Martes 29 de Noviembre de 2022

Hernia de disco: ¿en qué consiste y cuáles son sus síntomas?

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

La hernia de disco es un tipo de lesión mucho más común de lo que se cree, pero que, si recibe el tratamiento adecuado, es posible remitir, casi por completo, sus síntomas gracias a la recuperación total del paciente. Por supuesto, para ello es fundamental contar con los mejores profesionales en fisioterapia, porque de lo contrario, la única solución o salida a esa situación será la cirugía.

Justamente, para evitar ese escenario de cirugía, es que resulta tan importante la aplicación de un tratamiento adecuado, siempre de la mano de los mejores profesionales y con los equipos más modernos. Es por ello que la Clínica Luis Baños, ubicada en Jaén, se posiciona como una de las mejores opciones del área porque son especialistas en las hernias de disco y cuentan con las últimas tecnologías y los profesionales mejor cualificados para ofrecer a cada uno de sus pacientes una solución a medida de sus circunstancias.

¿Qué es la hernia de disco?

Las hernias de disco es un tipo de lesión que se genera, como su nombre lo indica, cuando por diferentes circunstancias, uno de los discos que conforman la columna vertebral se rompa o rasgue, haciendo que el núcleo pulposo que está en el interior se desplace hacia lo que se conoce como canal medular y comience a comprimir los nervios, lo que puede generar dolor, debilidad y entumecimiento general. 


Este tipo de lesión puede generar diferentes consecuencias, pero algunas de las más conocidas son comenzar a sufrir de la ciática o dolor de espalda en general, entre muchos otros problemas que pueden afectar el bienestar general de la persona. 

Este tipo de lesión suele ser mucho más común en personas con edades comprendidas entre los 30 y 50 años, y esto se debe, principalmente, al deterioro normal que sufre la columna con el paso de la edad. Las lesiones, de diferentes tipos, también pueden ser la causa por la cual se desarrolle este problema; sin embargo, es importante destacar que en algunas ocasiones el paciente y el especialista logran identificar cuál pudo ser el motivo de la lesión, mientras que en otras no es posible, lo que no impide recibir un tratamiento adecuado para la recuperación total. 

A continuación compartimos contigo algunas de las principales causas que pueden contribuir al desarrollo de una hernia de disco:

  • Una o varias lesiones en la columna
  • Tener un sobrepeso considerable
  • Levantar objetos muy pesados
  • Un estilo de vida poco activo o sedentario
  • Estar muchas horas de pie en la misma posición
  • Estar muchas horas sentado en la misma posición
  • Fumar
  • Tener una mala alimentación 
  • Golpes, lesiones y la realización de actividades repetitivas como torcer la parte de la espalda baja

Síntomas y tratamiento para la hernia de disco

Para hacer un diagnóstico, en muchas ocasiones es suficiente con un examen físico, mientras que en otras ocasiones es necesario hacer pruebas de imagen. El diagnóstico, junto al historial clínico del paciente, es fundamental para determinar cuál es el tratamiento de hernia de disco más adecuado y efectivo y contar con los mejores profesionales en ese proceso es la mejor garantía que podemos tener para sanar por completo. 

En este sentido, en la Clínica Luis Baños de fisioterapia y osteopatía, los tratamientos para la hernia de disco son tan efectivos que, en el 95% de los casos tratados, es posible evitar la cirugía porque los pacientes logran una recuperación completa gracias al tratamiento integral proporcionado. 

En lo que se refiere a los síntomas, estos pueden ser muy variados y en diferentes niveles de intensidad. A continuación compartimos algunos de los más destacados:

  • Hormigueo o entumecimiento

Uno de los síntomas más comunes que delatan una hernia de disco es cuando el paciente siente un entumecimiento, hormigueo o sensación de quemazón. Esto se debe, principalmente, porque el núcleo pulposo, al salir del disco, presiona las terminaciones nerviosas. 

  • Dolor en piernas o brazos

Es muy común que el paciente sienta dolor en donde está la hernia, pero también es común que dicho dolor se irradia hacia otras partes del cuerpo, como es el caso de los brazos o de las piernas. La irritación de las raíces nerviosas es una de las principales razones por las que esto puede ocurrir. De allí que, cuando el dolor afecte la parte baja de la espalda, el mismo se irradie hasta las piernas y contribuya a la aparición de la ciática. Si, por el contrario, el disco lesionado está hacia la parte superior, el dolor se irradiará hacia los brazos.

  • Debilidad

Otro de los síntomas más comunes que indican la presencia de una hernia discal es cuando se genera debilidad muscular. Esa debilidad muscular se puede sentir en los brazos o en las piernas con mayor o menor intensidad en función de la ubicación de la hernia discal. 

Si bien no hay una fórmula que evite este tipo de lesiones, sí es posible reducir las probabilidades de padecerlas adoptando un estilo de vida saludable, en lo que se incluya, tanto cambios positivos en la alimentación como también en la actividad física.

Hacer ejercicio es sumamente importante para fortalecer los músculos y reducir, así, las probabilidades de sufrir cualquier lesión. Además, después de que se ha producido, también es importante para reducir el dolor o molestias generales, aunque siempre bajo supervisión profesional. 

También es recomendable dejar de fumar, lo que también se traduce en muchos otros beneficios para la salud general, adoptar una buena postura y mantener un peso saludable. Por otro lado, es recomendable evitar cargar mucho peso y, en general, adoptar posturas que puedan generar molestias y dolores en la espalda. 

La hernia de disco es una lesión importante y mucho más común de lo pensado. Es por ello que resulta tan importante contar con los mejores profesionales del área como la Clínica Luis Baños para tratar, de manera efectiva, ese tipo de lesión y así reducir de forma considerable, las probabilidades de tener que pasar por quirófano. Reducir el dolor y lograr una recuperación completa es posible en el 95% de los casos, pero para ello se requiere del compromiso del paciente y de los mejores profesionales. 

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies