en un momento dado.

En general, la población andaluza acude a su pareja cuando necesita ayuda para realizar tareas domésticas (29,6%), para recibir cuidados en caso de enfermedad (38,7%), en caso de acompañamiento por depresión (35,4%) o para pedir consejo por problemas familiares (28,1%).

Existen diferencias entre hombres y mujeres, ya que ellos tienden en mayor medida a apoyarse en la pareja, mientras ellas lo hacen menos, extendiendo su red de apoyo. Así, el 46,8% de los hombres pide ayuda a su pareja cuando se siente deprimido o desanimado, mientras que las mujeres se apoyan menos en sus parejas (24,5%) siendo su primera opción un amigo/a cercano/a (26,5%).

A la hora de socializar y pasar ratos agradables la población andaluza prefiere hacerlo con sus amistades cercanas (43,8%). Cuando se trata de pedir ayuda económica se recurre en un 32,1% a los progenitores y en un 27,6% a otros familiares.

Tipo de ayuda según persona a la que se acude y sexo

Por edades, las personas mayores de 65 años suelen apoyarse en sus hijos/as, las personas más jóvenes en sus padres y amistades y, por último, las personas de 30 a 64 en su pareja.

Relacionarse colectivamente en Andalucía

El 55% de la población de Andalucía afirma que participa de manera comunitaria en algún tipo de asociación, organización u otro grupo de actividad colectiva. El perfil más participativo pertenece a las personas con mayores ingresos en su hogar, llegando a un 70,5% de esta población, frente a las personas con menores ingresos que están 28,9 puntos porcentuales por debajo.

Observando los distintos intereses, hay un mayor porcentaje de personas que participan en asociaciones u organizaciones deportivas (22,1%), seguidas de las benéficas (18%), las religiosas (16,3%) y las cívicas (15,7%). Por sexo, el 26,3% de los hombres participan en asociaciones u organizaciones deportivas, mientras que las mujeres lo hacen en mayor medida en asociaciones u organizaciones benéficas (19,4%).

Otra manera de participación colectiva y ciudadana es a través del voluntariado. El 16,4% de la población andaluza afirma que en los últimos 12 meses ha realizado labores de voluntariado, siendo las mujeres de 16 a 29 años (22,6%) junto con los hogares de mayores ingresos (22%) los que más participan en estas labores.

Otras alternativas puntuales de participación ciudadana como las donaciones, escribir comentarios en redes sociales, compartir información por internet de convocatorias sociales o políticas, realizar peticiones a políticos o medios de comunicación, y otras más directas como participar en una huelga o asistir a una manifestación, también se han explorado en esta encuesta.

Dentro de estas categorías de participación, el 53,5% de la población andaluza ha realizado alguna donación para alguna campaña o asociación, mientras que compartir en redes sociales o realizar peticiones a políticos o medios de comunicación lo hace un 20,4% y un 7,3% respectivamente. La participación en manifestaciones y huelgas es una opción menos frecuente, alcanzando un 11,6% y un 8,0% de la población. En cuanto a la participación en huelgas, son las mujeres de entre 16 y 29 años y los hombres de este grupo de edad los que declaran una mayor participación (18,4% y 19,4%).

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies