13 febrero 2024
Registrarse / Unirse

VENTANA DEL AIRE.
El extraño y feliz caso de Elvira Sastre.
[Juan Andivia]

andiviaGSe está viviendo un fenómeno curioso con Elvira Sastre y la poesía, que tanto monta.
Resulta que la joven, que es de Segovia, ha implantado en los corazones adolescentes dos semillas redivivas: El verso claro, sin retórica vana, directo y sencillo y el amor o, mejor dicho, la conciencia del amor.
Tiene más de once mil doscientos seguidores en twiter, el día que escribo esto que, de la misma manera compulsiva que ella publica sus tuits, retwitean todo lo que escribe. Y va haciendo bolos por el territorio nacional, con su Adriana Moragues; y llenando salas, no siempre tan alternativas.
Esta semana ha estado en Granada, en el Festival Internacional de Poesía, participando en una lectura con poetas de distintas nacionalidades, en el hotel de los Patos y firmando ejemplares en la Feria del Libro. Después ha llenado La Tertulia, lugar con gran historia, donde ha reunido a más de setenta personas, con una edad media de veinticinco años. Y me cuentan que la gente escuchó las cálidas canciones de la Moragues y la palabra de Elvira, sin artificio, leída, sin otra pretensión que la de comunicarse con sus más fieles receptores; y que hubo momentos de emoción y belleza.
Durante unos días había leído su poemario: Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo, prologado levemente por Benjamín Prado y publicado por la editorial Lapsus Calami, que entiende de estas apariciones; y el libro es más extenso y reiterativo que ella misma, que destila concentración y pasiones.
El gran acierto de la poesía de Elvira Sastre, bendito acierto, es haber conectado con los jóvenes quienes, por lo que después he leído, se han soltado también sus melenas, especialmente ellas y han dado rienda suelta a sus tribulaciones amorosas y a sus desengaños, describiéndolos en un papel.
Pero hay un acierto más y es que la gente ha empezado a mostrar sus sentimientos, es decir, su humanidad, en poemas, vídeos, trinos y canciones. Y ha usado todos los canales que la tecnología actual le permite: blogs, youtube, instagram, trumble, google+, twiter y facebook; y alguno más que habrá por ahí.
Este “Hay vida sin televisión y sin teléfono” (aunque luego se use para conectarse y estar conectado) es también “mérito de las musas” (los seguidores de Elvira saben de qué hablo) y se han multiplicado las ediciones del libro citado, las de otros como El sexo de la risa, de Irene X, publicado por Origami y también, esta misma semana, Elvira acaba de ha publicar Baluarte, en Valparaíso editorial, su segundo libro. Va muy rápido; dice que “es idéntico en esencia, pero distinto en contenido”. No sé qué quiere decir con contenido pero, sin la devoción cuasi mística, adictiva y erótica de sus muchas seguidoras y seguidores, lo leeré con gusto y, con una opinión más formada, elaboraré un trabajo más serio.
A la espera están una decena de poetas menores de treinta años que, con folios en las manos (¡qué tiempos!), recitan sus versos en bares y librerías y asisten a programas de radio y de televisión y a centros educativos y a cafés, dando este valor nuevo e imprescindible a la palabra que hoy, afortunadamente, se difunde sin límite y codiciosamente.
El fenómeno Elvira continuará, porque cuando el viento sopla a favor y la nave es poderosa, lo normal es que se surquen muchos mares y se visiten muchos corazones, quiero decir puertos (¿o es lo mismo?). Y es que «Contra el optimismo no hay vacunas», que decía Mario Benedetti. Ni contra la verdadera juventud, ni contra la poesía, añado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD

Diputación de Huelva

Aqualia


Unia

Sindicato Csif


Fundación Atlantic copper

Puerto de huelva

Aguas de Huelva

Cepsa

Ayuntamiento de Palos

Gestoría Morga

Artesiete cine

Recrediario

Faisem

Noticias Relacionadas

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir al contenido