Domingo 05 de Febrero de 2023

Localizan en Lepe a un conductor que triplicaba la tasa de alcohol

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales
De nuevo, la colaboración ciudadana de Lepe ha hecho posible la localización de un conductor en estado ebrio al que, una vez realizada la pertinente prueba, arroja un resultado de 0,74 mg/l del alcohol en aire espirado, casi el triple de lo permitido legalmente que es de 0,25 mg/litro.
Desde la Policía Local de Lepe han informado de que por tal motivo se han redactado diligencias judiciales y tendrá que responder ante la Justicia como presunto autor de un “delito de conducción de vehículo a motor bajo la influencia de bebidas”, tipificado en el vigente código penal bajo el art. 379.2. “Con las mismas penas será castigado el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas».
En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.”

¿De qué depende la tasa de alcohol?

La tasa de alcoholemia que se alcanza tras un consumo de este producto puede variar mucho. Por ello, aunque se crea conocer los límites, es realmente fácil que el alcohol acabe por jugar una mala sorpresa. Lo mejor es siempre no beber si vas a conducir, recomiendan desde la DGT:

Tras su ingesta, se absorbe en el aparato digestivo, aproximadamente un 20-25% en el estómago y la mayor parte en el intestino delgado, desde donde pasa a la sangre alcanzando la mayor concentración después de 30 – 90 minutos. La velocidad de absorción se puede modificar por:

  • Los alimentos: la presencia de elementos en el estómago retrasa la absorción.
  • El tipo de bebida: tanto las bebidas destiladas como las mezclas con bebidas gaseosas se  absorben antes.
  • El tiempo transcurrido: al principio de la ingesta se absorbe más rápido.
  • El grado de habituación o tolerancia. Los bebedores crónicos importantes absorben más rápidamente el alcohol que los abstemios

 

Tras la absorción, la sangre, distribuye el tóxico  por todo el organismo. A la cantidad  presente en la sangre se la denomina alcoholemia, a mayor nivel de alcohol en sangre, mayores son los efectos sobre la conducción.


Tras la absorción, la mayor parte del tóxico (90-98%) se metaboliza en  el hígado a una velocidad constante y otra parte se elimina sin metabolizar a través de la orina, el sudor y el aire espirado.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies