ICAR denuncia “la deriva totalitaria del gobierno cartayero”

0

“La sociedad cartayera viene experimentando desde el pasado mes de julio una degradación de las estructuras democráticas del municipio. La llegada al gobierno de la localidad del tripartito formado por PSOE (7 concejales), IU Adelante Cartaya (1 concejal) y Ciudadanos (1 concejal), ha supuesto la práctica de una forma de hacer política que no se veía en Cartaya desde hace casi dos décadas”, según se asegura desde ICAR, formación que encabeza el exalcalde Juan M. Polo.

Se explica la formación independiente, “que aquella moción de censura se fraguara durante la primera ola de la pandemia, ya dejaba entrever cuáles eran las prioridades de los firmantes. Cartaya era en aquel momento uno de los municipios menos afectados por el COVID, sin embargo la gestión que se hacía desde el gobierno municipal fue uno de los argumentos que se esgrimieron en su día para justificar una moción de censura. Hoy en cambio, Cartaya es uno de los municipios que lidera el número de contagios diarios de la provincia, pero no parece preocuparle al gobierno municipal a tenor de las prácticamente nulas medidas adoptadas.

Precisamente esa diferente vara de medir que usan a diario en el gobierno municipal cartayero con respecto a lo que exigían desde la oposición, es lo que está generando situaciones realmente lamentables que degradan la calidad democrática de las instituciones municipales.

El tripartito que lideran la senadora socialista Pepa Bayo y el portavoz de Izquierda Unida en la Diputación de Huelva, David F. Calderón, han completado esta semana un auténtico póker de medidas autoritarias, antidemocráticas y en algún caso manifiestamente ilegales.

Independientes por Cartaya ha venido soportando que no se les responda las preguntas realizadas en los plenos, cuyo procedimiento estableció la propia alcaldesa a viva voz en el primer pleno de su mandato. Sólo cuando la oposición meses después le ha afeado la ausencia de respuestas, es cuando han respondido de forma completamente genérica y sin aportar ni un solo dato de los solicitados en las preguntas.


Otra práctica totalitaria que se viene realizando en el Ayuntamiento es la amplia difusión en Whatsapp, Facebook e Instagram de toda clase de ofertas de trabajo, procedimientos de selección, concursos-oposición, etc…, de todos los lugares excepto de Cartaya. Las plazas de conductor y personal de limpieza las publicaron únicamente en un tablón de anuncios digital escondido en la sede electrónica que nadie lee, entre nochebuena y nochevieja y sin difundirlo en ninguna red social tal y como se hace con todas las demás oportunidades de empleo. Así se ha pasado de gestionar más de 100 candidatos/as por oferta cuando gobernaban los Independientes a gestionar menos de una decena. Presumiblemente los que fueron avisados.

La tercera práctica tiene que ver con la contratación bajo cuerda de miembros del PSOE de Cartaya por parte del Ayuntamiento usando terceras empresas. Como presuntamente ha ocurrido en el caso del responsable de comunicación de los socialistas cartayeros, una empresa lo contrata, el Ayuntamiento contrata a la empresa y al día siguiente ya tenemos al responsable de comunicación del PSOE trabajando en las instalaciones municipales sin tener una nómina municipal.

En cuarto lugar, Pepa Bayo, David F. Calderón e Israel Medina parecen tener alergia a la democracia, a que los grupos de la oposición se expresen con libertad en los plenos municipales. Nunca en la historia de Cartaya se han limitado los tiempos en las intervenciones de los miembros de la corporación, ni de los del Equipo de Gobierno, ni de los de la oposición. Excepto ahora. Los tres líderes han acordado por decreto la limitación del tiempo de intervención, sin seguir el procedimiento establecido para ello, sin consenso y por supuesto sin la más mínima garantía legal para hacerlo.

El póker de medidas antidemocráticas lo completa la rotura de otro consenso con más de 20 años de tradición: invitar a todas las fuerzas políticas de la localidad a los actos del Patrón San Sebastián y la Patrona, la Virgen del Rosario. Es la primera vez en más de 20 años que el gobierno municipal no invita a todos los grupos a los actos de celebración de la festividad del Patrón.

Todos los anteriores son sólo ejemplos de cómo gobierna el nuevo equipo que forman en Cartaya socialistas, morados y naranjas. Una deriva autoritaria que lejos de crear consensos en favor del interés general, lo único que provocan es más división, más crispación y aún más polarización en la sociedad.

Los independientes no podemos mirar para otro lado y si bien algunas de las medidas descritas son meros estilos de gobernar, otras son claramente constitutivas de delito. Por todo ello hemos solicitado informes de legalidad a la Secretaria y el Interventor Municipal, hemos remitido escritos al Defensor del Pueblo, hemos registrado peticiones en el Consejo de Transparencia de Andalucía y estamos ultimando un escrito dirigido a la Fiscalía.

Cartaya no puede volver a convertirse en la república bananera que fue durante más de 20 años bajo el yugo totalitario del PSOE. Los independientes estaremos vigilantes y no permitiremos que vuelvan a destruir lo que tanto esfuerzo nos costó recuperar para todas y todos los cartayeros, rompieros y portileños”, concluye el comunicado de ICAR.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies