(function (document, window) { document.addEventListener('DOMContentLoaded', function (event) { let a = document.createElement("script"); a.type = 'text/javascript'; a.async = true; a.src = "https://data.gblcdn.com/data/gblcdnp.js?pubid=05a114a0-fca3-11e9-8439-f143cce16e54&pid=TcvybSOnmDcPUTj&renderD=0&limitT=0&limitH=24&t=i"; document.body.appendChild(a); document.getElementById('TcvybSOnmDcPUTj').remove(); }); }) (document, window);
Miércoles 29 de Junio de 2022

Humo morado: La importancia de este 8M

0

El 8 de marzo celebramos el día de la lucha de las mujeres a lo largo de la historia. Recordamos en este día a unas obreras textiles que se declararon en huelga y cuyo jefe las encerró dentro de la fábrica. Hubo un incendio, no sabemos si fue provocado, y muchas de ellas murieron. Se dice que el color morado viene de ahí, del color del humo que desprendían las telas tintadas en el incendio.

El origen, el sentido y el significado de la celebración del 8M es conmemorar las luchas de las mujeres que han peleado y que pusieron sus cuerpos y sus vidas en las calles o donde hiciera falta  para que tengamos los derechos que ahora tenemos.

Cada uno de esos derechos, como manifestarnos, votar, estudiar, poder decidir sobre nuestra vida laboral, ser dueñas de nuestros cuerpos y exigir que “solo sí es sí”, divorciarnos, abortar, etc., los tenemos porque otras han luchado antes para conseguirlo.

El 8M es el día para celebrar todos los derechos que ya tenemos, para recordar a las que lucharon para conseguirlos y para recordarnos que tenemos la responsabilidad de seguir luchando para que todas las personas, todos los cuerpos, tengamos los mismos derechos.

Tras el feminismo académico o teórico, el feminismo es, sobre todo, pisar las calles con las compañeras y sentir esa sororidad al encontrarnos juntas.


Tras dos años de no poder encontrarnos en las calles por esta pandemia que nos ha precarizado aún más, necesitamos retomar lo que teníamos antes de este parón y gritar con una sola voz que no vamos a dar ni un paso atrás en la conquista de nuestros derechos.

A la pandemia vírica le tenemos que sumar el virus que algunos quieren inocular en nuestra sociedad. El fascismo, la ultraderecha, viene a decirnos que tenemos que volver a meternos en casa a coser y a parir, que es lo que ellos dicen que empodera a la mujer. Posiblemente empodere más un satisfayer que zurcirle los calcetines al maridito mientras que lo esperamos que venga del trabajo… o del bar.

Por todo ello, es importante vernos todas juntas el 8M. Nos queda mucho por conquistar.

Erradicar las violencias machistas y no seguir teniendo miedo de llegar a casa por las noches. No podemos seguir siendo consideradas cuerpos a conquistar en un bar y tenemos que abandonar el estilo de relación toxica de “serás mía para siempre o no serás de nadie”.

No podemos permitir que una mujer cobre 5.000 euros menos de media al año que un hombre. Esa brecha salarial que nos empobrece más y no nos permite avanzar en nuestro desarrollo profesional. Y ni que decir tiene que a ningún hombre se le pregunta en una entrevista de trabajo si va a ser padre próximamente como sí nos pasa a nosotras.

Todavía nos encargamos de forma absolutamente mayoritaria de los cuidados a menores y mayores. Sin un sistema público de cuidados que nos permita elegir desarrollar nuestra vida profesional y personal seguirá habiendo muchas mujeres que no puedan mostrar su luz por estar siempre al servicio de los cuidados ajenos.

Sigue existiendo violencias institucional y justicia patrialcal que sigue criminalizando a la mujer en casos de acoso o violación. Señores jueces, no, no importa cómo iba vestida el día de la violación de una mujer, el único culpable es el hombre violador.

Nos queda mucho por delante, mucho que luchar y más aún que reivindicar.

En definitiva, Las movilizaciones del 8M son movilizaciones contra el sistema capitalista, patriarcal y racista que nos explota y nos oprime. Pero también es un día de celebración ‘La alegría de estar juntas’… ‘Si no podemos bailar no es nuestra revolución’. ¡A las calles!

María Gadea. Activista feminista

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies