Miércoles 08 de Febrero de 2023

La «victoria amarga» de Onusap con el Materno-Infantil

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

Este miércoles recibimos mensajes de algunos de nuestros simpatizantes, otras organizaciones e incluso de algún medio de comunicación en los que nos felicitan: Enhorabuena, vuestros argumentos y vuestra presión han hecho que destierren la idea de un Materno-Infantil en la Blanca Paloma, ¡va a ir en el Juan Ramón!...”.

Efectivamente, creemos que es una victoria. Hemos conseguido, seguro, salvar a más de una mujer o recién nacido de llegar demasiado tarde al hospital. Sin embargo, no deja de ser una victoria amarga. El anuncio de un Materno-Infantil como una adaptación de la zona de Consultas Externas creemos que dista mucho de ser lo que la sociedad onubense esperaba. Nuestras mujeres y nuestros niños necesitan otra cosa.

A la espera de conocer el proyecto concreto, sus dimensiones, características y dotación ¿cuál es nuestra valoración inicial?


En primer lugar, la Junta parece seguir pensando que Huelva no merece un proyecto amplio, vanguardista y con proyección de futuro. Recordemos que existe ya un proyecto aprobado de estas características en terrenos anexos al Juan Ramón Jiménez, con licencia urbanística y que, por cierto, nos costó (a todos) unos dos millones de euros que ahora irán a la basura.

Nace el proyecto con una clara amputación de lo ya pactado: se pasa de 21.000 metros cuadrados a unos 10.000, con poca capacidad de crecimiento para necesidades futuras. Se pasa de 107 camas individuales a 65, “la mayoría de ellas individuales”.

Se pasa de tres áreas bien diferenciadas (Obstetricia-Ginecología / Pediatría / Salud Mental Infantil) a “a ver que es lo que cabe aquí”.

De 7 quirófanos proyectados a “2 quirófanos para cesáreas y un nuevo paritorio”. No nos hablan del resto de quirófanos que deberían dedicarse a patología infantil o a patología de la mujer, seguirán, por tanto, compartiéndose, los pocos disponibles, con el resto de pacientes.

Se pasa de una inversión de 29 millones de euros a menos de 25, que, además, deben servir para reubicar las Consultas Externas. El recorte es evidente.

Se amputa, asimismo, la capacidad de crecimiento de dicho dispositivo, dadas las características arquitectónicas del hospital actual.

Por mucho que pongan un hermoso cartel en la entrada, un apéndice del hospital, aprovechando un hueco, no es un hospital Materno-Infantil. Ese no es modelo del que disfrutan en el resto de Andalucía.

Se renuncia así al modelo óptimo de, por una parte, un Hospital de la Mujer donde debería ofrecerse una “atención integral de la mujer en todas las etapas de su vida desde la adolescencia, abarcando las vertientes preventiva, diagnóstica, curativa, rehabilitadora y reparadora, facilitando la reintegración precoz al medio familiar y laboral” y, por otra, un Hospital Infantil que atienda las necesidades específicas de esta población y, cito a un profesor de pediatría de la Complutense: … debe ocupar un edificio aparte del general o, cuando esto no es posible, tener su ubicación completamente separada del resto de las zonas de hospitalización, si acaso, unida a la zona de maternidad formando un bloque autónomo materno-infantil. El ideal es que incluso los servicios generales como laboratorio y técnicas de imagen sean independientes de los utilizados para adultos. De ese modo, los niños no tienen que compartir esperas ni otras circunstancias con aquéllos…” .

Por otra parte, queda la incógnita de donde se van a reubicar las consultas externas, si en un edificio nuevo anexo o, como nos tememos, en la antigua clínica Blanca Paloma. Y de dónde irán las que por su riesgo inherente no se deben alejar de un centro hospitalario completo (p.ej. Endoscopias donde la frecuencia de paradas respiratorias es relativamente alta).

Recordemos, además, que sacar las Consultas Externas del Hospital no aliviará la situación de un Juan Ramón Jimenez, crónicamente saturado, sobrecargado, con falta de camas, escasez de quirófanos, etc.

Nos preguntamos: ¿Qué nos está diciendo la Junta con este anuncio?

  • ¿Qué no les parece que Huelva merezca un proyecto de altura y proyección de futuro?
  • ¿Qué no les importa tirar a la basura los dos millones de euros ya invertidos en el anterior proyecto?.
  • ¿Que quizás sea mejor invertir el dinero en otras provincias con proyectos mastodónticos, que les reportan mas votos?.
  • ¿Qué quizás no merezca la pena invertir en lo público, cuando el modelo que tienen entre ceja y ceja es el privado? (véanse las fotos del todavía consejero inaugurando un Materno-infantil privado en Sevilla).

En definitiva, si bien nos alegramos de que nos hayan hecho caso, desterrando la idea de un Materno en la Blanca Paloma, el anuncio realizado (de manera especialmente cruel, durante el Día Internacional de la Mujer) es una muestra más del ninguneo que la Junta de Andalucía muestra para con la sanidad pública onubense.

Diego Mora.  Presidente y portavoz de la Asociación Onubenses Unidos por una Sanidad Pública de Calidad (Onusap) 

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies