CERCA DE LA LETTERA: El animal que me habita

0

(Firma: Carmen Ramos)  Hace unos meses saltaba la noticia: en España hay más mascotas que niños menores de quince años. Curioso dato. Luego las redes sociales, los bares o una conversación en el autobús te dejan la sensación de que en España hay tantos animales como personas: a veces rugimos, a veces berramos, a veces aullamos e incluso guarreamos. Pero también balamos, ronroneamos, siseamos o gorjeamos. Somos a fin de cuentas y a distintas horas, los animales que llevamos dentro. En cuestión de mascotas he de confesar que en mi casa hemos sido bastante dispersos y un poco extravagantes: hemos tenido un pez suicida, una tortuga que cayó del cielo y otra que se cruzó en nuestro camino, un gato insolente y pájaros, sobre todo pájaros. Haciendo memoria recuerdo un jilguero, infinidad de canarios, dos ninfas y un loro parlanchín y descarado que tuvimos unos meses en acogida y que se empeñaba en llamar feas a todas mis vecinas.

Pero volvamos a los números: existe esa leyenda urbana – aún no contrastada – que asegura que somos más los poetas que los lectores de poesía. Los poetas leemos a otros poetas porque son nuestros amigos o porque nos gustaría parecernos a ellas y a ellos, o quizás porque otro amigo o amiga poeta nos lo recomendó e incluso porque nos pidió amistad en Facebook y vimos que había publicado en una editorial que nos gusta. O por todas esas razones, como es el caso de Marta Domínguez. Marta es del Norte, pero encontró “su Sur” aquí en Andalucía y, como además es espíritu inquieto, se ha aventurado más allá de las fronteras en su último libro “La suite de los antílopes”.  Hija del pintor aragonés Miguel Ángel Domínguez, que también se encarga de la bellísima portada del libro y con el que gestiona el “Espacio Huecha” en Alberite de San Juan, Marta es quizás una de las voces más singulares que conozco. Es complicado leer sus poemarios de un tirón, porque a cada verso, a cada poema, le sigue una reflexión, una parada, un espacio en blanco que el lector ha de rellenar. Es la poética de Marta Domínguez exigente con ella misma y con el lector.

En “La suite de los antílopes” la poeta traza un itinerario que combina la música y la geografía, como ya nos adelanta en el título. Marta se mueve hacia los cuatro puntos cardinales – desde el Sur hacia el Oeste – mientras suena una suite imaginaria habitada por antílopes que corren “sobrellevando la maldición de su inconsciencia”, y que comienza con el poema “De vorágines y selvas”, en el que declara que “La vida es vorágine”. Al subir hacia el Norte, una bocanada de melancolía nos saluda en el poema “Hogar enfermo” y subimos hasta la azotea a coger aire, a despedir los restos del día. En el Este, Marta se hace combativa y da voz a quienes la perdieron. De una gran belleza es el poema “Primera subida al Monte Tabor” donde “atisbar horizontes para trazar líneas de la mano”. La inmensidad y lo microscópico se juntan en un solo verso. Ya en el Oeste, llega la calma:

Busquemos ahora la belleza,

dejando que la luna teja su nido mortuorio.

En este último interludio, el antílope ha sido ya alcanzado y las hienas comen sus restos. Así la poeta se siente más libre para viajar hacia otros lugares y ascender por tercera vez al Monte Tabor. Aun así, el libro todavía guarda una última sorpresa bajo el nombre de “Colofón”, belleza y clave de todo este libro:

Somos dos antílopes, amor,

-los tenues antílopes que transitan presurosos por estos versos –

al acecho, mirando atónitos

el plenilunio entre las ramas.

“La suite de los antílopes”, de Marta Domínguez está publicado por la editorial “Lastura Ediciones”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies