La corrección ortográfica profesional: un servicio con cada vez más importancia y demanda

0

La corrección gramatical, ortotipográfica y de estilo, suelen ser considerados servicios nativos del mundo editorial. Sin embargo, en una sociedad comercial más habituada a la producción de contenidos informativos, promocionales y de actualidad, la pulcritud y la calidad escrita de un texto es imprescindible para conseguir dar una buena impresión.

La corrección de ortografía, como servicio profesional, es una necesidad para la mayoría de las empresas y profesionales que realizan contenidos destinados a cumplir un fin, sobre todo si ese fin es trascender en el tiempo o generar ingresos a partir de su publicación.

Por tal razón, los servicios de correctores profesionales son demandados por las personas que piensan publicar un libro -tanto de forma autónoma como a través de servicios editoriales-, que desarrollan un proyecto como tesis para culminar su carrera, pero también por empresas que publican contenidos destinados a entretener, vender e informar, siendo la calidad del contenido el ‘enganche’ con los usuarios, pero donde una estructura clara y concisa, y una ortografía y gramática perfectas, causarán una impresión profesional sin igual.

¿Cuándo determinar que necesitas el servicio de un corrector ortográfico?

En internet hoy es fácil conseguir servicios de corrección de textos profesionales, realizados por personas preparadas para ello, con una calidad muy elevada y sobre todo con precios bastante competitivos, más que nada porque se trabaja en base a la cantidad de contenido y no por tarifas planas, como ocurriría en las grandes editoriales. Por eso, es posible tanto para un emprendedor que quiera publicar un dossier de su proyecto como para un estudiante que quiera publicar su tesis de especialización el hecho de contratar un servicio que antes sólo era accesible para grandes casas editoriales.

No obstante, la producción profesional de textos escritos -sin importar el destino o la misión de los mismos- incluye una serie de etapas entre las que se encuentra, desde luego, la labor de corrección profesional. ¿Cuándo es el momento correcto para contratarlo?


Dependencia de los resultados

Hay textos que escribes o encargas escribir, que tienen una importancia muy elevada, no solo porque compitan por un premio ni porque se puedan convertir en un best seller, sino porque tienes una dependencia de lo que pueda suceder a partir de su entrega o publicación.

Los textos académicos de envergadura, como los trabajos finales de carrera, los informes de resultados empresariales que encarguen tus superiores, o las comunicaciones que envíes a clientes y socios, son algunos de esos documentos que deben tener una calidad ortográfica, gramatical y de estilo que roce la perfección, porque causarán una impresión de profesionalismo absoluto y porque dependerás de ellos para lograr mejores resultados en la vida laboral o personal.

Antes de enviar a revisión

Hay textos que antes de ser publicados o utilizados son revisados por un superior, por un jefe o cliente. Siempre es recomendable encomendar una corrección ortográfica y gramatical profesional, por la misma razón que en el caso anterior, para causar una impresión correcta.

En entornos profesionales, está mal visto que un texto enviado a revisión tenga errores ortográficos -a menudo no percibidos por el autor-, por lo que tales errores restarán importancia a la alta calidad que pudiera tener el contenido o a los criterios adecuados de estilo que haya adoptado el redactor, lo que repercutirá negativamente en los resultados posteriores. Para curarse en salud, lo mejor será pasar antes por un servicio de corrección.

Pulir detalles

La última etapa antes de la publicación o utilización comercial de un libro, de una tesis, de un ensayo o informe, es la corrección de estilo.

Es un servicio combinado con la corrección ortográfica. y la mayoría de las empresas y profesionales que prestan este servicio, también prestarán el servicio de corrección de estilo. De hecho, si te encuentras en la etapa final de la producción de un texto -es decir, ya está terminado a tu juicio pero requieres de alguien que lo revise y pula detalles-, será el momento de acudir a un servicio de corrección ortográfica y de estilo.

La razón es que muchas veces se cometen errores o se asumen virtudes que en realidad no son tales, y el propio autor suele tener la dificultad para encontrar esos pequeños detalles. La corrección de la ortografía permite unificar los criterios elementales del idioma y brindar la formalidad que el texto requiere, mientras que la de estilo dotará de riqueza, contexto y cohesión a cada frase y oración plasmada, de acuerdo a la forma narrativa del autor, de los receptores y del objetivo del texto en cuestión.

¿Cómo contratar un servicio editorial de corrección de textos y no equivocarte?

No es fácil. Primero porque muchas personas lo creen innecesario y se refugian en aplicaciones móviles o asistentes gramáticos de sus procesadores de texto, creyendo que es suficiente. Pero, en segundo lugar, la dificultad está en la variedad de opciones para escoger y no saber cómo comenzar.

  • Tarifas: debes elegir un profesional o una empresa que trabaje por volumen de trabajo. Así, las tarifas serán más competitivas que aquellos que trabajan por proyectos, por tarifas mensuales o planas, que serán accesibles sólo para empresas que tengan necesidades de corrección de muchos volúmenes cada mes.
  • Referencias: las referencias de otras personas que ya hayan probado el servicio y hayan quedado a gusto con los resultados, serán la baza fundamental para confiar -o no- en uno u otro proveedor. Cuantos más y mejores opiniones tenga un servicio de corrección profesional, mejores garantías tendrás de que tu revisión será llevada con el máximo rigor posible.
  • Valor agregado: un servicio que brinde las garantías de respeto por la privacidad de manuscritos o textos inéditos, que envíe un control de cambios de cada una de las modificaciones realizadas -para que puedas revisar el trabajo y comparar los resultados-, que tenga plazos realistas de acuerdo a la complejidad y a la necesidad de sus usuarios, será un servicio que contará con detalles de valor agregado suficientes como para confiar en él.

Escribir mal, de forma ambigua o con mensajes sin calado para la audiencia es un problema, no sólo de empresas de marketing o de casas editoriales, sino de cualquier profesional que de vez en cuando necesitará la ayuda de un servicio de corrección ortográfica y de estilo para lograr unificar la calidad de lo expresado, transmitir el mensaje de la forma más clara y eficaz posible, y trascender en resultados y proyección, sin importar la finalidad de su obra.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies