Jueves 18 de Agosto de 2022

LUZ DE GAS
Anacronismo
[P. López Villarejo]

1
Comparte esta noticia en tus redes sociales

VillarejoGEl pasado día 14 se abrió en nuestra capital el I Congreso Internacional Tarteso. El Emporio del Metal, auspiciado por la Universidad de Huelva y con el apoyo de importantes colaboradores de diversos estamentos políticos, sociales y culturales. Sin duda, un acontecimiento académico y cultural de destacado nivel al que han acudido estudiosos y científicos de diversas universidades, fundaciones e institutos arqueológicos tanto españoles como de distintos puntos de Europa. En coherencia con el hecho de que esta civilización, la tartésica, forma parte de la identidad onubense y mantiene una presencia permanente no solo en el desarrollo histórico de este espacio geográfico sino en nuestra realidad actual. Por tanto, entiendo, con la celebración se reconoce la importante aportación de Huelva a esta fundamental etapa de la civilización.


Lo que nos lleva a recordar que en 1973, en el mes de octubre , casi cuarenta años ya, tuvo lugar un trascedente Congreso de la misma índole, concretamente el XIII Congreso Nacional de Arqueología , también en nuestra ciudad. De hecho, en su clausura se dio un acontecimiento importantísimo, la inauguración del tan esperado Museo de Huelva, llamado a ser el núcleo de los estudios arqueológicos tartésicos y a mantener vivos en sus fondos y vitrinas los ecos de una civilización que constituyó el nacimiento y núcleo de una de las primeras metalurgias conocidas de la Historia. También merece la pena recordar que aquel congreso de 1973 fue el origen de la publicación de una significativa obra colectiva Huelva, Prehistoria y Antigüedad. Ambos acontecimientos, Congreso, Museo y publicación forman parte de la historia de Huelva. Como sin duda lo será el actual.

Pero parece que casi nadie ha reparado e un importante anacronismo que se está produciendo estos días y que afecta directamente a este Congreso Internacional y, me atrevo a decir, al prestigio de Huelva. Veamos: Parece razonable pensar que los muchos investigadores, arqueólogos, profesores y estudiosos que forman parte del mismo, es más que posible hayan conocido el mundo tartésico , entre otras razones, gracias a aquella publicación de hace cuarenta años y al Museo que se inauguró entonces y que acoge una de la mas importantes muestras de restos tartésicos del mundo. En realidad, nuestra magnifica colección de piezas de esa época es un elemento tan importante y necesario como atractivo para los participantes. Es posible imaginar, incluso, que las salas de nuestro Museo jugarían un importante papel en el evento que ahora se celebra.

ayuntamientodevillablanca 16082022 26082022

Pero según fuentes bien informadas me comentan, eso no va a ser así, y aquí esta el anacronismo que da titulo a esta columna: La sala de Arqueología del Museo de Huelva está cerrada. Y lo está desde el mes de mayo. Casi ocho meses lleva invisitable. Suponemos que porque se esté llevando a cabo su completa y grandiosa reinstalación, quizá actualizando información, restos y clasificación así cómo, quiero pensar, iluminación y apropiado catalogo, aunque mucho me temo que no sea así.

Y me pregunto: ¿Tan difícil hubiera sido dedicar parte de este tiempo para preparar, al menos, una exposición provisional y temática que hubiera puesto a los científicos que nos visitan y a los participantes e interesados en general en contacto con los importantes restos arqueológicos que conservamos sin por ello quebrar la que, imagino, debe ser magnifica remodelación?


Es lamentable, sigue siendo lamentable, que Huelva no haya sabido estar a la altura, que nadie haya dado instrucciones precisas a los responsables del museo o que si lo han hecho, no hayan tenido ni la fuerza ni la voluntad de salvar cualquier escollo con el fin de presentar, por ejemplo, el fruto de tantos años de excavaciones en La Joya, San Pedro, La Esperanza, el casco urbano de la capital (¡Ay, las excavaciones de la ciudad de Huelva!), Tejada la Vieja, San Bartolomé, Almonte, etc.

La sala de arqueología del Museo de Huelva esta cerrada e ignotas sus últimas y decisivas aportaciones a la civilización tartésica. Mientras, se celebra la reunión de los mayores expertos españoles y europeos en este campo que, mal que nos pese, no pueden visitar sus fondos.
Pero no desesperemos, igual dentro de otros cuarenta años vuelven a reunirse aquí estos expertos y, entonces, espero, si podrán ver los restos que tan celosa y sigilosamente guardamos.

1 comentario

  1. Suscribo lo dicho y me uno al lamento. Y así una vez y otra, y otra, y otra …
    Dónde están los cerebros de Huelva. Ocurrirá como en los partidos políticos, que a las cabezas bien amuebladas que llegan se les arrincona o expulsa directamente ?.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies