Viernes 03 de Febrero de 2023

Los trámites de vehículos más comunes y cómo llevarlos a cabo

0
Comparte esta noticia en tus redes sociales

(Firma: Juan Antonio Fonseca Serrano)  ¿Vas a comprar un coche nuevo o de segunda mano? ¿Vas a deshacerte definitivamente de tu viejo automóvil? Si tienes que hacer cualquiera de estas cosas, tienes que contactar con la DGT y seguir una serie de procedimientos y trámites tan comunes como confusos para quienes tratan con ellos por primera vez.

Queremos ayudarte. Por eso, si sigues leyendo vas a descubrir cómo llevar a cabo los trámites de vehículos más comunes. Todos esos que sirven para empezar a circular, o para retirar de la circulación, toda clase de automóviles.

Cómo se llevan a cabo los trámites de vehículos más comunes

Hay varios trámites a los que la mayoría de la población se enfrenta cuando trata con vehículos. Quien va a comprar uno, aunque ya hay facilidades para ello, debe matricularlo antes siquiera de poder usarlo. También podemos hablar de quienes compran coches de segunda mano, o quienes simplemente quieren retirar su viejo automóvil para que descanse por fin.


Todo esto requiere llevar a cabo ciertos procesos específicos en los que interviene la Dirección General de Tráfico, y aquí te vamos a explicar cómo hacerlos todos:

Transferencia

La transferencia de vehículos es algo que se lleva a cabo siempre que se vende o se compra un vehículo de segunda mano. El comprador debe realizar el cambio de titularidad en un plazo máximo de 30 días tras la firma del contrato de compraventa y el vendedor debe llevar a cabo la notificación de venta en cuanto se firme, para evitar posibles problemas.

En las transferencias, la parte compradora necesita estar en situación de alta administrativa, haber abonado el Impuesto de Circulación y las posibles sanciones impuestas durante el año anterior y estar libre de embargos o limitaciones de disposición. Para cambiar la titularidad, solo tiene que acudir a la sede digital de la DGT y acceder a la presentación general de cambio de titularidad. Es así de sencillo.

La parte vendedora, en cambio, tiene que realizar la notificación de venta, que además tiene los mismos requisitos que el cambio de titularidad. En ambos casos, solicitar el informe reducido del vehículo basta para comprobar si se cumplen dichos requisitos. ¿Y para procesar la notificación? Basta con entrar en la app web de la DGT y entrar en el sistema de presentación de escritos y comunicaciones.

Dicho esto, ambas partes deben abonar las tasas correspondientes, presentar su certificado digital, DNI-e o credenciales de Cl@ve, rellenar los campos correspondientes en la solicitud y ya está. Si lo hacen de forma presencial en oficinas de la DGT, basta con el impreso, identificación personal, documentos que acrediten la transmisión y justificante de pago.

Baja

Otro proceso muy común en este campo es el de la baja de vehículos. Esta puede ser de dos tipos: definitiva o temporal.

La baja definitiva de un vehículo se lleva a cabo cuando llega al fin de su vida útil y se planea retirarlo de la circulación para siempre. El trámite es completamente gratuito, y lo que se debe hacer es llevarlo a un desguace o a un centro autorizado para dehacerte de él, ya que ellos se encargarán de todo lo demás, pero nunca dejarlo abandonado en la vía pública, porque puedes recibir una sanción económica.

Si se trata de una baja temporal, porque el vehículo va a pasar mucho tiempo parado (máximo de un año), hay que abonar la tasa 4.1, de algo menos de 9 €, y notificarla a través de la app web de la DGT o acudiendo a una Oficina de Tráfico pidiendo cita previa. Huelga decir que es necesario presentar documentación que confirme tu identidad y que, en caso de tramitarlo todo de manera presencial, tendrás que aportar el impreso de solicitud relleno y un justificante de pago.

Matriculación

Matricular un vehículo es obligatorio para que este pueda circular por la vía pública. Para ello, antes siquiera de colocar las placas que van delante y detrás, es obligatorio llevar a cabo el trámite de matriculación, donde se asigna el número con el que identificar al automóvil en los sistemas de la DGT.

Para poder matricular un nuevo vehículo, hay que rellenar el impreso oficial, contar con la tarjeta de ITV, tener el justificante del pago de tasas y de los demás impuestos necesarios para el trámite.

Generalmente, es algo que se hace de manera presencial en oficinas de Tráfico bajo cita previa, llevando la documentación original y en vigor. No obstante, también se puede hacer a través de internet, en el Registro Electrónico. Para ello, hace falta tener un certificado digital, DNI-e o identificarse usando el sistema Cl@ve, como también firmar la presentación del escrito.

Si se sigue esta última opción, la más cómoda, hay que comprar el justificante correspondiente y descargarlo, rellenar los datos solicitados en el Registro Electrónico, seleccionar tu oficina de tráfico más cercana, indicar que el asunto es la matriculación y añadir el documento de solicitud oficial, junto con otros relacionados con el pago de tasas y tu identificación. Con eso, el proceso habrá terminado.

Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies