12 abril 2024
Registrarse / Unirse

El voleibol andaluz rinde homenaje a la onubense Pilar García

El Campeonato de Andalucía de selecciones provinciales que lleva su nombre se celebrará en Cartaya del 1 al 3 de marzo

“Como una madre para todos”, “su simpatía y cercanía nos hacía sentir como en casa”, “cariñosa, servicial y entrañable” o “se preocupaba por todos” son algunos testimonios de personas del mundo de voleibol que conocieron a Pilar García Morales. La Federación Andaluza de Voleibol decidió ponerle su nombre al Campeonato de Andalucía Infantil de selecciones provinciales, y es que el voleibol fue un deporte que marcó la vida de Pilar, fallecida el 27 de diciembre de 2022 a los 69 años de edad. Este año el torneo llega a su tierra para rendirle ese merecido homenaje ya que se celebra en la provincia de Huelva, en concreto, en el municipio de Cartaya.

Pilar no fue solo la mujer del vicepresidente de la Federación Andaluza de Voleibol y delegado provincial, Magín Fernández, sino que participó de forma activa en todo lo que estaba en su mano para ayudar a la promoción de este deporte y sus deportistas. Pilar García Morales era muy querida dentro del mundo del voleibol en toda la provincia onubense, de norte a sur y de este a oeste. Prueba de ello, los testimonios de personas vinculadas al voleibol, como Pilar Carro, presidenta del Club Voleibol DJA’75 de Ayamonte desde hace más de 20 años. ‘Pilu’, como la conocen en Ayamonte, asegura que “hablar de voleibol en la provincia de Huelva es hablar de Magín, pero no podías imaginar a Magín sin Pilar”.

Carro se refiere a Pilar como una mujer “cariñosa, única, siempre sonriente y feliz, y, sobre todo, era la amiga de todos los jugadores, la confidente, la madre que te alentaba a cada minuto y que te cuidaba, siempre pendiente de si comías, bebías o te abrigabas tras el entrenamiento o el partido. A todos los jugadores de la provincia los conocía por su nombre, de todos ellos sabía sus inquietudes y necesidades, porque se preocupaba por todos. Mirar una grada, un banquillo, y no verla en la actualidad se hace difícil y añorado”. Pilu va más allá y concluye que “en nuestra ciudad, Ayamonte, Pilar tenía siempre una silla preparada esperándola; sus niños, María, Marta y Magín, encontraban aquí a sus amigos ayamontinos. Aquí, con un cariño absolutamente recíproco, Pilar nos dejó una gran huella”.

Desde la Costa hasta la Sierra, Pilar era muy querida. El entrenador del club Zulema de Aracena y coordinador del Servicio de Deportes del municipio serrano, José Rafael Rodríguez ‘Piti’ relata que “recuerdo a Pilar en los pabellones, siempre saludando a todo el mundo, riendo, bromeando y preguntando, y es que es verdad que al lado de un gran hombre, siempre hay una gran mujer.

Ayuntamiento de Punta Umbría feria de la Gamba

Pilar aportó mucho al voleibol de Huelva como esposa, madre de deportistas y servicial en todo lo que era el día a día de nuestro deporte” y añade que “ todos lo que la conocimos y disfrutamos de ella la echamos de menos”. ‘Piti’ ha sido seleccionador provincial consiguiendo tres campeonatos de Andalucía y una plata para la selección de Huelva y ha sido seleccionador andaluz, alcanzando siete títulos de campeón de España, una plata y un bronce y asegura que “en la mayoría de todos estos campeonatos Pilar participaba de una forma u otra, dando cariño y ánimo a los jugadores y a las familias”.

Otros testimonios sobre Pilar pasan por San Bartolomé de la Torre. Allí dirige el voleibol desde hace décadas José María Matilde, presidente y entrenador del CV San Bartolomé y también seleccionador provincial y andaluz que recuerda que “he tenido la suerte de compartir con ella y su familia magníficos momentos en los que hemos compartido alegrías y tristezas en campeonatos de Andalucía tanto con mi club como con las selecciones onubenses”.

Añade que “Pilar siempre mostraba un cariño especial por nuestra dedicación a este deporte, preocupándose además por los compañeros y jugadores a los que Magín le gustaba gastar alguna broma y con las que ella sufría enormemente. Charlaba con los entrenadores, jugadores y árbitros y mostraba mucho cariño hacia el grupo de padres y madres de mi club, que ellos le devolvían reservándole siempre su platito de paella y algún dulce típico del pueblo, alguno de los cuales tenía que comer a escondidas de sus hijas, para que no le regañaran; era una mujer entrañable”.

Y en Huelva capital, su ciudad natal, despertaba también los halagos de los clubes que han formado parte de nuestra historia. En la actualidad solo sobrevive el CD Estuaria, con casi 25 años de vida, cuyos entrenadores no olvidan la pasión de Pilar por el voleibol. Maite Flores, que además de entrenadora del club capitalino ha sido seleccionadora provincial y andaluza, recuerda que “cuando coincidí en el equipo jugando con su hija María, recuerdo que era una mujer que nos acompañaba a todos los partidos y campeonatos que jugábamos, y junto con algunos padres que iban, incluidos los míos, los llamábamos ‘los pantojos’, porque les daba igual donde jugásemos que allí estaban ellos para darnos ánimos y pudiéramos sentir la familia cerca”.

Maite continúa haciendo memoria de Pilar: “la veía en los diferentes campeonatos organizados aquí en Huelva y siempre tenía buen humor, con las bromas, animando y recordando momentos del vóley vividos, que no han sido pocos. Su amor por el voleibol y por su familia ha estado siempre presente en su vida, incluso cuando no estaba en su mejor momento, se recomponía y allí estaba en las gradas disfrutando y viendo jugar a su sobrina nieta Paula”. Y concluye, “la verdad es que se la echa de menos”.

Por su parte, Roland Lozano, que además de entrenador y directivo del CD Estuaria ha jugado en los grandes equipos referentes de Huelva en la época dorada del vóley onubense, señala que “todo lo que fuese voleibol, ya fuesen partidos, campeonatos o viajes casi siempre allí estaba Pilar”.

Roland recuerda que “en los primeros años que viajaba con el Club Voley Huelva en autobús veía desde mi asiento como los jugadores se acercaban a Pilar, tanto jóvenes como veteranos y yo no sabía muy bien por qué… hasta que lo descubrí un día que me acerqué a ella junto a Diego Lobato. Pilar era como el salvavidas de todos los que íbamos en la expedición, solucionaba eso que las madres que se quedaban en casa no podían, una aspirina, agua, clínex, un bocadillo o simplemente la tranquilidad de que ahí estaba Pilar para lo que pudiera pasar”. Lozano señala que “creo que heredé ese don de Pilar en las expediciones de nuestro actual club, el CD Estuaria, y eso es muy gratificante”.

Cartaya acoge el Campeonato Andaluz

Un total de 16 combinados provinciales de Andalucía de categoría infantil se dan cita los días 1, 2 y 3 de marzo en Cartaya para disputar el Campeonato de Andalucía de Selecciones de Voleibol II Torneo Pilar García.

El pabellón municipal cartayero Juan Miguel Polo Plana acogerá un torneo en el que las selecciones onubenses femenina y masculina están dispuestas a subirse al podio. Rocío Méndez, del CV Lucena del Puerto, y Marcos Ortiz, del CV San Juan del Puerto, dirigen el combinado masculino y Ana Rocío Luna, del CV Doñana de Almonte y Celia González, del DJA 75 de Ayamonte, comandan la selección femenina.

Ambos conjuntos han quedado encuadrados en el Grupo B, el masculino junto a las selecciones de Almería, Cádiz y Granada, y el femenino, con Sevilla, Córdoba y Cádiz.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUBLICIDAD

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir al contenido