Microcarillas de cerámica

0

El avance de las nuevas tecnologías, se empieza a notar en cuanto hablamos de las nuevas técnicas de estética. Ahora ya es posible disfrutar de unos dientes blancos, de una sonrisa mucho más limpia, gracias a las microcarillas de cerámica.

Estas microcarillas de cerámica, se tratan de una restauración de los dientes y es una técnica relativamente joven. Cada vez cuenta con más adeptos y se está poniendo de moda por las ventajas que tiene. En primer lugar, estamos ante una técnica que permite disfrutar de unos dientes blancos, tras una mínima intervención, que prácticamente es la fijación de estas propias microcarillas.

Se trata de un tratamiento bastante conservador, ya que para su utilización y colocación, no hace falta tallar el diente, por lo que la pieza siempre se mantendrá en su estado original. Mediante el uso de estas microcarillas de cerámica, lo que se pretende es añadir o rellenar, lo que le hace falta a los dientes para conseguir modificar o reparar su forma o color originales, de una manera bastante discreta para que no parezca que el diente ha sido intervenido.

Como en su propio nombre se indica, están fabricadas de cerámica, lo que hace que sea un material de gran durabilidad, que fácilmente pasa por desapercibido y que no es para nada tóxico para el paciente, sin duda algo bastante importante cuando estamos hablando de una reparación en la boca.

La cerámica empleada en el tratamiento, es muy fina, por lo que para su colocación ni se requiere el uso de anestesia ni para nada se tiene que hacer un tallado dental. Además, esta técnica en comparación con la de las carillas, permite al paciente tener una menor sensibilidad después de la operación y produce un efecto de blanqueado permanente mucho más importante, consiguiendo también una estructura dental mucho más fuerte, conservando con ello el esmalte durante mucho más tiempo. Como se ve entonces, también actuará de protección de cara al desgaste que se pueda dar en el futuro.

Que arreglan las microcarillas de cerámica

El principal objetivo de estas microcarillas, es que el diente parezca natural, como si no hubiera tenido nunca ningún problema. Sin embargo, con el paso del tiempo, sabemos que surgen diferentes achaques que hace de esto un imposible e inevitablemente, el diente acaba teniendo alteraciones de color debido a los alimentos, café, tabaco, etc…

El uso de estas microcarillas de cerámica, viene a sustituir a lo que los blanqueamientos dentales no pueden arreglar. Además, aparte de blanquear las zonas dañadas, también nos servirá para reconstruir los dientes que hayan tenido alguna fractura, o hayan sufrido algún tipo de desgaste, así como rellenar los espacios que hay entre algunos dientes.

Es importante señalar que estamos ante un tratamiento estético, por lo que en ningún sentido estamos ante un tratamiento reparador. Es decir, que si tenemos un problema en la pieza dental en cuestión, de nada servirá ocultar o disimular el problema, por lo que lo necesario sería repararlo como paso previo al tratamiento estético.

Compartir.

Leave A Reply