13 junio 2024
Registrarse / Unirse
Ayuntamiento de Huelva Feria de la Gamba
Ayuntamiento de Huelva Feria de la Gamba

Con Z de Zamudio

[Nacho Fernández]

Con Z de zoquete y para ello empleo, “sensu stricto”, la séptima acepción del diccionario de la Real Academia, que utiliza el término en su significado de político, pero que cada cual emplee, “lato sensu”, la que más le convenga.

Este edil isleño que, en contraposición de sus propias manifestaciones en campaña electoral: “Me presento a estas elecciones con vocación de gobernar, no de pactar con otros partidos” (sic),  luego pacta con quien haga falta con tal de conservar la poltrona. Este indocumentado sindicalmente hablando se permite plantear, en un pleno reciente, que mi sindicato se presenta a negociar con dos asesores, ¡faltaría más señor Zamudio y con ocho si se permitiese e hiciera falta! Estos asesores, a los usted alude, no suponen ningún coste económico para el ayuntamiento, en contraposición a los que avala su corporación que sí que suponen un gravamen importante para las arcas municipales, máxime cuando existen funcionarios perfectamente cualificados e incluso mejor que los que ustedes han nombrado  y pagan para realizar esas tareas. Pero claro hay que crear dependencia y clientelismo para sustentar el voto y en eso es usted una autoridad.

Señor Zamudio,  usted sabe muy bien que en esa reunión no hubo ninguna negociación, debería de haberse informado de que se trataba simplemente de una toma de contacto y el motivo de la presencia de estos asesores, entre los que me incluyo, era aportar soluciones y en ese sentido iban nuestras intervenciones que usted intentó cortar con un talante poco conciliador. En esa reunión, a la que usted dijo asistir como oyente, usted no dejó hablar ni al delegado personal, que iba de portavoz del ayuntamiento, llegando incluso a desautorizarle. Usted iba “de sobrado” y con un espíritu escasamente democrático, interrumpiendo e intentando descalificar a todos los que intentaban intervenir. Y amenazando con abandonarla en cuanto alguien le contradecía, en una actitud en consonancia con lo que deben haber sido sus mandatos municipales y que recuerda tiempos predemocráticos que muchos queremos olvidar.

Señor Zamudio, usted confunde la churras con las merinas. Usted nos alude en los plenos para descalificar a la señora Grao, a quien no tengo el gusto de conocer personalmente pero, a tenor de la “exhibición” que  usted dio en la reunión que nombra, de entrada me merece mucha más confianza que su persona. En realidad me la merecen cualquiera de las restantes opciones políticas del municipio, incluso la propia alcaldesa que últimamente está “a por uvas”, más preocupada de la Diputación y de los problemas de su partido que del propio ayuntamiento y a quien, cuando a usted le interesa, se vincula o desvincula de su gestión  municipal en un claro ejemplo de actitud camaleónica. El logotipo de este reptil, usado por Islantilla, es la fiel imagen de su actitud política aunque en su caso esté muy alejado del que pretende reflejar la mancomunidad y difiere muchísimo de la del partido que usted utiliza para mantenerse en la poltrona.

Le propongo, por si se extinguiese o tuviera alguna desavenencia con el partido que le sustenta y quisiera algún día sacarlo a la luz, constituir un partido propio que se llamase P.A.C.O. (Partido Autocrático de Cuentas Ocultas) que representaría fielmente lo que usted ha hecho profusamente durante sus mandatos y que, casualmente y perdone la familiaridad, el chiste fácil y la paradoja, coincide con su nombre de pila. Ahí le dejo la idea.

Señor Zamudio, usted seguramente entenderá de otras cosas, pero de sindicalismo no entiende nada. Usted está acostumbrado a tratar con sindicatos fácilmente domesticables que se pliegan a su voluntad por óbolos o prebendas. Pero el mío no, el mío lleva a gala no depender ni de partidos políticos ni de ninguna entidad religiosa ni mercantil y para ello se sustenta de las cuotas de sus afiliados. Nuestra independencia es nuestra seña de identidad y lo que nos permite defender a los trabajadores sin servidumbres ni manipulaciones a las que usted, al parecer, está acostumbrado.

Señor Zamudio, usted y el equipo de gobierno de ese ayuntamiento, están echando balones fuera, negándonos documentaciones que les pedimos y que tienen obligación legal de facilitar y llamando eufemísticamente ajuste a lo que, a todas luces, son recortes.

Usted intenta salvar su trasero, con perdón y valga la paradoja, a costa de lo que sea. Usted, como antes decía, califica y descalifica en función de salvar una imagen, que por cierto está bastante deteriorada y controvertida incluso por su propio partido, con el que, según es público y notorio, ha tenido importes desavenencias.

Señor Zamudio, ustedes están intentando culpar a los trabajadores municipales de los resultados de su mala gestión, de su falta de ideas y, en general, de su mala praxis. Ustedes quieren contener la hemorragia económica poniendo parches en un ayuntamiento que es como una zaranda (con “z” también de Zamudio) y en el que se les ha ido el dinero por cada uno de los múltiples agujeros que ustedes han creado y que ahora pretenden tapar.

Señor Zamudio, usted nos intenta descalificar pública (está grabado)  y privadamente, que también nos consta, pero viniendo de quien viene es casi un halago.

Ahora que han pasado estas Fiestas Navideñas y se avecinan las de Carnaval, sus expresiones en los plenos tales como la de “no dar dinero para comprar gafas de marca” o la antológica de que “la gente puede ser feliz comiendo pan con mantequilla y algunos con chocolate”, empleadas para justificar los recortes salariales, serían merecedoras de muchas de las letras de comparsas y chirigotas que concurran al evento.

Señor Zamudio, su capacidad oratoria y la altura intelectual de sus frases en los plenos podrían ser fuente de inspiración del parlamentarismo, al que daría con estas “perlas cultivadas” muchos momentos de gloria.

Por cierto creo que, como colofón de estas carnestolendas, la Junta de Andalucía va a sustituir el “entierro de la sardina” por el de la chirla.

Que Dios nos coja confesados con estos “salvapatrias”.

Nacho Fernández

Secretario Provincial de RRII y Comunicación de USO-Huelva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD
Ayuntamiento de Huelva Feria de la Gamba
Giahsa

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir al contenido