Domingo 17 de Octubre de 2021

Como implantar con éxito la metodología BIM en una empresa

0

En los últimos años, en el contexto empresarial, se han hecho muy populares las siglas BIM, que responden a las palabras inglesas Building Information Modeling. BIM es una metodología, una forma de trabajar, que ha revolucionado las actuaciones en proyectos de construcción y que se ha hecho imprescindible, al ser obligatoria su implantación, desde diciembre de 2018, en los expedientes de contratación de servicios y obras en las licitaciones públicas.

Cuando hablamos de BIM (Building Information Modeling, en inglés, o Modelado de la Información para la Construcción, Modelado de la Información para la Edificación, en español) lo estamos haciendo de una metodología de trabajo colaborativa para la concepción y gestión de proyectos de edificación y obra civil. Una metodología que centraliza toda la información de un proyecto en un modelo digital.

En España contamos con una empresa especializada en dar el salto de CAD a BIM como es la consultora MV-BIM, que se ha hecho imprescindible a la hora de cambiar la forma de trabajo de cualquier compañía que quiera acabar implantando la metodología BIM, algo que puede llegar a ser complejo si no se cuenta con una empresa experta que sepa qué pasos y cómo hay que darlos para que el resultado final sea todo un éxito. No ponerse en las manos adecuadas o pensar que cambiar a metodología BIM se puede hacer sin estar debidamente asesorado puede llevar al fracaso.

El objetivo debe ser que el salto de CAD a BIM se produzca de la forma más fluida posible. Algo que se logra con un seguimiento y actualización continuos, contando con la garantía de un amplio grupo de profesionales del sector como apoyo.

Lo primero y fundamental para este cambio es disponer de un ‘Plan estratégico de implantación BIM‘. Un plan a medida en el que se definen todas las fases y acciones que son necesarias para llevar a cabo la implantación BIM en una empresa.


Este plan es  crucial, porque no hay dos empresas iguales, y de ahí que su resultado final tenga que ser tras un proceso de auditoria de la compañía que va a realizar el cambio. Es clave saber qué tipo de trabajos realiza la empresa y desde qué punto parte para que el cambio esté bien dirigido, se marquen los plazos adecuados y no acabe mal. Este plan contempla desde la actualización de hardware y software a la definición de un proyecto piloto, sin olvidar la formación de recursos humanos, las plantillas y contenido BIM necesarias, la compartimentación de información, los organigramas y responsabilidades, manuales BIM necesarios y los estándares y protocolos necesarios.

Son muchos los ejemplos de empresas que comienzan a realizar acciones e inversiones aisladas sin ningún plan director, y han caído en saco roto. Por ejemplo, dar cursos de Revit o cualquier software de modelado, sin que exista un plan en el que se encuadre.

Para que un proceso de cambio a BIM acabe con éxito, además del plan descrito, son importantes otras consideraciones y aspectos, como la designación de un líder interno, alguien que se convierte en el BIM Manager de la empresa en la que se va a implantar el cambio.

Igualmente, la medición y comparación de los resultados de manera que cualquier cliente pueda ver con claridad que gracias a la metodología BIM es capaz de hacer mejores proyectos, en menos tiempo y por menos coste que antes.

Y también debe quedar claro que el cambio no es sencillo porque cuando se plantea un proceso de implantación BIM, hay que contar con el impacto que ocasiona en los ritmos de producción el volumen de horas que los técnicos de una plantilla van a tener que dedicar, por ejemplo, a la formación o al proyecto piloto. En un proceso de implantación común, en una empresa de arquitectura o ingeniería, podemos estar hablando, para un técnico, de unas 350 o 400 horas de formación. Normalmente se organizan en 8-12 horas semanales, lo que supone 20% y un 30% de su dedicación.

Por último, incidir en que estos cambios deben hacerse con el asesoramiento de una empresa especializada, y de ahí que disponer de la ayuda de consultores BIM sea importante para asegurar que la implantación se realiza de forma segura, basada en las mejores prácticas contrastadas y eliminando el riesgo de dar pasos en falso.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies