12 abril 2024
Registrarse / Unirse
En el transporte público, las mascarillas siguen siendo obligatorias, al igual que en espacios públicos cerrados

Mascarillas antiCovid: ¿Qué tipos hay y cuándo debemos usarlas?

El anuncio del Gobierno de la extensión de la obligatoriedad de usar mascarillas, en más ámbitos que los centros sanitarios y el transporte público como hasta ahora, puede suponer un cambio muy importante de cara a la contención y no propagación del Covid-19 tras la vuelta a las calles y a la actividad laboral de millones de personas. Aún no se ha publicado en el BOE la norma que va a regular el uso obligatorio de mascarillas, pero básicamente se puede decir que habrá que utilizarlas siempre, sobre todo en espacios cerrados y en la calle cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad de dos metros.

Hay tres tipos de mascarillas: higiénicas, quirúrgicas y EPI. Una mascarilla higiénica es un producto no sanitario que cubre la boca, nariz y barbilla provisto de una sujeción a cabeza u orejas. Pueden ser reutilizables o no reutilizables (fíjate en el etiquetado). Si son reutilizables, el fabricante indicará el número máximo de lavados y a partir de ahí, no se garantiza su eficacia. Su uso es obligatorio en el transporte público desde el pasado 4 de mayo, pero comenzará a serlo ahora en todos los espacios o momentos en los que no sea posible mantener la distancia de dos metros de seguridad. No es un producto sanitario y sí un complemento a las medidas de distanciamiento físico e higiene recomendadas por el Ministerio de Sanidad.

El segundo tipo es la denominada ‘mascarilla quirúrgica’. Este tipo de mascarilla, que podemos adquirir por menos de un euro la unidad en las farmacias, evita que el usuario pueda contaminar a las personas colindantes y el aire en el que está. Pero no impide, aunque sí dificulta, que el coronavirus pueda ser inhalado. Estas mascarillas están diseñadas para filtrar el aire exhalado. Su misión es proteger a quienes están a tu alrededor,
evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar.

La población general debe usar mascarillas quirúrgicas en el trasporte público y en los establecimientos comerciales, empresas, centros y servicios sanitarios, residencias socio-sanitarias y locales donde no se
pueda mantener la distancia de seguridad; también es aconsejable en las reuniones de hasta 10 personas que se permiten a partir de la Fase 1 con personas no convivientes.

Ayuntamiento de Punta Umbría feria de la Gamba

Puede ser de un solo uso o reutilizable, lo que sabrás viendo el etiquetado, donde se debe indicar cómo lavarla y el número máximo de lavados. Si su uso se extiende de forma abrumadora entre la población, cosa que hasta ahora no pasa, este tipo de mascarilla sería la mejor para la protección de unos de otros. El uso debe estar complementado, además, por un lavado de manos, tanto antes como después de utilizar la mascarilla, que hay que llevar bien colocada y tocar lo menos posible.

¿Cuánto dura una mascarilla quirúrgica? El uso recomendado es de no más de 4 horas, por lo que no deberían reutilizarse mucho más allá de ese tiempo para evitar que pierdan efectividad. Además, este tipo de mascarilla debe desecharse en cuanto se humedezca.

Las mascarillas EPI, las denominadas FFP2, FFP3 y N95, son el tercer tipo. Estas impiden tanto la inhalación como la exhalación del coronavirus. Los expertos no recomiendan su uso para la población en general. Su precio, entre 6 y 7 euros las hace prohibitivas para un uso diario, y además, según los epidemiólogos, generan una falsa seguridad que puede llevar a que haya descuidos por parte de quien las utiliza.

Este tipo de mascarilla sí que está recomendada, además de para personal sanitario o de tareas de desinfección en zonas de alto peligro de contagio, para personas inmunodeprimidas.

Las mascarillas auto-filtrantes (N95, FFP2, FFP3), según recoge un informa de la Organización Médica Colegial de España, «no se recomiendan para su uso por la población general, debido a que son innecesarias, ineficientes, y pueden ser contraproducentes. Algunos de sus inconvenientes son: que uso continuado dificulta en algunas personas la respiración, que puede causar fatiga y mareos en personas mayores, que son más incómodas, que por esto provocan mas manipulación de la cara para recolocarla, y que puede dar una falsa sensación de seguridad».

Por último, sepa que nunca se deben usar mascarillas auto-filtrantes con válvula de exhalación, pues ponen en riesgo a las demás personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD
Sindicato Csif
Faisem

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir al contenido