18 junio 2024
Registrarse / Unirse

Vive la magia de Oslo: Un destino vibrante que combina tradición y vanguardia

Los viajes a Noruega son experiencias llenas de magia, sea cual sea tu destino dentro de este bello país nórdico. Sus entornos naturales te ofrecen la posibilidad de admirar sus glaciares y montañas, los legendarios fiordos noruegos y las espectaculares auroras boreales, que se pueden contemplar especialmente durante las noches invernales del norte del país. Sus entornos urbanos son igualmente atractivos, una perfecta combinación de tradición y vanguardia que reflejan el estilo de vida de uno de los países más avanzados del mundo.

Oslo es la capital y la principal ciudad de Noruega. Viajar a Oslo no solo te permitirá recorrer el centro cultural, económico y político del país, con una vibrante animación diurna y nocturna, también es un viaje a la rica historia y a las tradiciones de Noruega, no en vano la fundación de la ciudad se remonta al siglo XI, siendo la capital del país escandinavo desde el año 1314.

Oslo es, sin duda, la ciudad más importante qué ver en Noruega. Situada en el extremo sur del país, su clima es mucho más templado que el de la Noruega interior y septentrional. Su ubicación es idílica, en la cabecera del fiordo de Oslo y rodeada de frondosos bosques y románticas colinas.

Sus monumentos, sus edificios históricos, sus museos, sus impresionantes parques y espacios al aire libre, sus excelentes restaurantes y su animada vida nocturna hacen que Oslo sea un destino ineludible a la hora de viajar a Noruega. A continuación, te presentamos una sucinta guía turística que te servirá para aprovechar al máximo tu estancia en la capital noruega.

Lugares emblemáticos de Oslo

Viajar a Oslo pone a tu alcance algunos de los edificios más emblemáticos de Noruega. Aunque es difícil hacer una lista por la cantidad y calidad de lugares de interés que puedes visitar en la ciudad, vamos a indicar los más conocidos.

Palacio Real de Oslo

El Slottet o Palacio Real de Oslo es la residencia oficial de la Familia Real de Noruega. Construido en el siglo XIX, destaca por su exquisito estilo neoclásico y por la espectacularidad de sus jardines.

El único inconveniente es que el interior del Palacio Real solo se puede visitar entre los meses de junio y agosto, mientras que los jardines están abiertos al público entre los meses de mayo y octubre. Así que ya sabes, si quieres admirar este impresionante edificio, debes viajar a Oslo en estas fechas.

Catedral del Salvador de Oslo

La Domkirke o Catedral del Salvador está situada en el centro de Oslo, cerca del Palacio Real y de otros lugares de interés como la Karl Johans Gate, la principal calle comercial de la ciudad.

Construida en el siglo XVII con un estilo barroco, destaca por su planta de cruz latina, su torre cuadrada con una cúpula axial, su retablo barroco y sus vitrales franceses.

Ópera de Oslo

Este bello y vanguardista edificio fue inaugurado en el año 2008. Obra del estudio de arquitectura Snøhetta destaca por su estilo contemporáneo tiene como elemento más llamativo su techo de mármol blanco inclinado, con accesos para el público. Desde aquí puedes disfrutar de unas espectaculares panorámicas del fiordo de Oslo.

Su interior dispone de tres salas para espectáculos en las que se desarrollan a lo largo del año numerosos eventos culturales, conciertos, ballets y, por supuesto, producciones operísticas.

La Ópera de Oslo ofrece visitas guiadas por el edificio, la posibilidad de asistir a ensayos generales y diversos conciertos y eventos gratuitos al aire libre durante los meses de verano.

Fortaleza de Akershus

Situada sobre un pequeño promontorio junto al fiordo, se trata de una imponente fortaleza de origen medieval que fue construida en tiempos del rey Haakon V, en el siglo XIII, y que ha tenido distintas funciones en sus más de 700 años de historia, desde residencia real hasta prisión.

La fortaleza combina de forma equilibrada distintos estilos arquitectónicos, con elementos medievales y renacentistas. El complejo arquitectónico alberga el Museo de la Resistencia Noruega, donde puedes conocer la historia de la lucha de los noruegos frente a la ocupación de los ejércitos hitlerianos durante la Segunda Guerra Mundial.

Ayuntamiento de Oslo

Uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad cuya construcción tuvo lugar entre las décadas de los 30 y de los 50 del siglo XX. Diseñado por los arquitectos Magnus Pulsson y Arnstein Arneberg con un estilo funcionalista, destaca por su gran torre principal en el exterior y por el gran Salón de los Premios Nobel en su interior, donde se realiza cada año la entrega del Premio Nobel de la Paz.

Teatro Nacional

Uno de los principales teatros de Noruega, fue diseñado por el arquitecto Henrik Bull y abierto al público desde el año 1899. Su arquitectura combina elementos neoclásicos y renacentistas. A lo largo del año presenta numerosas producciones teatrales, tanto clásicas como contemporáneas, además de conciertos, ballets y otros eventos culturales.

Museos de Oslo

Oslo no solo tiene una amplia oferta teatral y musical, sus museos constituyen uno de los principales atractivos culturales de la capital noruega. Estos son algunos de los más destacados:

  • Museo Munch (Munchmuseet): sus galerías albergan la mayor colección del mundo del destacado pintor noruego Edvard Munch, incluyendo su obra más icónica: El Grito.
  • Museo Nacional de Arte, Arquitectura y Diseño (Nasjonalmuseet): el museo de arte más importante del país, con obras de artistas internacionales como Picasso y Monet, y de conocidos artistas noruegos, como Astrup y Sohlberg.
  • Museo del Fram (Frammuseet): su principal atracción es el navío polar Fram, que fue construido en 1892. El complejo museístico es un homenaje a las exploraciones polares noruegas, con especial atención a las vidas de los tres grandes exploradores del país: Amundsen, Sverdrup y Nansen.
  • Museo del Pueblo Noruego (Norsk Folkemuseum): situado en el barrio de Bygdøy, es un museo al aire libre que muestra la cultura del pueblo noruego a lo largo de su historia. Sus más de 150 edificios recrean un pueblo noruego tradicional, con sus casas, granjas, talleres, tiendas e iglesias.

Espacios al aire libre en Oslo

Oslo te ofrece un gran número de parques y espacios abiertos en los que poder relajarte, hacer un pícnic o practicar deporte. Son muchos entre los que puedes elegir:

  • Parque Vigeland (Vigelandsparken): uno de los lugares imprescindibles al viajar a Oslo. Recibe su nombre por albergar más de 200 esculturas del artista noruego Gustav Vigeland. Además, el parque dispone de cómodas zonas verdes para descansar y extensos senderos para pasear o practicar el running.
  • Parque Ekeberg (Ekebergparken): otro parque que combina naturaleza y esculturas de distintos artistas, tanto noruegos como internacionales. Un maravilloso lugar para relajarse y contemplar fantásticas panorámicas del fiordo de Oslo y de la capital.
  • Isla de Hovedøya: situada en el fiordo, es uno de los lugares más populares de la ciudad para hacer un pícnic con la familia o los amigos e, incluso, para nadar en las aguas del fiordo. Además, puedes visitar las ruinas de un antiguo monasterio cisterciense medieval.

Gastronomía y vida nocturna en Oslo 

Oslo es uno de los destinos más animados que puedes encontrar en los viajes a Noruega. La ciudad cuenta con unos magníficos restaurantes en los que puedes disfrutar tanto de la gastronomía del país como de la internacional. De igual modo, la noche oslense te ofrece unos ambientes animados en los que la fiesta se prolonga hasta el amanecer.

Algunas zonas muy recomendables para los amantes de la buena mesa son Aker Brygge, donde muchos restaurantes gozan de unas románticas vistas al fiordo, el bohemio barrio de Grünerløkka, con restaurantes representativos de cocinas de todo el mundo y unas pastelerías y cafeterías ideales para los paladares más golosos, o la calle Torggata, en el centro de la capital, con unas opciones gastronómicas que van desde los puestos de comida callejera hasta los restaurantes más chic.

La calle Toggata es también muy conocida por su vibrante vida nocturna, con unos bares de cócteles siempre concurridos. Otras zonas de Oslo muy recomendables para los amantes de la noche son la ya mencionada Karl Johan Gate, el multicultural barrio de Grønland, los exclusivos barrios residenciales de Frogner y Majorstuen, y el costero barrio de Tjuvholmen, donde es una delicia tomarse unas cervezas durante las noches del verano mientras se admira la belleza nocturna del fiordo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD
Junta de Andalucía impuestos
Giahsa
Gestoría Morga
Recrediario
Faisem

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir al contenido