Opinión: ¿La generación perdida?

0

(Firma: Daniel Fernández)  “Chavales que me estáis viendo, no tenéis futuro alguno, salvo que cambiéis, no que os cambien los demás, que luchéis para que os lo cambien”. Y que razón tenía Julio Anguita. Actualmente España es el país de la Unión Europea con la tasa de paro juvenil más alta. En esta pandemia, se han destruido uno de cada dos puestos de trabajo ocupados por jóvenes.

Pero estos datos no son nuevos ni nos sorprenden: desde la crisis del 2008 hemos presenciado como los contratos temporales eran más cortos y más de la mitad de estos contratos que se les ofrecía a la juventud eran a tiempo parcial. Todo esto, con la complicidad de un PSOE y su reforma laboral del 2010 o del PP con la legitimación de la reforma en el 2012 y bajo el “Plan de Garantía Juvenil”, que no es más que un plan para precarizar la mano de obra joven y abaratar la contratación a través de ayudas y subvenciones a la patronal. Además, nunca ha funcionado y los datos así lo demuestran, ya que apenas hay jóvenes inscritos y solo un tercio consigue un empleo a través de este “Plan de Garantía Juvenil”.

A estos datos de empleo les acompaña otro dato demoledor: solo uno de cada cinco jóvenes se emancipan, y quienes lo hacen (al menos en su mayoría) se van a pisos compartidos con personas desconocidas, puesto que con un salario medio derivado de estos contratos parciales y de formación hay que dedicar el 90% solo a pagar el alquiler.

Nos llaman “La Generación Pérdida” pero realmente somos “La Generación Robada”, somos la primera generación de esta democracia que vivirá peor que sus padres. Somos la generación a la que le han obligado a no poder tener un proyecto de vida ni planes de futuro. Dos crisis en apenas una década, y cuando todavía no habíamos logrado salir y recuperarnos, de repente llama a la puerta una pandemia mundial y deja en una situación de riesgo a la mayoría de la juventud que sobrevive con empleos en sectores estacionales como el turismo, ese al que estos días todos los ojos miran debido a las palabras de nuestro ministro de consumo. ¿Qué había de falso en esas palabras? ¿Se han preguntado qué pasa con quienes iban a entrar a trabajar en apenas una o dos semanas y ahora se encuentran sin nada y sin saber si van a poder trabajar en lo que resta de temporada? Quizás es cierto que deberíamos replantearnos el modelo productivo y dejar de ser “el país del sol”. El turismo es un sector muy importante para la economía de una nación, pero no puede ser el eje principal del cual dependa un estado para generar empleo.

¿Hasta cuándo vamos a estar así? Estamos sobreviviendo gracias a nuestras familias. Sabemos que cuando vienen los recortes del “Estado del bienestar”, las mujeres asumen más tareas de cuidados y la precarización vuelve a tener el rostro de los y las más débiles. ¿Qué harán las generaciones venideras? ¿Cómo van a sobrevivir? Esta crisis tiene que ser un punto de inflexión para la juventud de los barrios, no podemos dejar que nos hablen de “nueva normalidad”. No queremos nada que lleve la palabra normal porque ya conocemos el significado de normal y no podemos conformarnos con eso. La normalidad era un sistema que prioriza los beneficios de los poderosos frente a la vida.


Somos una generación que está obligada a cambiarlo todo y de nada sirve transformar un sistema injusto, hay que eliminarlo y empezar desde cero. Tenemos que dar un paso al frente, tenemos que ser quienes llevemos la bandera del cambio, tenemos que organizarnos en las universidades, en nuestros centros de trabajo, por más que se haga difícil luchar en un sitio en el que no sabes si dentro de un mes te van a renovar. Tenemos que hacer lucha colectiva para reclamar lo que nos pertenece, ahora más que nunca tenemos que pensar en el colectivo, porque si el barrio no hace política harán política por el barrio, y eso ya sabemos como acaba.

JUVENTUDES DE LOS BARRIOS, UNÍOS.

(Daniel Fernández, miembro del Área de Juventud de Izquierda Unida en Huelva).

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies